Logo El Confidencial
muere la hija del dictador francisco franco

Lo que nadie sabe de la herencia de Carmen Franco

Si usted pensaba que a nombre de la hija del dictador hay una herencia millonaria, está equivocado. Habla el Registro Mercantil y desvela la herencia más polémica

Foto: Carmen Franco en un fotomontaje realizado en Vanitatis.
Carmen Franco en un fotomontaje realizado en Vanitatis.

La muerte ayer viernes de la nonagenaria Carmen Franco, que luchó hasta el último día contra un cáncer terminal, ha hecho resurgir uno de los misterios de la Historia de España: qué tienen los Franco, qué se sabe y qué no. Qué queda de la herencia del dictador en España. ¿Deja tras de sí Carmen Franco una herencia millonaria a sus siete hijos, Carmen, José Cristóbal, Arancha, Merry, Mariola, Francisco y Jaime, y nueve nietos, entre los que destaca Luis Alfonso de Borbón?

La respuesta es no. Al menos, si tenemos en cuenta lo que dicta el Registro de la Propiedad que está a su nombre. En las madrileñas calles de Príncipe de Vergara, López de Hoyos y Avenida de Concha Espina, la hija de Francisco Franco Bahamonde tenía cinco propiedades. Pero, ojo, no son pisos de lujo ni se trata de la gran casa de la calle Hermanos Bécquer, cuartel general histórico de la familia, sino de tres plazas de garaje y dos grandes trasteros de 9 y 11 metros, cuyo contenido siempre será un misterio.

A nombre de la mujer de Franco: Meirás y...

El número 8 de la calle Hermanos Bécquer de Madrid es la joya de la corona de todo el entramado inmobiliario del que dispone la familia Franco. Se trata de un inmueble señorial, ubicado en el barrio de Salamanca, del que Carmen Franco es dueña en su totalidad.

Fachada de la calle Hermanos Bécquer, donde viven los Franco.
Fachada de la calle Hermanos Bécquer, donde viven los Franco.


Es allí mismo donde tienen su sede algunas de las sociedades más importantes de la familia como Fiolasa S.A., con activos superiores a los 20 millones de euros, o Proazca S.A., que tiene una facturación anual cercana a los 2 millones de euros. Fiolasa posee un piso en la avenida de Concha Espina, donde la difunta Carmen Franco tiene un trastero y poco más.

En el Registro de la Propiedad se detalla que la que es la verdadera dueña de los pisos de Hermanos Bécquer no era Carmen Franco, sino también su fallecida madre. Se ve que la familia a la hora de estipular las herencias no acudió al organismo público a actualizar sus datos o no elevó a escritura pública la herencia. Sobre uno de los pisos pesa una hipoteca, que debe estar cancelada pero no actualizada en registro, de 4 millones de pesetas con el Banco Hipotecario. Pero esta es otra historia.

A nombre de Carmen Polo aparecen todavía múltiples propiedades. Hay nada menos que 19 fincas en Meirás, sí donde el famoso pazo de la polémica en el término municipal de Sada, en A Coruña. Todas ellas suman 3 hectáreas y 12 áreas, una suerte de minifundios al abrigo de la dictadura.

Vista general del pazo de Meirás. (Gtres)
Vista general del pazo de Meirás. (Gtres)

Sorprendentemente el pazo de 5 hectáreas y 96 áreas de terreno y 1.200 metros de casa con dos pabellones y sus característicos torreones sigue a nombre de la mujer de Franco. También una granja en Velo Tareo y una pequeña casita en Ferrol de herencia familiar del dictador en la calle María. 86,2 metros cuadrados donde aún figura el nombre de Francisco Franco. Se ve que la familia es perezosa a la hora de ir al Registro de la Propiedad.

Ni rastro de: la finca del conde de Romanones

Franco era un gran amante de la caza y la pesca. Tanto que solía dedicar la mayor parte de su tiempo libre a estas dos aficiones. En una de las escapadas que realizó por el sur de la provincia de Madrid recayó en la finca de Valdefuentes, por aquel entonces propiedad del conde de Romanones.

Le gustó tanto que decidió comprarla a través de una de las sociedades que ahora son parte de la familia. El valor de la finca es altísimo. A la muerte del dictador se cifró en "10.000 millones de pesetas. Pero una parte de ella, 3,3 millones de metros cuadrados, ha sido recalificada y, antes de que estallara la burbuja inmobiliaria, estaba previsto construir una urbanización de lujo, con un valor incalculable", según se recoge en 'Franco confidencial', de Pilar Eyre.

Esta finca no aparece a nombre ni de Carmen madre ni de Carmen hija. Habrá que esperar a la declaración de herederos, si no es que se repartió ya todo en vida.

Famosos
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios