Los mejores consejos para superar el primer día de gimnasio
  1. Estilo
  2. Ocio
Preparada para todo

Los mejores consejos para superar el primer día de gimnasio

Ahora que has tomado la decisión de apuntarte al gimnasio, seguro que estos consejos te ayudan a afrontar esta nueva experiencia con las pilas cargadas

Foto: Consejos para superar el primer día de gimnasio. (Karolina Grabowska para Unsplash)
Consejos para superar el primer día de gimnasio. (Karolina Grabowska para Unsplash)

Una vez que se toma la decisión de llevar una vida más activa y saludable, encontrar la forma de convertir estos propósitos en rutinas es el siguiente paso lógico. Un camino que suele pasar por apuntarse al gimnasio, una manera sencilla de tener a su alcance numerosas actividades, grupales e individuales que, de otra forma, sería más complicado conseguir.

El ejercicio físico es conveniente a todas las edades, pero conforme nos hacemos más mayores los beneficios de mantenernos activas son más. No solo estamos cuidando de nuestro aspecto físico, también de la salud de huesos y músculos, del sistema cardiovascular, respiratorio, nervioso… estamos ganando fuerza, flexibilidad y energía para afrontar cualquier contratiempo o circunstancia.

placeholder Consejos para superar el primer día de gimnasio. (Tyler Nix para Unsplash)
Consejos para superar el primer día de gimnasio. (Tyler Nix para Unsplash)

Así, tras buscar y encontrar el centro deportivo que mejor se adapte a nuestros deseos y que esté cerca de casa o el trabajo -esto hará más sencillo que vayamos de forma constante, incluso cuando el clima no sea favorable y nos dé pereza salir de casa- parece que ya está todo hecho. Sin embargo todavía hay muchas cosas que conviene tener en cuenta antes de comenzar nuestro primer día de gimnasio y que nos ayudarán.

Unos objetivos claros

Habitualmente, las personas que se apuntan a un gimnasio para entrenar lo hacen porque tienen claros sus objetivos, esto hace que sea más sencillo apreciar y medir los progresos conseguidos. Evidentemente no es igual pretender perder peso que buscar ganarlo, tampoco es raro que el objetivo sea definir musculatura, ganar fuerza o sencillamente, sentir que cuidamos de nuestro cuerpo para poder disfrutar de él en buenas condiciones durante más tiempo.

placeholder Consejos para superar el primer día de gimnasio. (Yulissa Tagle para Unsplash)
Consejos para superar el primer día de gimnasio. (Yulissa Tagle para Unsplash)

Tener un objetivo definido es clave a la hora de escoger la forma de entrenamiento que más conviene, los ejercicios que podemos hacer para conseguirlo o las clases a las que tenemos que asistir. No es lo mismo querer quemar grasa de forma rápida, que buscar la manera de relajarnos y desconectar de las preocupaciones una vez que hemos salido de la oficina.

Déjate ayudar

Como hemos señalado, en función de los objetivos que tengamos será más efectivo un tipo de entrenamiento u otro, pero hay otros muchos factores que conviene tener en cuenta. Por ejemplo, no conviene infravalorar el nivel del que partimos, si hemos sufrido algún tipo de lesión previa o incluso los gustos personales de cada uno. Dejarnos guiar por quienes más saben, los profesionales del sector, puede ser una gran ayuda.

placeholder Consejos para superar el primer día de gimnasio. (Bruce Mars para Unsplash)
Consejos para superar el primer día de gimnasio. (Bruce Mars para Unsplash)

Esto también puede librarnos de más de un aprieto, porque no siempre es sencillo realizar los ejercicios de forma correcta. Hay algunos errores comunes que todos cometemos y que, en manos de un buen guía, estaríamos evitando, eliminando la posibilidad de sufrir lesiones por ello, además de realizar el entrenamiento de forma más eficiente, lo que hará que logremos los objetivos marcados.

Revisa tu dieta

Esto no quiere decir que sea necesario ‘ponernos a dieta’ una vez que empezamos en el gimnasio, porque perder peso no es el objetivo de todos los usuarios del mismo. Sin embargo sí que es necesario adecuar nuestra alimentación a nuestra nueva actividad física porque al comenzar a hacer ejercicio físico estamos quemando una mayor cantidad de calorías que antes, lo que puede hacer que tengamos ciertas carencias si no trabajamos ambos factores en conjunto. Lo mejor es que nuestra alimentación se ajuste a nuestra nueva vida.

El descanso es importante

placeholder Consejos para superar el primer día de gimnasio. (Stephen Goldberg para Unsplash)
Consejos para superar el primer día de gimnasio. (Stephen Goldberg para Unsplash)

Ahora que la decisión está tomada y hacer ejercicio físico es parte de la rutina diaria, hay otro elemento extra que no siempre tenemos en cuenta: el descanso. En este caso, no solo hablamos de dormir las recomendadas siete u ocho horas diarias, también hace referencia a los días en los que dejamos descansar el cuerpo tras los entrenamientos. Los músculos aumentan su fuerza y tamaño al descansar, por lo que recuerda hacerlo entre sesiones, que pueden ser unos tres días por semana. Eso sí, descansar no implica quedarse tumbado en el sofá sin hacer nada, es una buena idea dar un paseo relajado y disfrutar del aire libre.

Equípate con la ropa adecuada

No hace falta ir de punta en blanco, pero si es conveniente escoger la ropa adecuada que te ayude a sentirte cómoda durante el entrenamiento. Unas zapatillas que no te hagan daño, prendas deportivas que transpiren… También otros elementos, como una botella de agua para mantenerte hidratada durante toda la sesión, o una toalla, si el centro no te proporciona una.

Calienta antes y estira después

placeholder Consejos para superar el primer día de gimnasio. (Anna Shvets para Pexels)
Consejos para superar el primer día de gimnasio. (Anna Shvets para Pexels)

El tiempo de calentamiento y estiramiento también forma parte de la sesión de entrenamiento, porque es tan importante como el ejercicio en sí. Calentar ayuda a preparar los músculos para el esfuerzo posterior y evita posibles daños o lesiones, y estirar mejora la circulación sanguínea y evita, en parte, que suframos las molestas agujetas que suelen aparecer tras el ejercicio.

Una vez que encontramos la motivación que necesitamos para comenzar a acudir al gimnasio, recuerda tener paciencia, los objetivos se consiguen poco a poco y compararte con el resto de personas que entrenan junto a ti no es una buena idea. Aprovecha para conocer gente nueva, para sentirte mejor contigo misma y, sobre todo, para aprender a amar la actividad física mientras disfrutas del entrenamiento.

Gimnasio Ejercicios piernas Adelgazar
El redactor recomienda