1.206 días después de la muerte de Miguel Boyer, su herencia sigue sin repartirse
  1. Famosos
sus herederos no llegan a un acuerdo

1.206 días después de la muerte de Miguel Boyer, su herencia sigue sin repartirse

Parece que los herederos, Laura y Miguel Boyer Arnedo y Ana Boyer Preysler, van a apurar los plazos. Y no, 'Villa Meona' no está en juego

placeholder Foto: Ana Boyer, en una foto de archivo. (Gtres)
Ana Boyer, en una foto de archivo. (Gtres)

La herencia de Miguel Boyer se está atascando, en lo que a su reparto se refiere. Y aún 1.206 días después de su muerte, el 29 de septiembre de 2014, no está repartida. ¿El motivo? Pueden ser dos: no se ha terminado de inventariar los bienes. Es decir, no están señalados o no están de acuerdo con el reparto los herederos, que es la opción más plausible. Los protagonistas de esta historia son Laura y Miguel, nacidos de su matrimonio con la ginecóloga Elena Arnedo, y Ana, única hija en común con Isabel Preysler. La relación es tensa cuando se cambia de segundo apellido, prueba es que ni Laura ni Miguel acudieron a la exótica boda de Ana con Fernando Verdasco.

Según la información de la que dispone este medio, los cuatro herederos fueron requeridos por la Administración para presentar la documentación (cuaderno particional) y proceder al pago de los impuestos que precede al reparto de la herencia. Esto ocurrió en verano de 2017.

Foto: Preysler durante el acto. (Gtres)

El exministro de Economía de la primera era Felipe González quiso testar para que su patrimonio fuera repartido entre sus legítimos herederos. De las tres partes en las que se divide una herencia en el régimen general (el tercio de legítima, el tercio de mejora y el tercio de libre disposición), la voluntad del último marido de Isabel Preysler fue que el tercio de legítima y de mejora fuera para sus tres hijos a partes iguales. En el caso de Miguel Boyer, ha utilizado la máxima de 'todos iguales'. El tercio de mejora es también para sus tres hijos.

placeholder Ana Boyer y sus hermanos Miguel y Laura. (Fotomontaje de Vanitatis)
Ana Boyer y sus hermanos Miguel y Laura. (Fotomontaje de Vanitatis)


A Isabel Preysler le corresponde por ley el usufructo del tercio de mejora. Es decir, Preysler será la poseedora del tercio de mejora, pero los propietarios serán los tres hijos. La opción de testar de Miguel le ha permitido mejorar a su viuda con el tercio de libre disposición, del que se llevará una buena parte.

Lo cierto es que a día de hoy los herederos no han ido a liquidar los impuestos a la Administración derivados de haber aceptado el testamento. Y eso que, como ya se ha contado, hay un albacea: Christian, el menor y cuarto varón de la saga Boyer, al que, por su aparente seriedad, el exministro hizo responsable del reparto equitativo de sus bienes. Pasamos aquí de puntillas sobre las acusaciones de los Boyer Arnedo sobre la influencia, en su contra, de Christian y su opinión sobre el legado de su padre.

Y es que de los hijos de Elena Arnedo solo Miguel ha hablado con los medios. "No ha hecho nada, ni una gestión y eso no es lo que quería mi padre, que estaría dolido por lo que está haciendo. Me imagino que está más pendiente de Isabel que de nosotros. Le hace la pelota a ella, para qué va a ocuparse de nosotros...", declaró Boyer Junior, también economista, a Vanitatis con relación a su tío y, en su opinión, su nulo papel como albacea.

Foto: En el entierro de Miguel Boyer

Por cierto, según el Registro de Propiedad, la mansión de Puerta de Hierro, conocida popularmente como 'Villa Meona' por la cantidad de cuartos de baño (11) que tiene, está a nombre de Isabel Preysler Arrastia del pleno dominio con carácter privativo por título de compraventa. Y no es una operación reciente, ya que data del 7 de junio de 1988. ¿Qué hay en juego entonces? Boyer no tenía ninguna propiedad a su nombre cuando falleció. Uno de sus tesoros es la biblioteca que el exministro amasó a lo largo de su vida política, hay varias obras de arte de Benlliure, Sotomayor o Villegas.

¿Hasta 2019 sin herencia?

Eso sí, hay todavía tiempo. Miguel Boyer fue previsor hasta en el momento de ejecución del reparto de su herencia y dejó escrito que el periodo para resolver esta y distribuirla podría llegar hasta los 60 meses, 1.826 días, de los que se han consumido 1.206 y quedan solo 620 días.

Cinco años desde la fecha del fallecimiento del ministro para conocer qué le corresponde a cada uno de los herederos y legatarios. Miguel Boyer murió el 29 de septiembre de 2014; por lo tanto, el reparto se podría retrasar incluso hasta 2019 si así lo estipula el albacea. Parece que los herederos van a apurar los plazos. Y que la recién casada Ana Boyer tardará en tomar posesión definitiva de algunos objetos personales de su padre que tanto le gustan y que habitan desde siempre Villa Meona, donde vive con su marido y su madre y Mario Vargas Llosa.

Noticias de Famosos Miguel Boyer Isabel Preysler Felipe González
El redactor recomienda