Es noticia
Menú
Todas las direcciones para recorrer Roma de la mano de dos expertos
  1. Estilo
  2. Ocio
LA MOCHILA DE KIKE Y CARLOS

Todas las direcciones para recorrer Roma de la mano de dos expertos

Kike Sarasola y Carlos Marrero nos dan la agenda imprescindible para turistas que desean conocer la ciudad más allá de lo obvio

Foto: Foto: Unsplash/Gabriella Clare Marino.
Foto: Unsplash/Gabriella Clare Marino.

Con Roma me pasó algo muy curioso. Antes de conocerla, traía mi cerebelo impregnado de gestas romanas, de la nueva civilización e incluso de ciertas atrocidades que algunos llegaron a hacer para dejar claro, seguro que desde la más profunda enfermedad, quién mandaba ahí. Todo aquello estaba para ser mirado, pero a mí me costaba mirar. ¿Sabes por qué? Te explico.

Kike y yo tenemos la costumbre de tocar pórticos, mármoles o paredes de magnos monumentos, intuyendo, o más bien creyendo, que algo revelador se transmitirá hacia nosotros o que nos permitirá ser cómplices de su fascinante historia. Como habrían hecho los Balbuena de Moratalaz, familia que viaja en el tiempo ('Los forasteros del tiempo', lectura favorita de nuestra hija Aitana hasta hace poco que se devoró los libros en un periquete).

Foto: Foto: Cortesía.

La realidad es que este acto de tocar lo único que produce es una inmensa empatía por todo lo que nos rodea. Seguramente seremos nosotros los que contaminemos un poco más lo que el tiempo no se ha llevado con mis manos impregnadas de potingues llenos de químicos que usamos por vanidad o necesidad, o incluso la excesiva exposición a radiaciones de antenas telefónicas, ¡que el progreso nos ampare!

En fin, los Balbuena somos los Sarasola Marrero aterrizando en Roma. Vemos senadores con ojos casi tiernos ejerciendo la nueva democracia. Vemos pasar a los forzudos gladiadores rompecráneos y derramadores de sangre sin saber por qué matan o por qué les matan. Me sigue costando mirar. Es que incluso hasta la violencia imaginada debería incomodar y ser rechazada.

placeholder Kike Sarasola. (Cortesía)
Kike Sarasola. (Cortesía)

La Roma actual la veo más amorosa, más sentimental y caótica, y si así la perciben, mirarás a todo aquel que te cruces con respeto e igualdad. No te preocupes, que en Roma nos podremos tocar sin miedo y sin mascarillas. De hecho, seguiré tocando paredes, suelos…, lo que me permitan. Todo aquello por lo que hayan pasado siglos y más siglos. Por algo somos los Sarasola Marrero viajando en el tiempo. No recuerdo cómo los Balbuena regresaban al presente… Preguntaré a mi hija.

Lo imprescindible de Roma… Buen calzado, ropa cómoda, cachucha ceñida, bien hidratados y a caminar. Por supuesto, visita obligada a San Pedro del Vaticano y la Capilla Sixtina; pasear por el imponente Coliseo y el Foro Romano y recorrer las callejuelas romanas hasta la Fontana di Trevi. No puedes marcharte de la ciudad sin lanzar una moneda. Si tiras una, volverás a la Ciudad Eterna. Si tiras dos, encontrarás el amor con una italiana (o italiano), y tirando tres monedas a la fuente, te casarás con la persona que hayas conocido.

Foto: Kike Sarasola, en la Gran Vía. (Cortesía)

Y cuando termines de sentirte un gladiador en medio del Coliseo, refréscate con un copazo en la terraza de nuestro hotel Capo D’ Africa (Via Capo d'Africa, 54, 00184), que se encuentra a 100 metros del Coliseo.

Seguimos por la Piazza di Spagna, una de las más famosas de la ciudad, que debe su nombre a la presencia de la embajada española desde el siglo XVII. Camina hasta el Panteón, que ha representado, durante más de mil años, la máxima expresión de la gloria de Roma. Fue la inspiración de los más grandes arquitectos del Renacimiento, hasta el punto de que Rafael quiso convertirlo en el lugar de su descanso eterno.

placeholder Los Sarasola Marrero. (Cortesía)
Los Sarasola Marrero. (Cortesía)

Muy cerca está la Piazza Navona, en la que están la Fontana dei Quattro Fiumi, la Fontana del Moro y la Fontana del Nettuno, y en la que si tienes suerte verás espectáculos de artistas como magos y bailarines.

En la Piazza Navona, está la Terrazza del Pincio, donde hay un muro muy largo en cuyo centro se encuentra la Fontana de Nettuno. Párate en el centro de la pared y dile a otra persona que se pare en la esquina del final, habla de cara a la pared y ten cuidado que nadie se apoye en ella, que se oirá toda la conversación estando a unos metros de distancia. Es divertido, y con niños más.

placeholder Kike sarasola y Carlos Marrero (Cortesía)
Kike sarasola y Carlos Marrero (Cortesía)

Si tienes tiempo, no te olvides de la Piazza Venezia y Altare della Patria, el Castello di Sant'Angelo, la Piazza del Popolo, que considero una de las más bonitas de la ciudad, y las iglesias de Santa Maria dei Miracoli y Santa Maria in Montesanto, dos templos aparentemente idénticos, pero que, en realidad, esconden varias diferencias.

Luego el Trastevere, situado a la rivera del Fiume Tevere y uno de los barrios más icónicos de la ciudad. ​​Pintoresco y original con un ambiente bohemio.

Per mangiare…

Os recomendamos Ad Hoc, un sitio con producciones propias de pan, pasta, jamón, maduración de la carne y ahumado del salmón, sin faltar la trufa (Via di Ripetta, 43, 00186). Y para degustar una auténtica cocina italiana, a muy pocos pasos de Campo de’ Fiori, se encuentra Salumeria Roscioli (Via dei Giubbonari, 21, 00186).

Para cenar al aire libre en medio de un entorno histórico que se remonta a la época del Renacimiento, vayan a Pierluigi (Piazza de' Ricci, 144, 00186), y un sitio todo en uno en el que se conjugan la eternidad de Roma y el refinamiento de París es Casa Coppelle (Piazza delle Coppelle, 49, 00186).

En el barrio de San Lorenzo se encuentra el Pastificio San Lorenzo, localizado dentro de la fábrica más antigua del barrio. Es una taberna contemporánea con aspecto retro (Via Tiburtina, 196, 00185). Y en el mismísimo corazón de la ciudad cobra vida una cocina que refleja la filosofía del chef Terrinoni: Per Me (Vicolo del Malpasso, 9, 00186).

Foto: La familia Sarasola y Marrero. (Cortesía)

Si quieres comer la clásica pizza romana, dirígete hacia Pizzeria Emma, cocinada en horno de leña, fina y crujiente (Via Monte della Farina 28). Y de postre, muy cerca de los sitios más emblemáticos de la ciudad se encuentran los mejores helados: Giolitti Via degli Uffici del Vacario 40 (Panteón), Il Gelato di San Crispino ad’Via della Panetteria 42 (Fontana Di Trevi), La Romana’ Via Cola di Rienzo n 2 (Piazza del Popolo).

Voglia di cocktail nei più bei bar di Roma?

El Bar Locarno es un espacio atemporal, con una barra estilo retro y un jardín secreto, rodeado de vegetación (Via della Penna, 22, 00186). Marmo, ubicado en la Piazzale del Verano, es un imprescindible por sus cócteles, la actividad musical, con conciertos y sets de DJ casi todas las noches (Piazzale del Verano, 71, 00185).

Said es un lugar único en su género. Localizado en el interior de una antigua fábrica de chocolate aún operativa, con la antigua maquinaria de producción expuesta (Via Tiburtina, 135, 00185). Y otro sitio con decoración impresionante es Drink Kong, un bar con temática japonesa de Blade Runner y el primer proyecto en solitario del legendario barman irlandés-italiano Patrick Pistolesi (Piazza di S. Martino Ai Monti, 8, 00154).

Otro bar, Co.So (Cocktail y Social) es uno de los mejores bares de cócteles de Roma situado en Pigneto, el centro ecléctico de la ciudad (Via Braccio da Montone, 80, 00176). Y si te gustan los bares clandestinos, Jerry Thomas Speakeasy se ha colocado como uno de los '50 mejores bares del mundo' durante cinco años consecutivos (Vicolo Cellini, 30, 00186).

Per gli amanti dell'arte…

La Galería Dorothy Circus es un espacio dedicado a las tendencias más intrigantes del arte contemporáneo (Via dei Pettinari, 76, 00186). Galleria Varsi también es ideal para aquellos que disfrutan de la cultura de la calle y los movimientos artísticos contemporáneos (Via di Affogalasino, 34, 00148). RVB ART – Von Buren Contemporary es otra galería de arte dinámica que se especializa en la búsqueda y promoción de jóvenes artistas italianos emergentes (Via Giulia, 13, 00186 Roma RM, Italia). Otro museo interesante es el Louvre de Roma; un espacio que desafía los esquemas culturales y comerciales tradicionales y se encuentra dentro del antiguo gueto judío (Via della Reginella, 8a, 00186).

placeholder Kike Sarasola. (Cortesía)
Kike Sarasola. (Cortesía)

Pura artigianalità italiana…

Los sombreros de Antica Manifattura Capelli se caracterizan por su elaboración artesanal. Es un antiguo laboratorio, del que se hizo cargo Patrizia Fabri en 2003 y el único que ha obtenido el reconocimiento de Laboratorio Histórico de Roma (Via degli Scipioni, 46, 00192).

Para 'vestir a la italiana' vete a Bazooka. Desde 1974, la familia Bazooka ha proporcionado a sus clientes el mejor conocimiento del estilo clásico italiano (Via delle Quattro Fontane, 114, 00184). Complementa tu atuendo con un bolso auténticamente italiano: Del Giudice fabrica bolsos de cuero artesanales (Via dei Coronari, 2, 00186).

En la Piazza Navona, se ubica Al Sogno: un auténtico cuento de hadas. Muñecos, animales disecados, trolls, es un crescendo de emociones visuales y recuerdos (Piazza Navona, 53, 00186).

Otros sitios secretos de la Città Eterna. Te dejamos a ti descubrir por qué… Lo Zodiaco (Wiepoint), Basílica de San Pietro In Vincoli, Piccola Londra, Pirámide Cestia y Barrio Coppedé son nombres que pasarán a ser parte de los imprescindibles. También recomendamos el cementerio no católico de Roma, anteriormente de los ingleses y protestantes, y coloquialmente llamado cementerio de Testaccio o de artistas y poetas. Y no tan secreto, y sí una delicia por descubrir, nuestra nueva casa en Roma: Room Mate Filippo, decorado por Tomás Alía (Via della Purificazione, 31, 00187). Pura vida. Gózala de norte a sur y de este a oeste.

Con Roma me pasó algo muy curioso. Antes de conocerla, traía mi cerebelo impregnado de gestas romanas, de la nueva civilización e incluso de ciertas atrocidades que algunos llegaron a hacer para dejar claro, seguro que desde la más profunda enfermedad, quién mandaba ahí. Todo aquello estaba para ser mirado, pero a mí me costaba mirar. ¿Sabes por qué? Te explico.

Blog