Samantha Vallejo-Nágera abre las puertas de su luminoso piso en Madrid
  1. Estilo
  2. Ocio
En tu casa me colé

Samantha Vallejo-Nágera abre las puertas de su luminoso piso en Madrid

Si algo caracteriza a Samantha Vallejo-Nágera es su vitalidad y su espíritu positivo, algo que se percibe en cada centímetro de su casa en la capital

Foto: Samantha Velljo-Nágera en una sesión de fotos. (Olga Moreno)
Samantha Velljo-Nágera en una sesión de fotos. (Olga Moreno)

Hace unos meses nos colamos de lleno en la casa que Samantha Vallejo-Nágera tiene en Pedraza, pero ahora toca hacerlo en su casa de Madrid -como ella dice, “mi casa familiar”-, un inmenso y luminoso piso en el centro de la capital, donde es imposible encontrar una zona que no esté salpicada de color.

De la mano de la propia Samantha, con Roscón como maestro de ceremonias y con Chloe -la hija mayor de la cocinera- como cámara, la familia nos enseña su espaciosa casa, habitación por habitación, desde su cuenta de Instagram. Y comenzamos por lo más sorprendente y personal: a la casa se entra directamente por la cocina, donde el estilo personal de Samantha ya se deja ver.

Una inmensa mesa de estilo industrial es el eje de la cocina, en torno a la que gira la vida de la familia. “Aquí cena toda la familia”, explica la cocinera. Precisamente las dimensiones de la cocina se deben a que allí mismo Samantha imparte clases de cocina, de ahí que tengan varios hornos.

La cocina de Samantha Vallejo-Nágera. (Instagram @samyspain)
La cocina de Samantha Vallejo-Nágera. (Instagram @samyspain)

También descubrimos su gusto por las antigüedades cuando muestra orgullosa a cámara su colección de latas antiguas y de cacerolas de cobre. Si te estás preguntando si Samantha prefiere vitro o cocina de gas, duda resuelta: en la amplia isla de la cocina donde prepara sus guisos, encontramos ambos. Y es que todo en la cocina es doble: dos pilas, dos neveras… Eso sí, una para niños y otra para adultos. Y como la familia es tan grande, tampoco falta una buena despensa con la compra recién hecha. “Con lo que acabo de comprar, nos da hasta diciembre”, comenta la cocinera.

El rincón de las ollas antiguas de Samantha. (Instagram @samyspain)
El rincón de las ollas antiguas de Samantha. (Instagram @samyspain)

El siguiente espacio es el comedor, donde comenzamos a vislumbrar la decoración de la casa. Grandes ventanales cubiertos con finas cortinas blancas llenan de luz toda la casa; los muebles, sencillos y de madera clara, aportan el toque de estilo industrial perfecto para dejar que los elementos decorativos y los cientos de accesorios pongan un toque alegre al hogar.

Detalle del dormitorio de Samantha. (Instagram @samyspain)
Detalle del dormitorio de Samantha. (Instagram @samyspain)

Justo al lado del comedor se encuentra el dormitorio principal, donde Samantha presume una vez más de su manía con el orden. Todo en la casa, desde las prendas hasta los libros, está ordenado por colores. La original habitación de la televisiva y su marido es de concepto abierto, uniendo dormitorio, vestidor -con isla de almacenamiento incluida- y baño en un mismo espacio. En el baño queda confirmada la coquetería de Samantha, que enseña su colección de perfumes de Guerlain, sus cromáticamente ordenados geles de baño de Acqua di Parma y sus cepillos de dientes de colores.

El baño de la casa de Samantha Vallejo-Nágera. (Instagram @samyspain)
El baño de la casa de Samantha Vallejo-Nágera. (Instagram @samyspain)

Los conceptos abiertos son otra de las peculiaridades de la casa, y es que del comedor se pasa al despacho, que Roscón usurpa a su padre cuando este no está, y de nuevo al salón, otra explosión de color. Sillones con tapicería en blanco roto, muebles blancos y un sinfín de cojines, alfombras y elementos decorativos en los que la paleta cálida, los rojos, rosas y naranja llenan de alegría todo. Muchos de ellos, como Samantha explica a la cámara, son regalos o souvenirs traídos de sus viajes por todo el mundo.

El salón principal de la casa. (Instagram @samyspain)
El salón principal de la casa. (Instagram @samyspain)

Y llegamos al despacho de la cocinera, donde los colores se disparan en un pequeño altar, una colección de sombreros colgados de la pared, cada uno de un viaje distinto, estanterías repletas de colorines, el reglamentario escritorio y, lo más divertido, una bicicleta estática con una enorme pantalla desde la que la cocinera hace clases de spinning.

El despacho de Samantha. (Instagram @samyspain)
El despacho de Samantha. (Instagram @samyspain)

Dando la vuelta a la casa, llegamos a las habitaciones de sus cuatro hijos. Mientras Pedro y Chloe, los mayores, disfrutan de habituaciones individuales con baño en suite, los pequeños comparten dormitorio y una divertida sala de juegos con un escenario -cortina de temática circense incluida- en el que Roscón deleita a su audiencia con un juego de magia.

La sala de juego de los más pequeños. (Instagram @samyspain)
La sala de juego de los más pequeños. (Instagram @samyspain)

“Esta es mi casa de familia, donde vivimos todo el rato y cocinamos un montón”, se despide Samantha desde la ideal cama con dosel de Chloe y mientras Roscón se lanza a sus brazos. Una casa muy disfrutada, aprovechada y llena de alegría.

Casas de famosos MasterChef