Claves para empezar a meditar y cómo la meditación te ayudará
  1. Estilo
  2. Ocio
Menos estrés y ansiedad

Claves para empezar a meditar y cómo la meditación te ayudará

Las personas que meditan de forma habitual tienen una mayor empatía, menos estrés, más capacidad de concentración y son más felices, y esto es solo el principio

Foto: Claves para empezar a meditar y beneficios. (Elina Faitytale para Pexels)
Claves para empezar a meditar y beneficios. (Elina Faitytale para Pexels)

Cuidamos nuestro cuerpo y nuestra alimentación para que sea más saludable, pero no siempre prestamos a nuestra mente la atención que se merece. La meditación es una técnica de relajación que nos puede ayudar a sentirnos más en calma, pero también es una forma de conexión con nuestro interior. Ideal para calmar la mente, encontrarnos a nosotros mismos y para reducir nuestros niveles de ansiedad o estrés, cada vez más personas le dan una oportunidad a esta disciplina milenaria.

Los beneficios de incluir esta práctica en nuestro día a día y nuestras rutinas, igual que hacemos con el ejercicio físico, son mucho mayores de lo que parece a simple vista, porque conseguiremos mucho más que calmar nuestra mente. Practicar la meditación de forma habitual y efectiva puede traernos muchas ventajas.

placeholder Claves para empezar a meditar y sus beneficios. (Ian Stauffer para Unsplash)
Claves para empezar a meditar y sus beneficios. (Ian Stauffer para Unsplash)

La meditación nos ayuda a conocernos mejor, haciendo que mejoremos la visión que tenemos de nosotros y logrando que también tengamos una visión de la vida más positiva. Esto influye también a la hora de reducir los niveles de estrés, lo que hará que disminuya el riesgo de padecer otro tipo de enfermedades, como la depresión, pero también otras de carácter cardiovascular, porque reduce la presión arterial. Además se ha demostrado que reduce la intensidad de los procesos dolorosos e inflamatorios.

Asimismo, meditar de forma regular puede ayudarnos a mejorar la memoria, a tener una mayor capacidad de aprendizaje, así como a aumentar nuestra capacidad de atención y concentración. Nos hace también estar más presentes en el momento actual y dejar de actuar en ‘autopiloto’, siendo más conscientes de cómo nos movemos, cómo nos sentimos y como reaccionamos ante situaciones o conflictos.

placeholder Claves para empezar a meditar y sus beneficios. (Darius Bashar para Unsplash)
Claves para empezar a meditar y sus beneficios. (Darius Bashar para Unsplash)

Como hemos señalado antes, empezar a meditar no siempre resulta sencillo, requiere disciplina y práctica por nuestra parte. Es importante encontrar el mejor momento para ti, así como la forma de meditación con la que mejores resultados obtengas o la postura adecuada para hacerlo, en la que te encuentres cómoda y te ayude a encontrar el estado mental que necesitas. Puede que no consigas los resultados esperados en la primera sesión, pero la clave es crear hábito para ir mejorando.

Pasos para empezar a meditar

Lo importante es centrarte en el aquí y el ahora, por lo que lo mejor es olvidarse de relojes y otro tipo de aparatos y escoger una ropa con la que puedas sentirte cómodo. Encontrar el lugar adecuado es también clave, un sitio en el que puedas estar tranquilo y sin que nadie te moleste. Aunque solemos escoger un rincón de nuestra casa, no es necesario que sea allí, también puede ser un parque o un rincón que nos conecte con la naturaleza.

placeholder Claves para empezar a meditar y beneficios. (Andrea Piacquadio para Pexels)
Claves para empezar a meditar y beneficios. (Andrea Piacquadio para Pexels)

Encontrar la postura que nos ayude y la más habitual es sentada sobre la esterilla o el cojín de meditación, con los hombros y los brazos relajados. Sin embargo, hay otras ocasiones en las que es mejor tumbarnos o escoger un lugar en el que podamos apoyar la espalda, sobre todo al principio, para evitar cansarnos o incluso que resulte doloroso por intentar mantener la misma postura durante demasiado tiempo.

La respiración es clave en este proceso, igual que sucede en el yoga con la respiración consciente, centrarnos en este aspecto puede ser muy útil sobre todo para los principiantes, porque al centrar nuestra atención en una sola cosa, tu mente se irá calmando y alejando de los pensamientos con los que nos bombardea a lo largo del día. En contra de lo que se suele pensar, la meditación no es dejar la mente en blanco, sino aceptar los pensamientos y emociones que van surgiendo y aprender a seguir adelante.

placeholder Claves para empezar a meditar y beneficios. (Karolina Grabowska para Pexels)
Claves para empezar a meditar y beneficios. (Karolina Grabowska para Pexels)

Muchas personas que toman la decisión de comenzar a meditar tienden a sentir cierta frustración porque esperan que la práctica llegue acompañada de una sensación de bienestar instantáneo, de plenitud. Sin embargo, los beneficios se conseguirán con el entrenamiento, haciendo que la meditación forme parte de tu rutina, poco a poco irás mejorando hasta conseguir los beneficios que señalábamos anteriormente.

Una buena idea es dejarnos guiar por un profesor o un maestro que pueda compartir sus enseñanzas, así más adelante podremos hacer nuestras propias meditaciones. Conviene empezar poco a poco e ir aumentando el tiempo que le dedicamos a la práctica, así como no exigirnos demasiado a nosotros mismos y ser conscientes de que, como tantas cosas en la vida, los resultados no son inmediatos.

placeholder Claves para empezar a meditar y beneficios. (Christopher Campbell para Unsplash)
Claves para empezar a meditar y beneficios. (Christopher Campbell para Unsplash)

Si buscas el mejor momento del día para meditar, las primeras horas de la mañana y las últimas de la tarde pueden ser las adecuadas. Aprovecha esos ratos que tengas disponibles para ti para buscar la mejor forma de recuperar tu energía, mejorar tu bienestar y lograr una vida más placentera y feliz.

El redactor recomienda