Logo El Confidencial
UN DIVORCIO SONADO

Las capitulaciones matrimoniales de Arantxa que se le pueden volver en contra

La familia de la extenista logró que firmaran una renuncia entre ellos. No pueden pedir ni pensión ni compensación económica. Tampoco pueden hablar de su relación con nadie

Foto: Firma de capitulaciones matrimoniales en una imagen de archivo. (iStock)
Firma de capitulaciones matrimoniales en una imagen de archivo. (iStock)

La obligaron a hacerlo para protegerla y ahora se le puede girar en contra. Cuando Arantxa Sánchez Vicario se casó con Pep Santacana su entorno más cercano le rogó que convenciera al novio para firmar una renuncia de derechos económicos. Unas capitulaciones. Y dos meses después de la boda lo logró.

El documento, al que ha tenido acceso Vanitatis, obliga a las dos partes a renunciar a todo en caso de separación. “El problema es ahora para Arantxa si realmente está arruinada como dice”, comenta una persona cercana a su entorno. “Porque si la pasta la tiene él, ella no puede pedirle nada”.



Las capitulaciones fueron firmadas el 17 de noviembre de 2008 ante el notario Antonio Rosselló Mestre, tal y como se señala en el documento, depositado en su momento en el Registro Civil. El matrimonio, según el Código Civil catalán, es siempre en régimen de separación de bienes, así que las capitulaciones también destacan ese asunto.

"Pactos expresos"

En el apartado de "pactos expresos", los firmantes convienen que en caso de separación "renuncian expresa, libre, espontánea y voluntariamente a los derechos que en su caso pudieran corresponderles".

Arantxa Sánchez Vicario y Josep Santacana, muy sonrientes a la salida de su boda.
Arantxa Sánchez Vicario y Josep Santacana, muy sonrientes a la salida de su boda.

Los derechos a los que se refieren son los siguientes: "A la pensión compensatoria prevista (..), la indemnización (..), la compensación económica". Y se "comprometen y obligan a nada pedir ni reclamar por razón de todo lo dicho, incluso si existiere descendencia común":

Prohibido hablar

Hay otro apartado en el que ambos renuncian a otros derechos y que también explica en cierto modo la actual situación. Si Sánchez Vicario no dio una entrevista el pasado sábado en Telecinco y dejó esa labor a su abogado, tiene una explicación, como la tiene que no pueda hablar con la prensa. Ni su marido puede.

Así consta en la escritura: "Ambos otorgantes se obligan expresamente a no difundir, directa o indirectamente, información alguna obtenida como consecuencia de su común relación, tenga esta contenido personal, patrimonial o vinculaciones familiares, sujetándose en su caso a la penalidad que pudiera derivarse en los Tribunales".

Cuando la pareja firmó el documento todavía mantenía relación con la familia de la campeona. Por eso lograron que firmara. Pero la paz duró poco tiempo. Y eso que se trata de un documento que era un clásico entre deportistas de élite de aquella época, incluso para los futbolistas. Ahora los clubes son más garantistas con sus fichajes y muchas veces se encargan directamente de asesorarles en estos asuntos.

Si Arantxa decidiera pedir algún tipo de ayuda económica a su marido, él puede negarse tajante con el documento en mano. Pero es más: podrían denunciarse mutuamente si alguno de los dos hace declaraciones públicas sobre su situación, tanto personal como económica.

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios