Tres rutas en bicicleta por Asturias para los que no paran ni en vacaciones
  1. Estilo
  2. Ocio
Paraíso sobre ruedas

Tres rutas en bicicleta por Asturias para los que no paran ni en vacaciones

Aprovecha tu tiempo de ocio para disfrutar de una de tus pasiones, la bicicleta

Foto: Rutas en bicicleta por Asturias. (Fachy Marín para Unsplash)
Rutas en bicicleta por Asturias. (Fachy Marín para Unsplash)

Si buscas un destino que pueda tener todo lo que más te gusta seguro que te sorprende saber que puedes tenerlo muy cerca de casa. No hace falta salir de nuestro país para disfrutar de lugares tan espectaculares como los que puedes encontrar en España.

Uno de ellos es Asturias, tierra que reúne la tranquilidad del mar con la aventura de la montaña. Paisajes encantadores que descubrir y pueblos y ciudades que reciben al turista con los bazos abiertos y la mesa puesta.

Esta zona tiene mucho que ver y también mucho para hacer, sobre todo para los amantes de la naturaleza y el deporte, porque disfrutar de esta tierra sobre dos ruedas no solo es posible, también muy recomendable. Descubre Asturias a lomos de tu bicicleta con estas rutas que te proponemos.

Senda del Oso

Esta vía verde es una senda peatonal, bien señalizada y de dificultad baja, perfecta para toda la familia. Discurre sobre una antigua vía de ferrocarril minero y a lo largo de su recorrido encontrarás zonas de descanso perfectas para disfrutar de las vistas mientras recuperas fuerzas.

Es una ruta en Y, por lo que puedes recorrer cualquiera de sus tramos, el más largo de ellos tiene unos 30 kilómetros. Ambos parten desde el área de descanso de Tuñón y se bifurca poco antes de llegar a Caranga de Abajo. Pasa por Villanueva y atraviesa un puente de piedra medieval.

Si escoges el tramo Tuñón - Cueva Huerta, atraviesas el desfiladero de Valdecerezales, pasas por Entrago, San Martín y llegas a tu destino tras 29 km. Si escoges el otro tramo, acompañarás al río Quirós, pasarás por el desfiladero de Cuevafurada y el embalse de Valdemurio. A 30 km finaliza en Ricabo, tras pasar por Vega, Santa Marina o Ronderos.

Disfrutar de sus vistas y sus extensiones de encinas, así como de las osas que se encuentran en el cercado a mitad de camino son algunos de los alicientes para recorrer esta ruta.

Ruta de ascenso al Monsacro

Quienes prefieran una ruta más montañosa y un poco más exigente, pueden optar por esta de ascenso al Monsacro, un monte de unos 1.000 metros. La ruta parte de Oviedo, desde la estación de tren de Llamaquique, pasa por Bueño, Las Segadas y Argame hasta entrar en el concejo de Riosa.

Durante un tramo circula en paralelo a la ruta de ascenso a El Angrilu, uno de los puertos de montaña más famosos del principado.

A lo largo del recorrido destacan sus impresionantes vistas, de las que se puede disfrutar en alguno de sus puntos de descanso, como el área recreativa Viapará. Pasado este punto la vía aumenta de dificultad, teniendo que bajar de la bicicleta en algunos puntos para seguir a pie.

Una vez alcanzado este punto de la ruta, los más avezados pueden ascender hasta las capillas de Santiago y la Magdalena, o comenzar el descenso por la AS-31, hacia La Collada y Santa Eulalia, hasta llegar a la estación de tren de Las Segadas, donde finaliza la ruta tras 46 kilómetros.

Miradores del bajo Nalón

Esta es una ruta circular de unos 38 kilómetros que transcurre en su mayor parte por carreteras secundarias de poco tráfico. Parte de Pravia dirección Somao, pasando por Los Cabos y Monte Agudo, donde se pueden disfrutar de unas bonitas vistas del río Nalón.

Sigue hacia Muros de Nalón, donde merece la pena visitar el mirador y la capilla del Espíritu Santo. Desde allí, a San Esteban, a visitar la desembocadura del río, a Soto del Barco y de nuevo a Pravia, donde finaliza. El punto más alto es Monteagudo, a 300 metros y con unas vistas impresionantes.

Si la bicicleta es una de tus pasiones y las vacaciones te parecen el momento perfecto para disfrutar de ella, aprovecha y viaja a Asturias.

Bicicleta Asturias Vacaciones Viajes en España Viajes
El redactor recomienda