Logo El Confidencial
Notarás los cambios

Gana flexibilidad con estos ejercicios que puedes hacer en casa

En tus rutinas de ejercicio no olvides trabajar la flexibilidad. Te contamos cómo conseguirlo

Foto: Gana flexibilidad con estos ejercicios. (Corbis)
Gana flexibilidad con estos ejercicios. (Corbis)

Una de las cosas más apasionantes cuando comenzamos a hacer ejercicio es poder darnos cuenta de lo que estamos avanzando. Luego además vendrán los cambios físicos, esos que nuestro cuerpo experimenta y que podemos seguirlos solo con mirarnos al espejo.

Esto es sin duda una ventaja que nos ayuda a mantener el ánimo y continuar con nuestra labor. Otros cambios, como los que se producen en nuestro interior no podemos visualizarlos, aunque las mejoras también están ahí y desde mucho ant.

Si cuando Cristina Pedroche comparte esas imágenes en las que parece de goma sientes una envidia sana, lo que puedes hacer es mejorar tu flexibilidad. Y no solo para lograr esas posturas que parecen imposibles, pero que a la vista está que no lo son.

Gracias a este tipo de entrenamiento conseguirás un mayor rango de movimiento, también mejora nuestra postura corporal y puede llegar a aliviar dolores, como los lumbares. Además aumentar nuestra flexibilidad puede ahorrarnos lesiones.

Trabajar la flexibilidad

Hay distintas formas de trabajar la flexibilidad. Puede ser estática, donde se realiza un estiramiento de músculo y tendones y se mantiene unos segundos. Pero también está la dinámica, para las que se emplea movimiento y repeticiones.

Mientras realizas los ejercicios de flexibilidad debes notar cómo tus músculos se estiran, pero presta atención y escucha a tu cuerpo, no deberías sentir dolor. Llega hasta donde puedas y verás como con la práctica cada vez te resulta más sencillo.

Zancada con rotación

Comienza poniéndote en pie, extiende una de tus piernas hacia delante y flexiona la rodilla hasta que forme un ángulo de 90º. La otra pierna quedará atrasada y apoyada sobre la punta del pie.

En esa posición, con los brazos estirados, rota el tronco hacia el lado de la pierna adelantada sin mover la cadera. Regresa a la posición inicial empujándote con la pierna adelantada. Repite el movimiento con la otra.

Postura del gato

Ideal para aliviar el dolor de espalda y ganar flexibilidad en los dorsales. Colócate en el suelo, con las manos bajo los hombros y las rodillas bajo las caderas.

En esa posición de cuadrupedia, inhala arqueando la espalda mientras bajas el mentón al pecho. Al exhalar cúrvala hacia dentro mientras echas la cabeza hacia atrás.

Estiramiento

Con este ejercicio mejoras la movilidad y la flexibilidad de la espalda. Para hacerlo siéntate en el suelo y abre las piernas lo máximo que puedas sin hacerte daño. A continuación inclina el torso hacia delante sin flexionar las rodillas. Baja todo lo que puedas y mantén la posición 30 segundos.

Puente con pelota

Tumbada en el suelo, coloca las piernas sobre la pelota. En el caso de que no tengas una pelota de Pilates, puedes apoyarte en el sofá. Flexiona las rodillas, acércalas al pecho y eleva el cuerpo. Quedarás apoyada sobre los hombros y las plantas de los pies.

Estira una de las piernas y elévala. Mantén la postura durante unos diez segundos. Repite con ambas piernas hasta hacer diez repeticiones.

Si trabajas la flexibilidad de forma constante, día a día verás cómo mejoras y cada vez tus resultados serán mejores.

Ocio

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios