Copiamos los rincones con más encanto de Laura Sánchez, una top en 'MasterChef'
  1. Estilo
  2. Ocio
EQUILIBRIO DE ESTILOS

Copiamos los rincones con más encanto de Laura Sánchez, una top en 'MasterChef'

Llena de contrastes, tendencias distintas y mucho arte, su casa mezcla a la perfección los estilos cosmopolita y bohemio de Laura y de su marido, el artista David Ascanio

Foto: Laura Sánchez, en su casa. (Redes)
Laura Sánchez, en su casa. (Redes)

Laura Sánchez se estrenará el martes en las cocinas de ‘MasterChef Celebrity’ junto al resto de concursantes en el que será uno de los grandes retos de su vida. Top internacional y madre de una curiosa familia numerosa que incluye hasta perros y loros, la modelo ha tenido tiempo más que de sobra durante la cuarentena para entrenarse y demostrar que es la mejor cocinera de su edición.

Ahora, tras un merecido descanso en la playa, la modelo con la sonrisa más imponente del panorama patrio disfrutará desde su preciosa casa del talent de cocina más exigente de nuestra televisión, en el que se batirá el cobre con Raquel Sánchez Silva, Flo o Lucía Dominguín, entre otros.

Una deco de contrastes

Pero vamos a lo que nos ocupa: su casa. Un hogar con una decoración que no deja indiferente, llena de contrastes, tendencias distintas y mucho arte que mezcla a la perfección los estilos cosmopolita y bohemio de Laura y de su marido, el artista David Ascanio.

Paredes de ladrillo visto de estilo industrial, suelos de mosaico de azulejos de colores, chimeneas de época presidiendo el salón y obras de arte de David mires donde mires… El equilibrio es asombroso y ellos como decoradores, una magnífica fuente de inspiración.

La cocina

Empecemos por la cocina, la estancia de la casa en la que sin duda ha pasado Laura más semanas durante el tiempo que ha durado el rodaje de ‘MasterChef’. Con un marcardo estilo industrial, la cocina cuenta, como otras estancias, con suelo de mosaico y las paredes de ladrillo visto, seña de identidad de su casa.

Los muebles, en color blanco con tiradores metálicos, combinan a la perfección con las estanterías de la parte superior, abiertas y de aluminio, de las que cuelgan algunos utensilios de cocina como espumaderas y cazos, y dejan a la vista especieros y otros útiles.

En el centro, una mesa para desayunar en familia ocupa el corazón del espacio rodeada de sillas plegables de diferentes colores, poniendo de relieve que la cocina es un punto neurálgico de la casa y tan importante como el salón.

Dale un toque industrial a tu cocina combinando madera ligeramente envejecida con metal oscuro para muebles, alacenas o decoración de pared como proponen en Maisons du Monde. Sillas de colores (29,95 euros cada una), mesa de comedor extensible (859 euros) y lámpara de metal rojo efecto óxido (199 euros).

Comedor industrial de Maisons du Monde.
Comedor industrial de Maisons du Monde.

El salón

El otro gran protagonista de las redes de Laura y David es el salón. Una zona luminosa y amplia (gracias en parte al efecto de los grandes espejos) donde el suelo y las paredes de ladrillo vuelven a estar presentes combinadas esta vez con una decoración que mezcla grandes chimeneas de época y sofás estilo chéster con los cuadros rompedores de Ascanio.

De hecho, el salón se transforma rápidamente en el escenario perfecto para que David dé rienda suelta a su arte, tanto pintando los cuadros que inundan las paredes de la casa como para dar un concierto de música desde casa (ventajas del confinamiento para sus fans).

Copia la deco: sillón tipo chéster de Maisons du Monde (1.199 euros), lámpara de techo industrial (18,70 euros), chimenea de madera blanca de Lola Home (164 euros) y cuadro de Westwing Now (47,99 euros).

El dormitorio

En el dormitorio, de nuevo hay un contraste que encaja a la perfección, pero esta vez de colores. Mientras la ropa de cama combina colores claros como el verde menta y el blanco con un tono tan vivo como el amarillo, la pared que hace las veces de cabecera está pintada de negro y presidida de nuevo por una obra de David.

El resto de paredes son blancas, un nuevo contraste con el suelo de azulejos de colores haciendo mosaico que le da tanta personalidad a la casa.

Una decoración sencilla de copiar con un par de botes de pintura para la pared y ropa de cama que le dé el toque definitivo, como esta funda de edredón blanca con textura (39,99 euros), cojines color mostaza (3 euros) de Ikea y colcha verde agua de Westwing Now (114 euros).

Una casa llena de contrastes pero perfectamente equilibrada en la que la personalidad de ambos se aprecia en cada detalle.

MasterChef Laura Sánchez Decoración