Logo El Confidencial

Paula Echevarría quiere el divorcio ya y así marca los tiempos (Miguel Torres mediante)

Los que han tratado a la actriz saben que no deja cabos sueltos con respecto a su vida más privada. Por eso ha sorprendido la pillada en un hotel con el futbolista

Foto: Paula Echevarría en una imagen de archivo. (Gtres)
Paula Echevarría en una imagen de archivo. (Gtres)

Han pasado diez meses desde que Paula Echevarría dijera en la presentación de su perfume la célebre frase “En mi casa pasan cosas”. Una respuesta que no aclaraba totalmente su ruptura con David Bustamante, pero sí fundamentaba los rumores sobre los desencuentros matrimoniales, que vienen de largo. En ese momento, la pareja ya no compartía domicilio conyugal, aunque a veces Bustamante se quedaba en el chalet de Villafranca del Castillo cuando Paula viajaba.

Una relación sin vuelta atrás que la pareja alargó en el tiempo cuando ya ambos habían comunicado a sus respectivas familias que el divorcio era un hecho. Lo que no entendían algunas amistades comunes eran las razones para no aclarar definitivamente una ruptura sentimental que tenía fecha de caducidad años atrás, cuando firmaron en febrero del 2013 ante notario unas condiciones de separación, como publicó en exclusiva Vanitatis.

Paula Echevarría y Miguel Torres. (Vanitatis)
Paula Echevarría y Miguel Torres. (Vanitatis)

Ahora las cosas han cambiado y el siguiente paso será enviar a los medios el comunicado conjunto preparado desde hace tiempo. El único escollo que hay para que en el proceso de divorcio se acepten por ambas partes todos los puntos es la decisión de Bustamante de solicitar la custodia compartida de la menor. De ahí que el cantante esté retrasando el comunicado y Paula, por su parte, marque la hoja de ruta al no esconder su relación (o lo que sea) con Miguel Torres.

¿Quería acelerar las cosas?

Los que han tratado a la actriz saben que no deja cabos sueltos con respecto a su vida más privada. Por eso ha sorprendido que en la denominada cita secreta con el futbolista en el hotel Villa Magna aparcara su coche en la entrada del establecimiento a la vista de los paparazzi que la seguían, en vez de utilizar otro mecanismo de despiste. Y más cuando ya se había publicado que la amistad con Torres era un hecho.

Otro dato para tener en cuenta en este calendario afectivo es que en este hotel suelen ser habituales las presentaciones y ruedas de prensa tanto deportivas como sociales y literarias. Y Paula, que hasta ahora ha cuidado al milímetro sus movimientos no publicitarios, debería estar al tanto de este hecho. Lo más normal es que la reconocieran. Respecto a este dato, hay una anécdota referida al Rey emérito, que en ocasiones utilizaba la suite del Villa Magna para sus citas. Un grupo de periodistas fue testigo de cómo entraba primero una famosa de la que se decía era “amiga entrañable” y al cabo del rato hacía lo propio don Juan Carlos.

No es el caso de Miguel Torres, que es actualmente un hombre soltero. Ni de Paula, a punto de hacer pública su separación definitiva. Esta puesta en escena de la actriz serviría para cerrar un capítulo de su vida e iniciar otro nuevo.

Paula Echevarría en una imagen de archivo. (Gtres)
Paula Echevarría en una imagen de archivo. (Gtres)

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios