DIY: Leroy Merlin te enseña a hacer tu propio cabecero para la cama
  1. Estilo
  2. Ocio
Un dormitorio de lujo

DIY: Leroy Merlin te enseña a hacer tu propio cabecero para la cama

Con tus propias manos podrás crear un cabecero de tela perfecto para tu dormitorio

Foto: Haz tu propio cabecero de tela con Leroy Merlin. (Chastity Cortijo para Unsplash)
Haz tu propio cabecero de tela con Leroy Merlin. (Chastity Cortijo para Unsplash)

Conseguir un espacio original y único en nuestra casa es posible si no te importa dedicarle un poco de tiempo y esfuerzo a tus muebles. La magia de hacer las cosas con tus propias manos es que consigues productos exclusivos que nadie más tendrá en su hogar.

Desde Leroy Merlin te enseñan a convertir un tablero sin vida en una original pieza que tu misma podrás diseñar a tu gusto. Un cabecero de tela del que podrás presumir porque también cuenta con la satisfacción de haberlo hecho tú misma.

via GIPHY

¿Qué vamos a hacer hoy?

En este proyecto lo más importante es que selecciones con cuidado los materiales que quieres que formen parte de la decoración de tu hogar porque en realidad el proceso para crear el cabecero perfecto es mucho más sencillo de lo que parece.

Lo vamos a hacer con una técnica de tapizado por lo que si alguna vez has hecho este tipo de trabajo, esto será pan comido para ti. Si nunca antes te has enfrentado a ello, tranquila, no solo es relajante, también en muy sencillo y divertido.

placeholder Resultado final del cabecero de tela gracias a Leroy Merlin. (Cortesía)
Resultado final del cabecero de tela gracias a Leroy Merlin. (Cortesía)

Solo recuerda que lo más importante a la hora de tapizar es que la tela quede tersa y estirada, sin arrugas, y que puede que tengas que dedicarle un poco más de tiempo a rematar las esquinas.

Herramientas y materiales

Los materiales que vamos a emplear son un tablero de madera que será el cuerpo de nuestro cabecero, guata o gomaespuma para rellenarlo y hacerlo más confortable y la tela de tu gusto con la que lo vamos a tapizar, que será lo único que quede a la vista una vez finalizado.

placeholder Grapadora de tapicero de Leroy Merlin. (Cortesía)
Grapadora de tapicero de Leroy Merlin. (Cortesía)

También será necesario tener a mano cola de contacto. Para realizar el trabajo necesitarás unas tijeras, un metro para medir, un lápiz para marcar y una grapadora de tapicero. Si no tienes, en Leroy Merlin puedes adquirir una del modelo Dexter por 15 euros.

Primeros pasos

Si tienes un tablón en casa y por eso surgió esta estupenda idea, ya tienes una buena parte hecha. Si no, en Leroy Merlin puedes pedir al servicio de corte de maderas que te preparen una con las medidas que prefieras. Mide el ancho de la cama y súmale 10 cm a cada lado.

El alto será el que mejor se adapte a tus gustos y para el grosor, con 8 centímetros será más que suficiente. Una vez que ya la tengas, lija los cantos para eliminar imperfecciones.

placeholder En Leroy Merlin puedes encontrar planchas de gomaespuma. (Cortesía)
En Leroy Merlin puedes encontrar planchas de gomaespuma. (Cortesía)

Coloca sobre una superficie plana y limpia la plancha de gomaespuma, que puedes encontrar en sus tiendas, y sobre ella la tabla para marcar el contorno. Tienes dos opciones, o cortarla al ras, si la tela de tapizado es dura y resistente, o dejar unos centímetros de más para cubrir también los bordes.

Una vez lo tengas cortado, emplea la cola de contacto para fijarlo al tablero.

Cómo hacer el cabecero

Ahora llega el momento de tapizar con la tela. Esto es importante porque de esto dependerá el resultado final. Por eso recuerda planchar la tela antes de comenzar, para que no queden arrugas.

Extiéndela con la parte externa hacia abajo y coloca sobre ella el tablero ya acolchado, con la parte de la espuma en contacto con la tela. Corta el exceso de tela dejando unos centímetros para cubrir los bordes y fijar la tela con las grapas.

placeholder Tu propio cabecero de tela con Leroy Merlin. (Cortesía)
Tu propio cabecero de tela con Leroy Merlin. (Cortesía)

La tela debe quedar muy ajustada, así que estírala con cada movimiento. Coloca los lados más largos y cortos comenzando desde el centro hacia los lados y dejando las esquinas para el final.

Dobla la tela evitando arrugas, corta el sobrante para que no quede demasiado grueso y fija con grapas y... ¡ya está listo! Solo tendrás que colocarlo en su sitio y disfrutar de un precioso cabecero que has creado con tus propias manos.

Arrugas Decoración Cama
El redactor recomienda