Las curiosidades más interesantes de 'Desayuno con diamantes'
  1. Estilo
  2. Ocio
'BREAKFAST AT TIFFANY'S'

Las curiosidades más interesantes de 'Desayuno con diamantes'

El 5 de octubre de 2021, 'Desayuno con diamantes' ('Breakfast at Tiffany's', de Blake Edwards) celebra el 60 aniversario de su estreno. Te contamos detalles que no conocías de esta película

Foto: Audrey Hepburn, teniendo un día rojo en 'Desayuno con diamantes'. (Cortesía)
Audrey Hepburn, teniendo un día rojo en 'Desayuno con diamantes'. (Cortesía)

El 5 de octubre de 1961, ‘Desayuno con diamantes’ (‘Breakfast at Tiffany's’, de Blake Edwards) se estrenaba en las pantallas de Estados Unidos. Dos años más tuvimos que esperar en nuestro país para poder disfrutar de esta cinta, concretamente hasta el 12 de noviembre de 1963. Audrey Hepburn, Holly Golightly en la película, puede que no fuera consciente cuando estaba rodando este film pero diversas imágenes se han convertido en grandes iconos del cine, y del merchandising alrededor de la misma.

A continuación vamos a desgranar algunas curiosidades y detalles de la película que puede que no conozcan los lectores sobre uno de los grandes clásicos del cine. Por ejemplo, comenzamos con un dato que muchos (pero no todos) conocen, y es que esta película se basa en una novela de mismo nombre (el inglés, no el español) escrita por Truman Capote.

placeholder Truman Capote, en Italia en el año 1953. (Cordon Press)
Truman Capote, en Italia en el año 1953. (Cordon Press)

En la novela se cuenta la amistad entre la protagonista y un narrador anónimo que quiere ser escritor. Ambos son inquilinos del mismo edificio del Upper East Side de Manhattan y a través del relato se va conociendo la personalidad de Holly: una joven chica texana de diecinueve años que se gana la vida como escort y sobre la que se conoce su bisexualidad, algo censurado en el film debido a los “decoros sociales” del momento de la grabación y del código Hays imperante en la época. Tampoco se hace referencia en el film a dos hechos que sí se tratan en la novela. Por un lado, el aborto de la protagonista, y por otro, su afición a fumar marihuana.

Para vencer la censura que sobre el guion pesaría con respecto al trabajo de Holly como escort, el guionista George Axelrod incluyó varias escenas en las que Paul Varjak, el protagonista masculino, tenía encuentros sexuales. Con esta argucia consiguió distraer lo suficiente a las autoridades y consiguió su objetivo: que no pusieron tanta atención en la ocupación de la protagonista.

placeholder Audrey Hepburn, en 1953 durante el rodaje de 'Vacaciones en Roma'. (Cordon Press)
Audrey Hepburn, en 1953 durante el rodaje de 'Vacaciones en Roma'. (Cordon Press)

Truman Capote no quería a Audrey Hepburn como protagonista de la historia que había escrito, él prefería a Marilyn Monroe como Holly Golightly. Cuando se enteró de que Paramount había elegido a la actriz belga y no a la primera y original 'ambición rubia' (nos disculpe Madonna) para la cinta, se sintió decepcionado. Poco sabía entonces sobre que su novela llena de matices y realidades acabaría pasando a los anales del cine únicamente como una bonita y romántica, aunque genialmente contada, historia de amor.

Férrea defensora de los animales, Audrey llegó a admitir que la escena en la que abandona a Gato fue una de las más dolorosas de grabar de su carrera.

placeholder Audrey Hepburn, en 'Desayuno con Diamantes'.
Audrey Hepburn, en 'Desayuno con Diamantes'.

Además, la intérprete Audrey Hepburn cobró por la película 750.000 dólares, lo que la convirtió en la segunda actriz mejor pagada tras la célebre Elizabeth Taylor.

La canción ‘Moon River’ interpretada por la actriz, y que llegó a ganar un Oscar a mejor canción, casi no llega a ver la luz debido a la inicial negativa de uno de los ejecutivos de Paramount.

placeholder Detalle de las mechas y el flequillo de Audrey Hepburn en 'Desayuno con diamantes'. (Cortesía)
Detalle de las mechas y el flequillo de Audrey Hepburn en 'Desayuno con diamantes'. (Cortesía)

La película ‘Desayuno con diamantes’ marcó un hito en la peluquería y el pelo de las mujeres de Estados Unidos y Europa, principalmente. La culpable, en realidad, fue Grazia Rossi, mujer de su maquillador y su peluquera de confianza. Esta profesional del cabello le hizo las (ahora ya) conocidas mechas castañas, acompañadas de un estructural cardado, lo que puso el mundo patas arriba y la coloración de la actriz fue la mecha que terminaría convirtiéndose en el predominio del cabello decolorado sobre el natural. “(...) nos despedimos de la arpía italiana y damos la bienvenida a la morena de mechas rubias con moño para las escenas nocturnas. ¿Chillón? Pues sí. A la señorita Hepburn también le gusta llevar el pelo de esta forma fuera de la pantalla”, así describía John O’Connell el cabello de Audrey en el número del 25 junio 1961 de ‘The American Weekly’.

placeholder Audrey Hepburn, en el rodaje de 'Desayuno con diamantes'. (Cordon Press)
Audrey Hepburn, en el rodaje de 'Desayuno con diamantes'. (Cordon Press)

Por último hablaremos (cómo no) de uno de los objetos más perseguidos e imitados de la película ‘Desayuno con diamantes’: el icónico vestido negro. La popularidad de esta película ha hecho que este vestido se convierta en uno de los iconos de estilo del mundo de la moda que, todavía hoy, encandila a millones de espectadores con ese estilo inocente pero sensual de chica neoyorquina. A pesar de que el clásico vestido negro, o little black dress, es idea original de Chanel y apareció por primera vez en forma de boceto el año 1926 en la edición estadunidense de la revista 'Vogue', el vestido que luce Audrey en la película es un diseño de Givenchy y llegó a alcanzar en subasta un precio de más de 700 mil euros.

Lo que probablemente muchos no sepan es que este vestido original se puede visitar en España. Concretamente, en el Museo del Traje, a donde acudió Vanitatis y en donde realizó un extenso y genial reportaje que podréis descubrir este fin de semana en las páginas (digitales) de nuestra publicación.

El redactor recomienda