Qué es el NEAT y cómo puedes aumentarlo para adelgazar
  1. Estilo
  2. Ocio
Actividades diarias

Qué es el NEAT y cómo puedes aumentarlo para adelgazar

Existen algunos trucos para ayudarnos a perder peso, aumentar las actividades diarias y hacerlas de forma más enérgica puede darnos estupendos resultados

Foto: Aumenta el NEAT para adelgazar. (Blubel para Unsplash)
Aumenta el NEAT para adelgazar. (Blubel para Unsplash)

Una de las cosas que hemos aprendido con el paso del tiempo es que para perder peso es necesario un cambio de hábitos, si seguimos llevando una vida sedentaria y alimentándonos de la misma forma es muy probable que nada cambie. Hay muchos factores que influyen sobre ello y que debemos considerar, pero si queremos adelgazar es necesario que hagamos algo al respeto y uno de los aspectos a los que no solemos prestar atención es el NEAT.

La mejor forma de lograr perder peso es crear un déficit calórico, es decir quemar a lo largo del día más calorías de las que consumimos y para ello hay algunas cosas que podemos hacer. La primera de ella es comer alimentos que contengan menos calorías, algo que podemos conseguir aumentando la ingesta de frutas y verduras, siempre en el marco de una dieta equilibrada. Otra es hacer más ejercicio físico, adaptando el tipo a nuestra edad y necesidades.

placeholder Ejercicios físicos a partir de los 50 años. (Kaylee Garrett para Unsplash)
Ejercicios físicos a partir de los 50 años. (Kaylee Garrett para Unsplash)

Existe otro aspecto que, como hemos señalado, solemos pasar por alto. Esto suele ser principalmente por desconocimiento, puede que hayas oído hablar del NEAT, pero no tengas muy claro a qué hace referencia. Este nombre responde a las siglas de “non exercise activity thermogenesis”, actividades diarias que no se consideran ejercicio como tal porque están fuera de las actividades pautadas, pero con las que también quemamos calorías.

No conviene confundir en NEAT con la tasa metabólica basal o en reposo porque, aunque sean conceptos que pueden parecer similares, son dos cosas completamente diferentes. Ya hemos estipulado que el NEAT es el gasto energético que tiene nuestro cuerpo al realizar actividades no consideradas ejercicio físico; la tasa metabólica hace referencia al gasto que hace nuestro cuerpo para mantener las funciones vitales, es decir, para que los órganos funcionen o al respirar.

placeholder Aumenta el NEAT para adelgazar. (Eve para Unsplash)
Aumenta el NEAT para adelgazar. (Eve para Unsplash)

Las necesidades energéticas de una persona se suelen calcular sumando la tasa metabólica basal, la termogénesis inducida por la dieta, es decir, la energía necesaria para llevar a cabo los procesos relacionados con la alimentación, como la digestión o el metabolismo de sus componentes, pero también la actividad física, que engloba el ejercicio y el NEAT. Así, al aumentar este estaremos quemando una mayor cantidad de calorías de forma global.

Actualmente, gracias a las pulseras de actividad, nos resulta muy sencillo calcular cuál es nuestro NEAT, por lo menos de forma aproximada. Este tipo de dispositivos suma nuestros pasos y movimientos a lo largo del día y calcula la cantidad de calorías que quemamos, si al cómputo global le restamos aquellas que sabemos que hemos quemado haciendo ejercicio físico, las que nos queden serán consumidas por el resto de actividades físicas.

placeholder Aumenta el NEAT para adelgazar. (Stephen Goldberg para Unsplash)
Aumenta el NEAT para adelgazar. (Stephen Goldberg para Unsplash)

Aumentarlo tampoco es complicado, pero requiere de nosotras un poco de esfuerzo y ganas, dejar de lado el sedentarismo y cambiar pequeños hábitos que hacemos de forma rutinaria. Por ejemplo, caminar más -una actividad que nos permite adelgazar si la hacemos correctamente-, escoger ir a la compra en lugar de que nos la traigan a casa, aparcar un poco más lejos de casa para andar un rato más o bajarnos del transporte público un poco antes. También gestos como subir andado las escaleras o ir en bicicleta al trabajo pueden ayudarnos a aumentarlo.

Actividades habituales que hacemos para mantener en orden la casa como limpiar los cristales, barrer o lavar el coche. Si haces todas estas cosas con energía o incluso bailando, aumentarás el gasto calórico. Intenta pasar más tiempo de pie, por ejemplo cuando hablas por teléfono, hacer actividades al aire libre, pasear con tu mascota, juega con tus hijos… Pequeños gestos de nuestro día a día con los que podemos contribuir a llevar una vida más saludable.

Trucos adelgazar Adelgazar Adelgazamiento
El redactor recomienda