Logo El Confidencial
Es posible

Comer sano puede ser más económico de lo que piensas siguiendo estos consejos

Si sigues estos sencillos trucos verás que seguir una alimentación equilibrada no tiene por qué resultar más caro

Foto: Come sano y de forma económica. (Joshua Rawson-Harris para Unsplash)
Come sano y de forma económica. (Joshua Rawson-Harris para Unsplash)

Si eres de las que piensa que hay que comer sano pero todavía no lo haces porque consideras que requiere mucho esfuerzo y dinero, puede que estés retrasando una de las decisiones más significativas de tu vida por un motivo equivocado.

Una alimentación sana y equilibrada es indispensable, no solo para nuestra figura, que es uno de los sitios en los que se aprecian este tipo de cambios, también para nuestra salud. Nuestro cuerpo trabajará mejor, siendo más eficiente y ayudándonos a sentirnos más ligeras y felices.

Por eso no lo dudes, optar por una alimentación adecuada es el primer paso para cambiar nuestra vida y no necesitarás gastarte todo tu dinero si sigues estos prácticos consejos.

Haz una lista

Parece algo evidente, pero no siempre le dedicamos el tiempo suficiente a la lista de la compra. No se trata solo de abrir la nevera y pensar qué falta, es necesario planificar qué vamos a comer en los próximos días y qué necesitamos para ello.

De esta manera no solo estaremos evitando comprar demasiadas cosas que pueden ponerse malas y acabar en la basura, si nos ceñimos a nuestra lista también eliminamos los caprichos innecesarios que compramos por impulso en la tienda y que no son saludables.

Comer sano y de forma económica es posible. (STIL para Unsplash)
Comer sano y de forma económica es posible. (STIL para Unsplash)

También es muy recomendable optar por acudir a los mercados locales en lugar de ir siempre a las grandes superficies. Puedes obtener productos más frescos y en ocasiones más baratos, además estarás ayudando al comercio local.

Verduras de temporada

Las frutas y verduras son una parte fundamental de cualquier dieta equilibrada. Comprar las hortalizas que son de temporada puede ayudarnos a ahorrar un poco porque, al haber más cantidad de ellos en ese momento, los precios están más ajustados.

Además resultan más baratas que la carne, un producto que sin darnos cuenta consumimos más de lo que es recomendable.

Comer sano y de forma económica es posible. (Louis Hansel para Unsplash)
Comer sano y de forma económica es posible. (Louis Hansel para Unsplash)

Lo mejor es comprar siempre productos frescos, pero también puedes optar por congelar aquellas verduras que no vayas a tomar en el momento. Evitarás tener que tirar comida que era adecuada pero que hemos dejado que se estropee por una mala planificación.

Si también quieres comprar productos que no son de temporada, porque son tus preferidos o porque necesitas o quieres más variedad en tu dieta, será más económico si optas por su versión enlatada o congelada. Se conservará durante más tiempo y su calidad también es buena.

Cocina lo que comes

Los productos precocinados o preparados no suelen ser la opción más saludable y tampoco la más económica, cuando eres tú la encargada de preparar tu propia comidas sabes exactamente lo que estás comiendo. Intenta sacar un poco de tiempo para organizarte y cocinar.

Comer sano y económico es posible. (Jason Briscoe para Unsplash)
Comer sano y económico es posible. (Jason Briscoe para Unsplash)

Aprovecha para incluir en tus recetas más verduras, aportan una gran cantidad de nutrientes y no solo las podemos consumir cuando son el plato principal. Prueba a añadir espinacas o champiñones en alguna de tus recetas. Serán más variadas y seguro que te encantan.

¿Has cocinado demasiado y ha sobrado un poco? ¡No lo tires! Puede que no sea suficiente para una nueva ración, pero puedes añadirle una ensalada o un poco de verdura y conseguir así un nuevo y delicioso plato.

Date algún capricho

Comer sano y económico es posible. (Toa Heftiba para Unsplash)
Comer sano y económico es posible. (Toa Heftiba para Unsplash)

Aunque hemos dicho que hay que evitar los caprichos innecesarios, esto no quiere decir que tengas que renunciar a todo de golpe, nada se desea tanto como lo que no se puede tener, por lo que no seas demasiado dura contigo misma, en ocasiones puntuales puedes caer en la tentación.

Ocio

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios