Logo El Confidencial
Polémica añadida

El superyate que quita el sueño a Arantxa S. Vicario tras su divorcio de Josep Santacana

Se trata del barco Ra, atracado en el Puerto del Fórum en Barcelona, una embarcación de 25 metros. Construido en 1989, entre la compra y la remodelación ha costado un millón

Foto: Ilustración: Jate
Ilustración: Jate

Fue una de las primeras cosas por las que preguntó Arantxa Sánchez Vicario tras volver a relacionarse con su círculo de Barcelona. “¿Sigue el yate en el Puerto del Fórum?". Fueron a comprobar si estaba. Estaba. Y está, desde hace tiempo anclado en el Port Fórum Sant Adrià, un puerto marítimo de carácter deportivo que fue construido para el Fórum Universal de las Culturas 2004. Cuando Josep Santacana depositó la petición de divorcio ante los juzgados del condado de Miami, la extenista pensó que el barco desaparecería.

No es poca cosa: 25 metros de eslora. Cierto que la fecha de construcción, en 1989, lo convierte en una embarcación casi 'vintage’, pero lo suyo ha costado. En total, entre la compra y la remodelación, el coste del yate fue de un millón de euros.

El superyate Ra, atracado en el Puerto del Fórum de Barcelona. (S.T.)
El superyate Ra, atracado en el Puerto del Fórum de Barcelona. (S.T.)

Se llama Ra, como el dios egipcio (los aficionados a los crucigramas lo saben bien), y es un megayate a tres cubiertas, es decir, de tres pisos. Su aspecto denota sus años, porque el diseño se ha modernizado con el tiempo dando a los yates un aire más aerodinámico que el del Ra.

Casi escondido

El barco fue construido por Adventurer, empresa especializada en superyates, y pesa 44 toneladas. Está atracado en las aguas del Port del Fòrum, en el municipio de Sant Adrià de Besòs. Allí, entre barcos del mismo tamaño, podría pasar desapercibido si no fuera porque casi todos, en el fondo, tenemos un punto cotilla.

Si uno pregunta en este puerto, las respuestas llegan casi solas. Todos conocen el Ra en ese puerto, un lugar casi desierto estos días de lo que ellos llaman 'temporada baja'. Solo hace falta nombrar a la extenista o a su marido y los brazos se levantan en dirección a la barcaza de fondo gris. “Aquí todos los sabemos todo”, dicen serios con la mirada algo pícara.

El superyate Ra, atracado en el Puerto del Fórum. (S.T.)
El superyate Ra, atracado en el Puerto del Fórum. (S.T.)

Una pareja misteriosa

Han visto, dicen, que en los últimos meses había más actividad en el yate que de costumbre. Una pareja lo ha frecuentado, pero no quieren decir el nombre de él, por precaución. A ella no la conocen.

La embarcación descansa cerca del panel solar gigante que remodeló el skyline de Barcelona en 2004. Entonces se creó este puerto deportivo que ha pasado desapercibido para la mayoría. Menos para Arantxa y su todavía marido.

Cerca de las tres chimeneas del Besós que separan Barcelona de Badalona, las aguas de este puerto son casi un escondite para quien no quiere ser visto. Hace un año se inauguró el Café del Mar, una oferta sorprendente en este lugar, un local que intenta tener éxito pese a estar alejado de todo. Quizás ese es su secreto, que puedes cenar o tomarte una copa como si estuvieras en una cala recóndita. Pero ahora, en esa temporada baja que dicen en el puerto, ni siquiera el Café del Mar abre sus puertas.

Con capitán y marinero

El superyate Ra, atracado en el Puerto del Fórum. (S. T.)
El superyate Ra, atracado en el Puerto del Fórum. (S. T.)

Con todo, el yate Ra está bien cuidado. Un capitán y un marinero dedican su jornada laboral diaria, de nueve de la mañana a seis de la tarde. La extenista puede respirar tranquila, porque por el momento el barco sigue en el mismo sitio.

Esta, sin duda, no es su única preocupación. Desde el pasado diciembre, la excampeona vive un calvario en el que nadie puede ayudarla. Endeudada, abandonada de pronto y preocupada por su futuro, Arantxa no sabe hacia dónde tiene que caminar. Deberá quedarse en EEUU mientras el padre de sus hijos así lo requiera.

Un largo proceso

Pep, su todavía marido (al menos oficialmente), ha retirado la demanda de divorcio que presentó el tres de enero, con lo que la situación queda ahora más en el aire si cabe. La querella que contra ambos presentó el Banco de Luxemburgo y que Vanitatis publicó en exclusiva les lleva de cabeza.

Ella logró declarar por videoconferencia al no encontrarse bien del todo, dada su situación personal, pero la entidad bancaria no piensa dejarlos ir tan fácilmente. Considera que ha habido un delito de alzamiento de bienes, puesto que el patrimonio que tenía ella y que compartió con él después de casarse ha desaparecido.

Santacana dice que han sido los gestores de la familia y los Sánchez Vicario en sí mismos quienes han dilapidado la fortuna de la tenista. Ella ahora se echa para atrás y ya no acusa a los suyos, con quienes ha hecho las paces tras romperse su matrimonio.

Arantxa y Pep, en unas vacaciones en Ibiza en 2014, en su yate. (EFE)
Arantxa y Pep, en unas vacaciones en Ibiza en 2014, en su yate. (EFE)

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios