Ordena, limpia y ahorra tiempo con FlyLady: el método de limpieza que cambiará tu vida
  1. Estilo
  2. Ocio
CLAVES Y CONSEJOS

Ordena, limpia y ahorra tiempo con FlyLady: el método de limpieza que cambiará tu vida

La organización es buena en todos los aspectos de la vida y si la aplicamos a la limpieza del hogar, obtendremos grandes resultados y ahorraremos mucho tiempo

Foto: Orden y limpieza en casa con el método FlyLady. (Monstera para Pexels)
Orden y limpieza en casa con el método FlyLady. (Monstera para Pexels)

A lo largo del tiempo, son muchas las técnicas y procesos que se han ideado para resolver un problema hogareño muy común: la limpieza del hogar. Más allá de que las tareas suelen ser tediosas, entra en juego un factor muy importante como es la falta de tiempo. El trabajo, la familia, los estudios o el ocio... pueden hacer difícil el mantenimiento de la casa como a nosotros nos gustaría.

El frenético ritmo de vida nos lleva a reservarnos un día para hacer limpieza general sobreesforzándonos en ello, para compensar el resto de días que no hemos podido (o querido) hacerlo. Precisamente contra esto lucha el método FlyLady. Un sistema de limpieza que se aleja de los procesos cortos y rápidos, y apuesta por la planificación a través de una serie de rutinas fáciles de seguir y completar.

placeholder Disfruta de una casa ordenada con el método FlyLady. (Cortesía Ikea)
Disfruta de una casa ordenada con el método FlyLady. (Cortesía Ikea)

Marla Cilley -organizadora norteamericana profesional- es el nombre que está detrás de esta técnica de limpieza y orden del hogar. El método FlyLady consiste en una serie de rutinas para mantener todo en orden sin tener que dedicar demasiado tiempo a las tareas del hogar. A través de la organización y la planificación de la limpieza, conseguimos ser más prácticos, eficaces, productivos y, en consecuencia, ahorramos tiempo perdido.

Para llevar a cabo este método, la norteamericana se centra en zonas concretas del hogar que le parecen claves y necesariamente debemos tener limpias. Esto lo hace, en cierta forma, jugando con la psicología del individuo porque ver cosas limpias, incita inconscientemente a limpiar más. De la misma manera limita la limpieza de cada día a una zona concreta y en un tiempo determinado: "Si una casa no se ensucia en un día, es imposible limpiarla en un día", es uno de sus lemas.

1. El fregadero

placeholder El fregadero es uno de los puntos más importantes del método FlyLady. (Kaboompics.com para Pexels)
El fregadero es uno de los puntos más importantes del método FlyLady. (Kaboompics.com para Pexels)

Uno de los puntos claves para Maria Cilley es el fregadero. Ella considera que debe estar siempre vacío de utensilios, limpio, seco y brillante. Algo que se puede extender al resto de la cocina (por lo general, el punto más conflictivo en lo que a limpieza se refiere), pero insiste en que no solo no tiene que haber cacharros dentro, sino que estos deben estar guardados y la pila perfectamente limpia y, a poder ser, desinfectada con lejía. Ella misma te indica en su página web cómo hacerlo.

No en vano, para la gente que no sea muy fan de este producto de limpieza, existen otros productos, así como otras técnicas. La cuestión es intentar que brille lo máximo posible para que, cada vez que lo veamos, nos sintamos orgullosos de haberlo limpiado y de lo recogido que tenemos todo. Además es una tarea que no tenemos por qué hacer en profundidad todos los días y que nos lleva mucho menos tiempo del que podamos imaginar.

2. Zapatos y zapatillas

placeholder Ponerse las zapatillas es una forma de estar preparado para hacer cosas según el método FlyLady. (Cottonbro para Pexels)
Ponerse las zapatillas es una forma de estar preparado para hacer cosas según el método FlyLady. (Cottonbro para Pexels)

El método FlyLady indica que para empezar el día con energía y ponernos en marcha en lo que a tareas del hogar se refiere, hay que empezar por la forma en la que nos vestimos. Para Cilley es mejor vestirte y ponerte enseguida los zapatos, a poder ser con cordones, y evitar las zapatillas de estar en casa, al contrario de lo que la gente suele hacer por temas, precisamente, de limpieza. ¿Por qué? Porque así te sentirás preparado para hacer cosas desde el primer momento.

Una forma de no ponerte excusas si tienes que salir de casa a tirar la basura, hacer la compra, etc, porque ahorras tiempo, al haberte vestido y calzado ya. Eso sí, siempre podemos adaptar esta rutina a nuestro estilo de vida y los planes que tengamos previstos hacer a lo largo del día.

3. La teoría de los 15 minutos

placeholder Dedica 15 minutos a limpiar y ordenar una estancia cada día. (Cottonbro para Pexels)
Dedica 15 minutos a limpiar y ordenar una estancia cada día. (Cottonbro para Pexels)

Una de las partes más importantes de este método es la que te obliga a dedicar 15 minutos a una estancia concreta de la casa. Solo 15 minutos y solo una estancia. María Cilley te reta a recoger/ordenar una habitación con un cronómetro puesto de 15 minutos para que tú mismo te des cuenta de todo lo que has conseguido hacer en tan poco tiempo y dediques, al menos, ese rato diario a una zona que podrá mantenerse limpia durante varios días. Si asignas un día de la semana a cada habitación, el éxito estará garantizado.

4. Las rutinas

placeholder Añade actividades de limpieza a tus rutinas diarias según el método FlyLady. (Cottonbro para Pexels)
Añade actividades de limpieza a tus rutinas diarias según el método FlyLady. (Cottonbro para Pexels)

Una vez hayas avanzado en este método y FlyLady forme parte de tu vida, comienza a crear rutinas. La norteamericana te propone dividir tu día en tres franjas: rutinas de mañana, rutinas de tarde y rutinas de noche, aunque por supuesto cada persona debe y puede adaptar sus rutinas a su estilo de vida habitual. Hay quienes prefieren hacer muchas más tareas por la mañana según se levantan y otros que prefieren dejar la casa recogida al final del día antes de acostarse.

Independientemente de esto, el éxito de su método reside en convertir acciones en hábitos y rutinas que hagamos sin pensar. O sea, que nos salgan solas. Para eso, hay que repetirlas muchas veces, de la misma manera y en la misma franja horaria, hasta el punto de que no podamos pasar a realizar una cosa sin haber hecho otra antes.

placeholder El método FlyLady te ayuda a ordenar y limpiar tu casa, mientras ahorras tiempo. (Cottonbro para Pexels)
El método FlyLady te ayuda a ordenar y limpiar tu casa, mientras ahorras tiempo. (Cottonbro para Pexels)

Por último, Maria Cilley ofrece una serie de recomendaciones a los principiantes en su método y a la gente, en general, en lo que a limpiar y ordenar la casa se refiere. La identificación de los puntos más problemáticos de la casa y dedicar dos minutos diarios para ponerlos en orden, elegir una zona de la casa y arreglar todo lo posible en 15 minutos, limpiar el baño (de manera superficial) todas las mañanas, ir incluyendo actividades de limpieza en nuestra rutina de manera paulatina, crear planes semanales para llevar todo organizado, etc. En definitiva, si sigues estos consejos, no te arrepentirás porque tu casa estará siempre limpia y ordenada.

Ordenar
El redactor recomienda