Logo El Confidencial
Tómate tu tiempo

Comer rápido te impide adelgazar y además puede afectar a tu salud

Comer despacio nos ayuda a tener mejores digestiones pero no es único beneficio

Foto: Comer rápido te impide adelgazar. (Birgith Roosipuu para Unsplash)
Comer rápido te impide adelgazar. (Birgith Roosipuu para Unsplash)

Gracias a una alimentación equilibrada, que tenga todos los nutrientes que nuestro cuerpo necesita y en las proporciones adecuadas, conseguiremos mejorar nuestra salud, nuestro estado de ánimo y hasta el funcionamiento de nuestro cuerpo.

Cambiar nuestros malos hábitos por otros que sean beneficiosos para nosotras es una buena forma de comenzar a cuidarnos, pero lo que comemos no es lo único a lo que debemos prestar atención, también es importante cómo lo hacemos.

Comer rápido puede impedirte adelgazar. (Pablo Merchán Montes para Unsplash)
Comer rápido puede impedirte adelgazar. (Pablo Merchán Montes para Unsplash)

No siempre podemos dedicarle a la hora de la comida el tiempo que merece y a menudo nos encontramos comiendo de forma veloz. Sin embargo deberíamos tener cuidado con este tipo de prácticas porque comer demasiado deprisa puede tener consecuencias negativas para nuestra figura, pero también para nuestra salud.

Evita comer deprisa

Hay muchos motivos que pueden llevarnos a comer demasiado deprisa, desde un tiempo limitado para hacerlo a comer con ansiedad. Esto hace que mastiquemos poco lo que estamos comiendo, lo que tiene efectos de los que no siempre somos conscientes.

¿Sabías que la digestión comienza en la boca? Si no masticas bien la comida llega al estómago en trozos demasiado grandes, por lo que no se digiere bien. Además de gastar más energía para conseguirlo, también puede causarte distensión abdominal, flatulencias y pesadez.

Comer demasiado rápido puede impedirte adelgazar. (Vika Aleksandrova para Unsplash)
Comer demasiado rápido puede impedirte adelgazar. (Vika Aleksandrova para Unsplash)

Comiendo más despacio, activas y liberas a través de la saliva sustancias químicas que hacen que los alimentos se digieran mejor y esto favorece la absorción de nutrientes. Al comer despacio aprovechas mucho mejor los beneficios de los alimentos y te sientes menos hinchada.

Digestiones más pesadas, gases, dolores de cabeza y hasta estreñimiento no es lo único que puede causarte comer demasiado deprisa, también podría estar impidiéndote bajar de peso.

Nuestro cerebro es el encargado de avisarnos cuando hemos comido suficiente, al hacerlo demasiado deprisa esa señal nos llega cuando ya hemos ingerido más alimento del que necesitamos, comiendo más cantidad de la que tomaríamos al comer lento.

Esta señal nos llega unos 20 minutos después de empezar a comer por lo que ese sería el tiempo mínimo que deberíamos dedicarle. Mejor si lo alargamos y, con calma, pasamos entre 30 y 40 minutos saboreando los alimentos.

Comer deprisa consigue que apenas notemos los sabores, engullimos sin apreciar lo que tenemos delante. Hacerlo con calma puede ayudarnos a apreciarlos y esto puede hacerte escoger alimentos más saludables.

¿Cómo puedo conseguirlo?

Comer rápido puede impedirte adelgazar. (Yulia Khlebnikova para Unsplash)
Comer rápido puede impedirte adelgazar. (Yulia Khlebnikova para Unsplash)

Aunque no siempre resulta sencillo cambiar nuestros hábitos, merece la pena intentarlo, sobre todo por los beneficios que puedes obtener.

Pon la mesa y siéntate a comer, vas a dedicarle tu tiempo así que deja todo lo demás y centra tu atención en esta actividad. Toma bocados pequeños, mastícalos al menos 20 veces y, mientras lo haces, deja los cubiertos en el plato.

Para comer más despacio, añade tropezones a tus caldos y cremas para obligarte a masticar, escoge piezas enteras, por ejemplo el pescado entero en lugar de en filetes. Esto te obliga a prestar atención mientras lo preparas para comer y así hacerlo más despacio.

Comer rápido puede impedirte adelgazar. (Angela Bailey para Unsplash)
Comer rápido puede impedirte adelgazar. (Angela Bailey para Unsplash)

Algo parecido sucede con la fruta, si tienes que pelarla y cortar cada pedazo, te llevará más tiempo que si escoges una macedonia. Sobre todo, aprende a comer de forma consciente, disfrutando con todos tus sentidos de lo que tienes en el plato, así nutrirás tu cuerpo y también calmarás tu mente.

Ocio

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios