Los mejores consejos para salir a correr ahora que hace calor
  1. Estilo
  2. Ocio
Con precaución

Los mejores consejos para salir a correr ahora que hace calor

No renuncies a una de tus actividades deportivas, solo apunta estos consejos que tienes que empezar a poner en práctica para poder seguir corriendo de forma segura

placeholder Foto: Los mejores consejos para correr con calor. (Morgan Sarkissian para Unsplash)
Los mejores consejos para correr con calor. (Morgan Sarkissian para Unsplash)

El ejercicio físico es una estupenda manera de mantenernos en forma, sentirnos libres, más ágiles y más ligeras, pero con las altas temperaturas corremos el riego de cometer algunos errores. Por ejemplo, no es igual hacer deporte en invierno cuando las condiciones son unas, que salir a correr en verano, cuando el calor puede jugarnos una mala pasada. Esto no quiere decir que tengamos que dejar de hacer deporte, solo que tendremos que adaptarnos a las nuevas circunstancias.

Los días son más cálidos, incluso con olas de calor, por eso no es mala idea comenzar a tener presente que, a lo largo de las próximas semanas tendremos que modificar algunas de nuestras rutinas, en busca de una forma de hacer ejercicio físico que siga siendo segura para nosotras y con la que obtengamos los mejores resultados.

placeholder Consejos para correr con calor. (Nathalie Désirée Mottet para Unsplash)
Consejos para correr con calor. (Nathalie Désirée Mottet para Unsplash)

Por ejemplo, no es raro que en esta época del año tengamos que modificar nuestros horarios y volver a calcular cuál es la mejor hora del día para salir a correr: primera hora de la mañana o última de la tarde. Esto puede parecer una decisión caprichosa y obligarnos a modificar ciertos aspectos de nuestra vida, como adelantar un poco el despertador, pero es en estos tramos horarios cuando las temperaturas son más frescas, lo que puede hacer que nos motivemos más y esquivemos las peligrosas horas en las que el calor es mayor.

Mantenernos hidratadas es clave, siempre lo es, pero con las altas temperaturas aumenta la sudoración y por tanto la pérdida de líquidos es mayor. Será necesario reponer minerales y beber una mayor cantidad de agua, también hacerlo con antelación, no justo antes de salir a correr, sino un poco de tiempo antes para evitar molestias. Bebe con regularidad a lo largo del día y recuerda coger una botella si vas a hacer deporte durante bastante tiempo.

placeholder Consejos para correr con calor. (Dylan Alcock para Unsplash)
Consejos para correr con calor. (Dylan Alcock para Unsplash)

Otra de las cosas que puede que tengas que cambiar es tu ruta, el verano es un momento estupendo para innovar y buscar rutas alternativas, sobre todo por zonas sombreadas en las que evites el sol directo o por zonas verdes, huyendo del cemento que absorbe el calor a lo largo del día y pueden hacer que las temperaturas sean más elevadas. Escoge zonas ajardinadas, parques o bosques cercanos.

La equipación puede ayudarte en esta época de más calor. Aunque siempre se señala que a la hora de salir a correr solo es necesario hacerte con unas zapatillas deportivas adecuadas y ropa cómoda, cuando queremos combatir el calor es mejor escoger prendas más especializadas. La ropa holgada y transpirable nos ayudará a librarnos de parte del calor, así como escoger los materiales adecuados. Selecciona prendas de colores claros y recuerda protegerte con una gorra.

placeholder Consejos para correr con calor. (Andrew Tanglao para Unsplash)
Consejos para correr con calor. (Andrew Tanglao para Unsplash)

Es probable que, a pesar de tomar todas las medidas necesarias para poder seguir entrenando en la calle a pesar del calor, tengas que bajar el ritmo de tus entrenamientos, esto es normal porque necesitamos algo de tiempo para adaptarnos a las nuevas temperaturas. No olvides escuchar a tu cuerpo y, sobre todo hacerle caso, frente a dolores de cabeza, cansancio, calambres o mareos, para, busca una sombra, bebe agua y descansa.

El último de los consejos es también uno de los más importantes, aunque lo cierto es que este nos conviene ponerlo en práctica incluso cuando no salimos a hacer deporte: protege tu piel del sol. Escoge el factor de protección adecuado y no olvides aplicarlo de forma generosa, también en las zonas que a veces olvidamos como las orejas y el cuello. Con estos pequeños consejos a tener en cuenta podrás seguir disfrutando de una de tus pasiones de forma segura.

Ejercicios piernas
El redactor recomienda