Logo El Confidencial
ESCAPADAS

Aguas de Ibiza, el espectacular hotel de las Pitiusas en el que querrás volver a encerrarte

Situado en Santa Eulalia del Río, este hotel ofrece todas las ventajas para poder pasar varios días sin salir de sus instalaciones. Del restaurante de Omar Malpartida al spa de Clarins

Foto: Las habitaciones de Aguas de Ibiza son dignas de un selfie Kardashian. (Cortesía)
Las habitaciones de Aguas de Ibiza son dignas de un selfie Kardashian. (Cortesía)

Dicen que lo que pasa en Ibiza se queda en Ibiza, pero esto te lo tenemos que contar. El hotel Aguas de Ibiza se renueva para convertirse en uno de los puntos más apetecibles de esta ya de por sí apetecible isla. Situado en Santa Eulalia, pueblo familiar al noreste, el hotel tiene unas instalaciones que deslumbran al más pintado. Las habitaciones sorprenden cuando uno entra por su diseño, con un baño que haría las delicias de los selfies de Kim Kardashian.

LEA MÁS: Ibiza tranquila, claves para encontrarla

Bañeras gigantes, espejos ovalados con marco dorado, deliciosas y perfumadas amenities de Molton Brown, terraza con vistas al puerto… Todo en un enclave tranquilo rodeado de vegetación a cinco minutos del centro urbano. Un lugar en el que querrías volver a encerrarte.

Piscinas en el rooftop de Aguas de Ibiza.
Piscinas en el rooftop de Aguas de Ibiza.

El hotel cuenta con varios restaurantes y espacios de ocio, entre los que destaca el del peruano Maymanta. Aquí comer es más que un placer, es una experiencia para los sentidos. La mezcla de cocina de Perú amenizada con productos locales es una fórmula con la que Omar Malpartida ha triunfado en Madrid y que convenció en la pasada temporada ibicenca. Sin duda, esta nueva época veraniega que ya se asoma será uno de los imprescindibles de la isla. Tiempo al tiempo.

Platos peruanos con fusión mediterránea en el Maymanta.
Platos peruanos con fusión mediterránea en el Maymanta.

Oferta gastro

Está para colmo situado en el rooftop, en el que las piscinas con hamacas en forma de hoja sumergidas en el agua invitan a olvidarse del mundo. Pero no solo tenemos el Maymanta, además de los espectaculares desayunos que ofrece el hotel, hay que destacar el Alabastro, al otro lado de la terraza, y el Oligo, junto a la piscina del jardín. Uno podría pensar que sirven cuatro snacks y ya, pero la oferta es de calidad, con producto de mercado bien tratado y servido con gracia por unos camareros integrados en el buen rollo ibicenco.

Piscina junto al restaurante.
Piscina junto al restaurante.

No nos olvidemos de las playas, que estamos en una de las islas más deseadas del planeta. Cerca del hotel, a cinco minutos a pie, hay unas rocas con escaleras que permiten sumergirse en el Mediterráneo como si uno estuviera en un yate de lujo, uno de esos que pueblan la costa en pleno agosto.

El spa, con tratamiento de Clarins.
El spa, con tratamiento de Clarins.

Podríamos no salir del hotel en días. El spa, de la firma Clarins, ofrece tratamientos exclusivos tanto faciales como corporales que dejan la piel en perfecto estado de revista. Eso sí, intenten ir antes de pasar por el circuito de aguas, que así el efecto de las cremas se mantiene por más tiempo.

Escapada

Si queremos algo más sofisticado, con el toque bohemio que se espera de Ibiza, no hay más que irse a Cala Bonita, en S’Estanyol. En esta calita con un pequeño embarcadero que permite adentrarse en el mar plagado de piedras hay un chiringuito que merece mención aparte.

Chiringuito Cala Bonita, en S'Estanyol.
Chiringuito Cala Bonita, en S'Estanyol.

El menú fresco, de producto de mercado, es uno de los secretos de la isla mágica. Además, cuenta con servicio en las hamacas y a los yates, y hasta con un kids club activo los fines de semana y en temporada alta. Pero ya lo avisamos, pese a los miles de planes que habrá ahí fuera, les costará abandonar el hotel, un refugio para los sentidos.

Ocio
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios