La dieta con la que el príncipe Harry se puso en forma antes de su boda con Meghan Markle
  1. Estilo
  2. Ocio
Vida más sana

La dieta con la que el príncipe Harry se puso en forma antes de su boda con Meghan Markle

El hijo del príncipe Carlos encaró su nueva vida de casado cambiando sus hábitos poco saludables por otros mejores y perdiendo un poco de peso

placeholder Foto:  El príncipe Harry, en una imagen de archivo. (Getty)
El príncipe Harry, en una imagen de archivo. (Getty)

Hay momentos importantes en nuestra vida que nos invitan a replantearnos las decisiones que hemos ido tomando hasta el momento, que nos hacen intentar ser la mejor versión de nosotros mismos.

Esto parece ser lo que le sucedió al príncipe Harry un tiempo antes de darse el 'sí, quiero' con Meghan Markle. Tanto es así que el más joven de los hijos de Diana de Gales decidió cambiar su vida por completo.

placeholder El príncipe Harry y Meghan Markle, el día de su boda. (Getty)
El príncipe Harry y Meghan Markle, el día de su boda. (Getty)

Dejó de fumar, redujo al máximo la ingesta de alcohol y cambió su dieta, buscando que fuera un poco más saludable y consiguiendo perder un poco de peso.

Por supuesto, tuvo que despedirse de algunos de sus malos hábitos. La prensa inglesa no dudaba en poner en boca de amigos cercanos la confirmación de que el príncipe Harry era un entusiasta de la comida rápida y el pollo frito, y él mismo reconoció que había dejado de comer pizza.

placeholder El príncipe Harry, en Buckingham. (Getty)
El príncipe Harry, en Buckingham. (Getty)

Atrás quedaron estas costumbres poco saludables, y de cara a lucir perfecto su traje de novio, Harry también hizo cambios concretos en su alimentación, contando con el apoyo de la nutricionista Gabriela Peacok.

La dieta del príncipe Harry

Siguiendo los consejos de su nutricionista, y según confirmaron medios británicos, el príncipe Harry eliminó de su dieta los productos ultraprocesados, los que contienen azúcares añadidos, redujo su ingesta de sal y de hidratos de carbono y aumentó la de proteínas.

placeholder Meghan Markle y el príncipe Harry,  durante su visita a Irlanda. (Getty)
Meghan Markle y el príncipe Harry, durante su visita a Irlanda. (Getty)

Apostó por incrementar la cantidad de frutas y verduras frescas, así como por incluir en su dieta productos como el kale o la quinoa, todo un cambio en su alimentación habitual hacia una forma de comer más limpia.

Esta dieta apuesta por cocinar tu propia comida, aunque no estamos seguros de que ese fuera el caso concreto del príncipe Harry, intentando que los ingredientes sean frescos y de calidad. De hecho, se llegó a afirmar que la pareja había comprado una batidora para poder prepararse smoothies y cremas.

placeholder Harry y Meghan.
Harry y Meghan.

A esto último parece que se aficionó gracias a la influencia de quien ahora es su mujer, mucho más preocupada por llevar una alimentación sana y cuidar su equilibrio cuerpo-mente gracias al yoga, afición que comparte con su madre.

El príncipe Harry también siguió los pasos de su prometida en esto porque su alimentación no fue lo único que quiso cambiar para estar en plena forma, también se apuntó a un gimnasio para entrenar su cuerpo. De hecho, a pocas semanas del enlace ya había conseguido perder más de cuatro kilos.

placeholder Eugenia de York y Jack Brooksbank. (Getty)
Eugenia de York y Jack Brooksbank. (Getty)

Este cambio fue muy beneficioso para Harry porque le ayudó a librarse de unos malos hábitos con la comida a los que llevaba años siendo fiel, incluso cuando estaba en el ejército. Un cambio radical que le sirvió para comer mejor, apostar por alimentos naturales y brillar como nunca en el día de su boda.

Tan contento terminó que su prima Eugenia de York puso en práctica la misma dieta semanas antes de su propio enlace. Aunque, como siempre recordamos, lo más importante es consultar con un profesional de la salud antes de iniciar cualquier dieta de un día para otro.

Príncipe Harry Meghan Markle Adelgazar Adelgazamiento
El redactor recomienda