Logo El Confidencial
Sufrir no es una opción para adelgazar

Con estos trucos reducirás tu apetito y podrás perder peso sin pasar hambre

No cometas el error de pasar hambre, con estos trucos lo mantendrás bajo control y conseguirás tus objetivos

Foto: Reduce tu apetito sin pasar hambre. (Matthias Heil para Unsplash)
Reduce tu apetito sin pasar hambre. (Matthias Heil para Unsplash)

Si eres de esas personas que van postergando la decisión de llevar una vida más saludable, comer mejor y, de paso, perder algo de peso, por temor a pasar hambre, deja de aplazarlo. Te vas a quedar sin excusa porque, además de que con una dieta adecuada este no tiene por qué ser el caso, con estos trucos que vamos a darte evitarás pasar hambre.

Esta es una sensación muy desagradable y en ocasiones es lo que consigue hacernos desistir y optar por picar entre horas o decantarnos por productos que no son los más adecuados para nosotras, por eso es importante saber qué hacer para evitar llegar hasta ese punto.

Cinco comidas diarias

Reduce tu apetito y pierde peso sin pasar hambre. (Paolo Nicolello para Unsplash)
Reduce tu apetito y pierde peso sin pasar hambre. (Paolo Nicolello para Unsplash)

Somos animales de costumbres y nuestro cuerpo también lo es, por eso una buena idea es establecer unos horarios regulares para las comidas, así nuestro cuerpo se acostumbrará a recibir alimentos a determinadas horas, evitando sentir hambre en cualquier momento.

Puede ayudarte también realizar cinco comidas diarias, evitando que pase mucho tiempo entre unas y otras, entre 3 y 4 horas como máximo. Evitarás el picoteo innecesario y llegar con hambre a las ingestas principales, lo que puede hacer que comas demasiado o con cierta ansiedad.

Come tranquila

El tiempo que dedicas a comer es importante, igual que el resto de actividades de tu día, por eso debes dedicarle toda tu atención. Hazlo en un ambiente relajado, mastica despacio y saborea la comida.

Pierde peso sin pasar hambre. (Pablo Merchán Montes para Unsplash)
Pierde peso sin pasar hambre. (Pablo Merchán Montes para Unsplash)

Conseguirás disfrutar de un rato de calma, pero también serás consciente de lo que estás comiendo, dejando que tu cuerpo se dé cuenta de cuándo estás saciada. Hacen falta unos 20 minutos para que tu cerebro mande la señal de saciedad.

Escoge bien lo que comes

Evita los alimentos ricos en azúcar, como los dulces y los pasteles. No suelen tener mucho valor nutricional y además la energía que aportan se consume muy rápido por lo que, aunque en el momento de tomarlas nos sintamos llenas, poco tiempo después volveremos a tener hambre.

Pierde peso sin pasar hambre. (Mgg Vitchakorn para Unsplash)
Pierde peso sin pasar hambre. (Mgg Vitchakorn para Unsplash)

Mejor opta por alimentos ricos en fibra, como frutas y verduras. Como se digieren más lentamente, la sensación de saciedad que nos aportan dura más tiempo. Además suelen ser muy cómodos de transportar, por lo que puedes llevarlos en el bolso.

Escoge alimentos que te ayuden a mantenerte saciada y que sean saludables, como un puñado de frutos secos o huevo cocido, muy rico en proteínas de calidad.

La hidratación es importante

Mantenernos perfectamente hidratadas es importante tanto cuando queremos perder peso y como cuando este no es nuestro objetivo. Sin embargo en el primer caso resulta más útil porque el agua puede ayudarnos a sentirnos saciadas.

Perder peso sin pasar hambre. (iStock)
Perder peso sin pasar hambre. (iStock)

En ocasiones confundimos el hambre con sed por lo que tener una botella de agua a mano puede ayudarnos a aclarar la confusión.

Ejercicio y descanso

Igual que confundimos hambre con sed, también lo hacemos con el aburrimiento o los nervios, por eso es importante ser consciente de nuestras emociones y aprender a diferenciarlas. Evita el aburrimiento buscando un entretenimiento, como el ejercicio físico, que además te ayudará a mantenerte en forma.

Perder peso sin pasar hambre. (@zohre_nemati para Unsplash)
Perder peso sin pasar hambre. (@zohre_nemati para Unsplash)

Recuerda descansar el tiempo suficiente porque, si bien dormir el tiempo necesario no te ayudará a adelgazar, no hacerlo puede hacerte ganar peso. Las hormonas del apetito se desequilibran y es más fácil que nos dejemos llevar por el cansancio y el hambre.

Ocio

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios