Fibra soluble o insoluble, diferencias y dónde encontrar cada una
  1. Estilo
  2. Ocio
Mejora tu salud

Fibra soluble o insoluble, diferencias y dónde encontrar cada una

Aprende un poco más sobre los alimentos que conforman tu dieta equilibrada y los beneficios que podemos conseguir aumentando el consumo de algunos de ellos

placeholder Foto: Tipos de fibra y dónde encontrarla. ( Eiliv-Sonas Aceron para Unsplash)
Tipos de fibra y dónde encontrarla. ( Eiliv-Sonas Aceron para Unsplash)

El poder conocer y descubrir más detalles sobre los alimentos que consumimos nos ayuda a llevar una alimentación más sana y equilibrada, haciendo que comprobemos cuáles son mejores para nosotras, qué nos aporta incluirlos en nuestra alimentación e incluso cómo podemos tomarlos para conseguir los resultados que queremos, ya sea perder peso o sentirnos más ligeras y menos hinchadas.

Uno de estos elementos es la fibra, clave para que nuestro cuerpo funcione de manera adecuada, lo que puede hacer que a la larga evitemos determinados problemas de salud. Nuestro cuerpo no es capaz de degradar y digerir la fibra, por eso durante mucho tiempo se la consideró innecesaria, sin embargo ahora sabemos que resulta esencial consumirla en su justa medida, no pasarnos ni por exceso ni por defecto.

placeholder Tipos de fibra y dónde encontrarlas. (Brooke Lark para Unsplash)
Tipos de fibra y dónde encontrarlas. (Brooke Lark para Unsplash)

La fibra dietética o fibra alimentaria incluye la parte de los alimentos que nuestro cuerpo no puede digerir, por lo que pasa relativamente intacta por el cuerpo, sin embargo esto no quiere decir que no tenga ninguna función. Por ejemplo, favorece el tránsito intestinal, por lo que previene y alivia el estreñimiento, también ayuda en la regulación de los niveles de colesterol, lo que reduce el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

Actúa como barrera evitando la absorción del azúcar en sangre, regulando de esta forma los niveles de glucosa y evitando que estos aumenten de forma rápida tras la comida y resulta muy práctica a la hora de perder un poco de peso porque produce una mayor sensación de saciedad, invitándonos a consumir una menor cantidad de alimentos al ayudarnos a sentirnos llenas antes. Por supuesto siempre en el marco de una dieta equilibrada.

Tipos de fibra y dónde encontrarla

placeholder Tipos de fibra y dónde encontrarla. (Margarita Zueva para Unsplash)
Tipos de fibra y dónde encontrarla. (Margarita Zueva para Unsplash)

Comúnmente, clasificamos la fibra alimentaria de dos maneras, por una parte encontramos la fibra soluble y por el otro la insoluble, como no podía ser de otra manera. La primera recibe su nombre porque es capaz de absorber el agua en gran cantidad durante su paso por el tracto digestivo, de esta manera forma una especia de gel durante la digestión, esto hace que el proceso digestivo sea más lento, aumentando la sensación de saciedad durante más tiempo. Estos geles además son fermentados por la flora intestinal, formando compuestos beneficiosos para el organismo.

Esta clase de fibra disminuye la absorción del colesterol y el azúcar, evitando que se produzcan picos bruscos de glucemia, regulando mejor los niveles de glucosa. Podemos encontrar este tipo de fibra en frutas como la manzana o el plátano, también en verduras como la zanahoria y la patata, y legumbres como las lentejas, pero también en la avena y la cebada, frutos secos como las nueces, el arroz o la pasta que hemos cocinado y enfriado.

placeholder Tipos de fibras y dónde encontrarlas. (Jannis Brandt para Unsplash)
Tipos de fibras y dónde encontrarlas. (Jannis Brandt para Unsplash)

La fibra insoluble la encontramos en verduras de hojas verdes, en el trigo y en los granos integrales, también en las frutas en general, sobre todo si las consumimos con piel. Esta es la fibra que no retiene líquidos durante su paso por nuestro cuerpo, ayuda a que los alimentos pasen más rápidamente por el estómago y los intestinos y por tanto disminuye el estreñimiento. Esta fibra también impide la absorción de grasas, por lo que ayuda a regular los niveles de colesterol.

Aunque esta clasificación nos ayuda a entender un poco mejor su funcionamiento en nuestro cuerpo, lo cierto es que no es raro encontrar ambos tipos de fibra en los mismos alimentos, aunque en algunos predominan más unas que otras. Esto es ideal para modificar algunos de nuestros hábitos e incluir algunos alimentos con mayor frecuencia en nuestra dieta para conseguir los resultados deseados.

Trucos adelgazar Adelgazar Adelgazamiento
El redactor recomienda