No cometas estos errores al escoger las cortinas de tu casa
  1. Estilo
  2. Ocio
Luz, altura y calidad

No cometas estos errores al escoger las cortinas de tu casa

Como todos los detalles cuentan, no dejes que una mala elección de cortinas convierta la decoración de tu casa en un desastre

placeholder Foto: Errores a evitar el elegir las cortinas de tu casa. (Justin Schüler para Unsplash)
Errores a evitar el elegir las cortinas de tu casa. (Justin Schüler para Unsplash)

Al decorar nuestra casa todo es importante, por tanto a todos los detalles debemos prestar atención, buscando la forma de que cada uno de ellos sea especial, pero que en el conjunto todo quede armónico y agradable. De lo contrario, corremos el riesgo de que el resultado final no sea como esperabas, sino como una mezcla de elementos que no terminan de cohesionar y que por tanto, no funcionan del todo bien.

Si pasamos horas buscando el mejor sofá o sillón, dedicamos tardes enteras a colocar los libros en las estanterías de forma que sean sencillos de encontrar y bonitos de mirar, y nunca compraríamos una funda de cojín para el dormitorio que no pegara con el nórdico de la cama, está claro que elegir las cortinas adecuadas puede ser una preocupación. Como el primer paso para evitar un error es conocerlo, queremos repasar algunos de los más habituales para no cometerlos.

Puede que lo hayamos pensado con calma y, antes de seleccionar las cortinas adecuadas para colocar en casa hayamos pensado qué tonos encajan mejor con nuestro sofá, nuestra cama o la decoración del pequeño comedor, pero ¿has tenido en cuenta las paredes? Estas no siempre son blancas y es en contraste con ellas como veremos nuestras cortinas por lo que debemos tenerlas en cuenta antes de elegirlas. Aunque si encuentras unas que te apasionan, siempre puedes pintar las paredes.

Otra de las cosas a tener en cuenta es si nuestra habitación es exterior o interior. Muchas veces optamos por colocar visillos finos en esas habitaciones en las que entra poca luz, pero por muy buena idea que esto sea, debemos tener en cuenta que las cortinas también nos aportan intimidad, por lo que puede que, una vez caída la noche, un visillo no sea suficiente protección para nuestro dormitorio y tengamos que escoger una tela un poco más tupida o poner cortinas dobles.

Las ventanas que estamos cubriendo también nos ayudarán a tomar decisiones a la hora de seleccionar nuestras cortinas. No todas se abren de la misma manera y algunos sistemas de apertura pueden llegar a resultar más incómodos al poner cortinas, puede que sea mejor seleccionar unos estores que cumplan la misma función.

¿Estás segura de cuanto miden tus ventanas? No es algo que quieras dejar al azar porque el resultado puede ser una segunda visita a la tienda para cambiar las cortinas que tanto nos ha costado elegir. Asegúrate de que tienes las medidas correctas y no olvides que tienes que añadir unos cuantos centímetros extra, por ejemplo, calcula unos 30 centímetros más de largo para el bajo y la sujeción superior.

Cuidado con la barra que elijas para colocarla, también tendrás que medirla con cuidado para evitar que sea corta y queden a la vista los marcos de la ventana; recuerda que además tiene que ser resistente para soportar el peso de la tela. Una vez tengas la barra adecuada a la medida correcta piensa la altura a la que vas a ponerla. Colocarlas demasiado bajas puede crear la sensación de que nuestros techos son menos altos y la estancia más pequeña.

Antes de colocar las cortinas y ajustar las medidas, lava la tela, si encoge es mejor que lo haga antes de realizar todo el trabajo, y recuerda plancharlas, aunque es un mito muy extendido, no todas las telas se estiran y quedan perfectas solo con colgarlas cuando todavía están húmedas. ¿Un truco para evitar esto? Escoge telas de calidad.

Decoración
El redactor recomienda