Los hoteles de Barcelona se reinventan: cine en la azotea, camas balinesas, magia y tapas
  1. Estilo
  2. Ocio
PROPUESTAS

Los hoteles de Barcelona se reinventan: cine en la azotea, camas balinesas, magia y tapas

Ante la crisis sanitaria, los hoteles exprimen sus ideas y ofrecen propuestas: el Palace tiene cine al aire libre, yoga y cenas de vendimia. El Midmost abre su piscina a la ciudad

placeholder Foto: Cine en la azotea del hotel Palace.
Cine en la azotea del hotel Palace.

Cine en la azotea, piscina con camas balinesas, tapas y música. Los hoteles de lujo de Barcelona se reinventan. Con las habitaciones cerradas a cal y canto, parecen fantasmas de un pasado glorioso, con el matiz de que ese pasado era presente hace tan solo unos meses. Son, al fin y al cabo, unos de los grandes damnificados por la crisis sanitaria y económica que vivimos. “No nos podemos permitir abrir para un solo cliente, al ser gran lujo, tenemos que dar los mejores servicios aunque solo sea a una persona, y eso ahora es inviable”, nos cuenta el director de uno de los hoteles históricos de Barcelona.

LEA MÁS: No solo para dormir, propuestas de hoteles en Madrid

Con la mayoría de trabajadores en casa con ERTE, muchos se han llegado a plantear cerrar, pero la falta de licencias turísticas en Barcelona les ha frenado. “Si cierran, saben que les será muy difícil conseguir una nueva licencia para abrir un hotel, así que aguantan la tempestad como pueden, esperando poder abrir quizás a principios de 2021”, nos dice una auditora con base en Barcelona que trabaja en una de las ‘big four’, las grandes consultorías internacionales.

placeholder Cóctel y cine en el hotel Palace.
Cóctel y cine en el hotel Palace.

Así, muchos establecimientos han decidido darle una vuelta a la situación, por ellos, por sus trabajadores -”para que no estén en casa, que es desesperante”- y por las ciudades en las que están. Hemos dado una vuelta por Barcelona para conocer de primera mano las propuestas que nos ofrecen algunos de los grandes hoteles de la ciudad. Y es un buen momento para que el ciudadano y el visitante aprovechen estas ofertas y conozcan de cerca el lujo. En el hotel Palace, por ejemplo, han exprimido bien las ideas y tienen propuestas de lo más originales.

'E.T' y Woody Allen

Situado en la Gran Vía barcelonesa, este hotel centenario es uno de los grandes de la ciudad. Hace ya un tiempo que decidieron abrirse al mundo y no solo a los clientes que pueden permitirse el lujo de dormir en sus habitaciones. Con el covid, esa idea se ha vuelto más fuerte y plantean ofertas irresistibles. Como el Rooftop Cinema, una propuesta original y superapetecible al alcance de todos. De miércoles a domingo, la azotea ajardinada de este hotel se convierte en un cine al aire libre en el que se emiten clásicos como ‘E.T.’ y ‘James Bond Goldfinger’, además de películas simbólicas para ellos, como ‘Vicky Cristina Barcelona’.

No hay que olvidar que Woody Allen es cliente asiduo del hotel y siempre que viaja a la capital catalana se aloja en el Palace. A las 20:30, con el atardecer en todo su esplendor, el visitante puede ver una película en una mullida tumbona, tomar un cóctel y disfrutar de la barra libre de palomitas. Y todo con unas vistas espectaculares de la ciudad.

LEA MÁS: Pequeños hoteles casi secretos en Barcelona

No es la única oferta del Palace: por las mañanas dan clases de yoga y pilates. Y por las noches cuentan con el Pop Up Vendimias, cenas con aire campestre, cuentan, en ese maravilloso rooftop, inspiradas en el Mediterráneo con vinos de Jean Leon. Si uno prefiere algo ligero, puede tomarse una copa por las noches o en fin de semana por las mañanas. Y si aprieta el calor, algo que en Barcelona se alarga hasta casi entrado noviembre, siempre se puede disfrutar de su recoleta piscina con la oferta Pool&Sunbed.

placeholder Terraza del hotel Duques de Cardona.
Terraza del hotel Duques de Cardona.

Otra propuesta original es la del hotel Duque de Cardona, situado en el barrio Gótico. A partir de octubre, ofrecen cenas de diseño, cócteles, DJ y espectáculos de magia, Las cenas las ha creado el chef Ismael Alonso, asesor gastronómico del hotel y exmiembro del equipo del Aponiente de Ángel León. El especialista en cócteles es Marc Álvarez, de Elbarri Grup. Además, las noches se amenizan con música en directo pinchada por un DJ, y contarán con el mago Hausson, Premio Nacional de Cultura 2018.

Piscina y mojito

Algo parecido ofrece el Midmost, hotel que propone su Day Pass, una suerte de carné con el que el visitante puede disfrutar de su terraza y piscina, los vestuarios y toallas, además de tumbarse en una cama balinesa con un mojito en mano. Situado en la calle Pelayo, en el corazón turístico y de compras de la ciudad, el Midmost es un oasis de tranquilidad en pleno bullicio.

placeholder Camas balinesas del hotel Midmost.
Camas balinesas del hotel Midmost.

Las propuestas son similares, aunque cada una varía en función de sus posibilidades. Las altas terrazas de hoteles como la del Majestic. La Dolce Vitae fue galardonada como el mejor rooftop de Europa en 2019. Y ahora es acaso el momento de disfrutar de esa terraza en pleno paseo de Gracia, con unas de las mejores vistas de la Barcelona modernista mientras se degusta una cena con una buena carta de vinos y de cócteles.

Ambientazo

En julio reabrió al publico la terraza del hotel Royal, en paseo de Gracia, Fue una de las primeras en zafarse de la pandemia y ofrecer sus tapas y sus vistas a los visitantes. Con un ambiente desenfadado, el Royal ha logrado atraer al público local y a los pocos turistas que en la ciudad. Con unas vistas espectaculares de 300 grados sobre la ciudad, es una de las propuestas más atractivas del momento.

placeholder Rooftop del Hotel Royal, en paseo de Gracia.
Rooftop del Hotel Royal, en paseo de Gracia.

Muchos hoteles se apoyan en su oferta gastronómica para seguir en pie. Como el W, conocido como hotel Vela, que mantiene su propuesta de restaurante de la mano de Carlos Abellán, uno de los chefs con más identidad de Barcelona. En el Casa Bonay podemos disfrutar de una carta moderna y un ambiente a la última, y en el rooftop del hotel Pulitzer han vuelto con su oferta gastronómica, algunos conciertos en petit comité y su carta de deliciosos cócteles. “We are open” (“estamos abiertos”), recuerdan por todas partes, para que nadie se olvide de ellos, como si fueran fantasmas.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Gastronomía en Hoteles