Logo El Confidencial
Presta atención

Alimentos que parecen sanos y pensados para adelgazar... pero no lo son tanto

Las cosas no siempre son lo que parecen, por lo que leer con atención las etiquetas puede ser más útil de lo que piensas

Foto: Alimentos que parecen saludables... pero no lo son tanto. (Brooke Lark para Unsplash)
Alimentos que parecen saludables... pero no lo son tanto. (Brooke Lark para Unsplash)

Aunque cada vez contamos con más información, no siempre nos resulta sencillo saber qué alimentos son los más saludables para incluir en nuestra dieta. Por eso en ocasiones cometemos el error de dejarnos llevar y escoger aquellos que nos lo parecen, aunque realmente no lo sean.

No prestar demasiada atención a las etiquetas, en las que nos dicen de qué están hechos los productos, u optar por la comodidad que nos aporta algo que ya está preparado son algunos de los motivos que pueden llevarnos a cometer estos errores.

Alimentos que parecen sanos pero no lo son tanto. (Courtney Cook para Unsplash)
Alimentos que parecen sanos pero no lo son tanto. (Courtney Cook para Unsplash)

Por eso debemos prestar atención, sobre todo a la hora de hacer la compra, antes de llevarnos a casa un producto pensando que puede ser un gran aliado en nuestro cambio de hábitos hacia una vida más saludable.

Zumos

La fruta es uno de los elementos que nunca puede faltar. Son ricas en vitaminas, minerales y fibra, además resultan muy refrescantes, hidratantes y saludables. Gran parte de esto se pierde cuando optamos por los zumos, más si son envasados, con conservantes y azúcares añadidos.

Si bien resultan muy cómodos para tomarlos cuando no tenemos tiempo o ganas de comer una pieza de fruta, no son equiparables. Al extraer el jugo, nos estamos quedando con muchos azúcares de rápida absorción y poco o nada de su fibra.

Alimentos que parecen sanos pero no lo son tanto. (iStock)
Alimentos que parecen sanos pero no lo son tanto. (iStock)

Esto no quiere decir que no puedas tomar zumo casero, solo señalar que no equivale a la pieza de fruta que deberías tomar en una dieta saludable.

Ensaladas preparadas

Preparar una ensalada es una de las cosas más sencillas que puedes hacer si no te apetece mucho cocinar. Solo tendrás que lavar y picar los alimentos que más te apetezca y ponerlos juntos. La única forma de hacerlo más sencillo es que te lo den ya hecho.

Las ensaladas preparadas pueden contener ingredientes que no siempre son los mejores si lo que queremos es cuidar la línea, como pollo empanado o surimi. Los aliños que las acompañan también suelen estar cargados de calorías, además de gran cantidad de sal, azúcares y grasas.

Barritas energéticas

Alimentos que parecen sanos pero no tienen por qué serlo. (iStock)
Alimentos que parecen sanos pero no tienen por qué serlo. (iStock)

Tomarlas como snack de forma puntual puede ser una solución, sobre todo cuando nos sentimos más hambrientas. Sin embargo no podemos olvidar que pueden contener grasas saturadas, azúcar, colorantes y otros aditivos.

Tortitas de arroz

Una tortita de arroz suele ser una de las opciones más socorridas cuando a media mañana sentimos que necesitamos comer algo, sin embargo es uno de esos snacks con los que tenemos que tener cuidado y leer las etiquetas porque pueden contener un exceso de sal y azúcar.

Frutos secos fritos

Alimentos que no siempre son tan sanos como parece. (Mgg Vitchakorn para Unsplash)
Alimentos que no siempre son tan sanos como parece. (Mgg Vitchakorn para Unsplash)

Si tienes hambre entre horas, una buena idea es tomar un puñadito de frutos secos, pero presta atención a lo que comes porque si optas por su versión frita y con sal, como suele suceder con los cacahuetes y las almendras, estarás consumiendo una bomba calórica.

Embutidos envasados

Si has comprado jamón o pavo en lonchas envasado pensando que es una de las cosas más saludables que puedes comer, puede que tengas que pensarlo de nuevo. Son alimentos procesados, por lo que pueden tener espesantes y una mayor cantidad de sal y azúcar de la que pensamos.

Esto no quiere decir que tengas de dejar de consumirlos, pero siempre será mejor hacerlo con moderación y analizando qué es lo que comemos. Saber lo que adquirimos puede ayudarnos a mejorar nuestros hábitos.

Además, recuerda que un médico o experto en nutrición siempre sabrá aconsejarte qué tipo de alimentos pueden ayudarte a cambiar tus hábitos de consumo de forma saludable.

Ocio

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios