Tres formas de actualizar tu estantería Kallax, una de las más vendidas de Ikea
  1. Estilo
  2. Ocio
Un poco de imaginación

Tres formas de actualizar tu estantería Kallax, una de las más vendidas de Ikea

Tanto si ya la tienes en casa como si estas ideas te ayudan a visualizarla y te decides a comprarla, sácale el máximo provecho

placeholder Foto: Actualiza tu estantería Kallax de Ikea con estos trucos DIY. (Cortesía)
Actualiza tu estantería Kallax de Ikea con estos trucos DIY. (Cortesía)

Casi todas las personas que han paseado por Ikea se han planteado la posibilidad de llevarse a casa una estantería Kallax y, de hecho, muchas de ellas así lo hicieron, puesto que este modelo es uno de los más vendidos por la firma de decoración escandinava. Un mueble sencillo, práctico y funcional que podemos encontrar en varios colores y con diferentes accesorios.

Tras el éxito inicial, no quisieron dejar nada al azar y por eso podemos encontrar cajas y cestas que encajan perfectamente con las medidas de esta estantería, pero también puertas de diferentes estilos que podemos añadir para tener una mayor intimidad, así como cajones, con los que diseñar diferentes espacios de almacenamiento.

A pesar de que la firma se ha esforzado en cubrir todas las posibilidades, la imaginación humana parece no tener límites y gracias a eso hemos descubierto otras muchas formas de aprovechar esta estantería que en su día nos sedujo y a la que no queremos renunciar, solo darle un aire renovado y moderno.

Una de las formas más sencillas de que la estantería Kallax de cuatro espacios (cuyo precio es de 25 euros) parezca nueva es añadirle algunas piezas, por ejemplo, sumándole unas patas finas y altas, que lo elevan del suelo, lograremos que se vea más ligero y ocupe menos espacio visual, al permitir que el aire pase por debajo de él.

En este caso han empleado la madera de color claro, para crear un estupendo contraste de colores y texturas -puesto que han escogido el mueble lacado en color blanco- dejando que los materiales naturales cobren un mayor protagonismo. Así, seleccionando algunos elementos decorativos conseguiremos un rincón apacible y elegante.

Esta colección consta de estanterías de distintos tamaños, aunque todas compartan un diseño similar. Si tienes en casa una vertical (que puedes comprar por 40 euros) y te apetece que se vea completamente distinto, puedes ponerla en horizontal y convertirá en un estupendo banco para colocar en el recibidor de tu casa. No pierdes espacio de almacenamiento y consigues un mueble original y diferente.

Para este diseño le han añadido unas pequeñas patas metálicas, pero es con la incorporación de un asiento mullido y confortable con el que consiguen que parezca un mueble completamente nuevo. Podremos usarlo como complemento y decoración de la estancia o también darle un uso práctico y sentarnos un instante para quitarnos los zapatos nada más entrar en casa.

La última de las opciones encontradas nos invita a convertir la estantería de seis baldas (50 euros) en el espacio con el que sueñan todas las amantes de las manualidades. Así, con una tabla sobre la que podamos trabajar con mayor comodidad y unas pequeñas ruedas que nos permitan desplazarlo tendremos la meza auxiliar perfecta para guardar hilos, telas y lanas o para que nuestros hijos puedan dibujar sin preocuparse de nada más.

Una vez finalizada la actividad, los espacios inferiores son perfectos para que todo tenga su sitio y nuestra casa vuelva a quedar limpia y ordenada. Ikea nos ofrece muchas posibilidades, pero también nos brinda la oportunidad de sacar nuestro lado más creativo y convertir sus muebles en piezas únicas.

Ikea Decoración DIY
El redactor recomienda