Logo El Confidencial
Hasta que la muerte os separe

Alfred y Amaia, los Javis, los Reyes...: 6 parejas que no deberían romper nunca

El amor tarde o temprano acaba por hacerse añicos, pero estas seis parejas no deberían romper nunca si no quieren provocar una crisis nacional

Foto: Tres ejemplos de parejas que parecen indestructibles
Tres ejemplos de parejas que parecen indestructibles

Desde que Alfred le dio un beso a Amaia en pleno éxtasis preeurovisivo, España entera volvió a creer en el amor. Porque llevábamos una temporadita en la que nos desayunábamos más desamores que amoríos, y porque solo con la separación que monopolizó 2017 entre Paula Echevarría y David Bustamante, y el divorcio con enviados especiales en Miami de Arantxa Sánchez Vicario y Josep Santacana, que tiene pinta de hacerlo en este 2018, nuestra fe en el AMOR (así en mayúsculas) era cada vez menor.

[LEE MÁS: Guía definitiva para entender el novelón de Arantxa Sánchez Vicario y Josep Santacana]

Sin embargo, ese tándem rebautizado como Almaia nos ha devuelto la ilusión y la esperanza en uno de los sentimientos más poderosos que conoce el ser humano y nos hemos parado a pensar que existen algunas parejas que ellas solitas consiguen que la llama del amor siga viva. Eso sí, el día que estas seis parejas rompan, España entera se resquebraja.


Alfred y Amaia

¿Cómo surgió el amor?
Entre partituras y semifusas. Es de todos conocidos que la reina de 'Operación Triunfo 2018' y su Romeo se conocieron en la academia aunque ella ha contado en alguna ocasión que ya se habían visto en las eliminatorias. Entre canción y canción, compusieron esta melodía de amor (sí, es cursi, pero viene a cuento).

¿Cómo es su amor?
Inocente, fresco, millennial, y nos atreveríamos a pensar que un tanto Disney (o sea mucho besito tierno y poca escena de cama, aunque, ojo, lo mismo nos equivocamos, que Amaia es mucha Amaia, en todos los sentidos).

¿Qué pasaría si rompieran?
Si lo hicieran pasado mañana, nos llevaríamos un 'Spain 0 points'. Aunque ellos mismos han aclarado que son buenos profesionales y pueden cantar “Eres el arte que endulza la piel” con la misma intensidad, no sería lo mismo, sonaría falso, como cuando te dicen: “Casi no se nota ese grano que te cubre todo el lado derecho de la cara”. Su ruptura dolería, porque son la reencarnación de ese primer amor que todos tuvimos alguna vez y en el que nos habría gustado quedarnos para siempre.

Javier Calvo y Javier Ambrossi, durante un acto promocional. (Gtres)
Javier Calvo y Javier Ambrossi, durante un acto promocional. (Gtres)


Javier Ambrossi y Javier Calvo

¿Cómo surgió el amor?
Se conocieron en 2010 y de su buen 'feeling' surgió una relación poderosa que se ha extendido de lo personal a lo laboral. Juntos han crecido (aunque uno ya venía con los deberes hechos desde 'Física o Química') y se han convertido en la pareja revelación del cine y el teatro con 'La llamada'. Se llevan siete años y la pareja se comprometió en septiembre con una original pedida de Javier Ambrossi durante el estreno de su película.

¿Cómo es su amor?
Abiertamente homosexual, que parece una evidencia (ellos mismo bromearon sobre el hecho al recoger el Premio Feroz por 'La llamada'), pero a día de hoy sigue siendo una demostración de fuerza y orgullo gay. Lo suyo es una relación de colegueo, buenrollismo, entendimiento, rollito cuki y fiestero.

¿Qué pasaría si rompieran?
Para empezar que nos tendríamos que aprender quién es Calvo y quien Ambrossi. Que romperían esa poderosa marca que han creado (Los Javis), que lo mismo sirve para hacer taquilla que para subir audiencia o poner el sello de calidad a una fiesta. Y además han hecho ellos solos más por la visibilidad que muchas de las leyes existentes (ellos y 'First Dates', claro).

Felipe y Letizia, en una imagen de archivo. (Gtres)
Felipe y Letizia, en una imagen de archivo. (Gtres)


Felipe y Letizia

¿Cómo se conocieron?
Pedro Erquicia, el que fuera presentador de 'Informe semanal' y 'Documentos TV', organizó una 'soirée' en su casa a la que invitó a varias personalidades, entre ellas el príncipe Felipe (aún no era Rey) y la presentadora del Telediario, Letizia Ortiz (aún no era Reina). Eso fue un 17 de octubre de 2002. La 'casualidad' (o no tanta) quiso que ambos se sentaran juntos. El resto es historia.

¿Cómo es su amor?
Real (en el sentido monárquico de la palabra), institucional, sereno, intramuros y, a juzgar por el vídeo divulgado por Zarzuela, un tanto 'soso' (claro que esa decoración austera y esa iluminación fúnebre, no ayudaban nada).

¿Qué pasaría si rompieran?
Hecatombe. Desastre. Catástrofe. Tragedia. Infortunio. Solo se nos ocurren palabras del diccionario de sinónimos relacionadas con la palabra el 'acabóse'.
No queremos (ni podemos) ni imaginar la cantidad de titulares, las horas y horas de información, el colapso nacional, los tuits, los retuits, la cabeza de Jaime Peñafiel dando vueltas y repitiendo en un mantra infinito "os lo dije, os lo dije, os lo dije"... Y lo peor de todo: los ojos de nuestra princesa particular, Nuria Tiburcio, nunca volverían a brillar con la misma intensidad. Ella, que fue tiara en otra vida...

 Preysler y Llosa, un buen ejemplo de que el amor no tiene edad. (Gtres)
Preysler y Llosa, un buen ejemplo de que el amor no tiene edad. (Gtres)


Isabel Presyler y Mario Vargas Llosa

¿Cómo surgió su amor?
Hace muchos, muchos años, en un país muy lejano, una guapa exótica (periodista por un día) le hizo una entrevista a un apuesto escritor (es un decir, por completar el cuento) Premio Nobel de Literatura. Pero ambos estaban casados y la cosa se quedó en tonteo. Años después, con ella viuda y él cansado de su matrimonio, la pasión volvió a brotar.

¿Cómo es su amor?
Tranquilo. Calmo. Manso. Nadie ha dicho que no pueda haber delirio y frenesí llegados (en el caso de él pasados) los setenta, pero entendemos que las acrobacias maritales quedan excluidas o minimizadas. Mucho respeto, mucho entendimiento, mucha cordialidad... Como dice Isabel: "Se disfruta de una forma diferente, pero la intensidad es exactamente igual", o como dice Antoine de Saint-Exupéry, “al primer amor se le quiere más, a los otros se les quiere mejor”.

¿Qué pasaría si rompieran?
Todo y nada. Es decir, el mundo (nuestro mundo) se fracturaría durante unas semanas y después se recompondría. Pero, en realidad, preferimos una boda vistosa de la reina del azulejo y el escritor laureado que una separación amistosa entre ambos: semanas y semanas hablando del vestido, el lugar, los invitados, la fecha... La separación nos daría titulares sombríos y bajoneros, picos de lectura, pan para hoy hambre para mañana... La boda sería el éxtasis nacional.

Penélope y Javier, en el Festival de Venecia. (Gtres)
Penélope y Javier, en el Festival de Venecia. (Gtres)

Penélope Cruz y Javier Bardem

¿Cómo surgió el amor?
Lo suyo es un poco 'made in Hollywood love', solo que arrancó en algún lugar de Aragón de cuyo nombre no quiero acordarme... Bueno, en realidad, se llama Monegrillo, el pueblo donde se rodó 'Jamón, jamón', película en la que ambos se conocieron. Años después volvieron a coincidir en otro rodaje, el que le daría el Oscar a Pe: 'Vicky Cristina Barcelona', de Woody Allen. Y ya no se separaron.

¿Cómo es su amor?
Más discreto que el de Letzia y Felipe, más intenso que el de Amaia y Alfred, y mucho menos reportajeado que el de Preysler y Llosa. Ellos no han dado entrevistas, ni posados, ni han vendido su intimidad, ni sabemos nada de sus hijos... Ellos son nuestros Pitt y Angelina (en su época buena, claro), nuestra pareja más internacional, nuestro orgullo nacional: como la paella, como la siesta, como la fiesta, como Zara...

¿Qué pasaría si rompieran?
Pues que los productos Marca España se despeñarían: el Ibex desmoronado. Además medio Hollywood, al que Pe y Ja le han enseñado que España no está al lado de México, volvería a creer que nuestro país están en algún lugar al sur de Texas.

 La pareja, en un evento de Atresmedia. (Gtres)
La pareja, en un evento de Atresmedia. (Gtres)

Ana Pastor y Antonio Ferreras

¿Cómo se conocieron?
La presentadora de 'El objetivo' y el director de 'Al rojo vivo' se conocieron en la Cadena SER, cuando él era director de Informativos y ella formaba parte del equipo de Iñaki Gabilondo. Ahora cada uno tiene su propio programa y de vez en cuando coinciden en su casa (el resto del tiempo en la cafetería de Atresmedia).

¿Cómo es su amor?
Al rojo vivo (sí, era demasiado fácil la broma como para no hacerla). El presentador de las mañanas de La Sexta ha definido lo suyo en alguna ocasión con las siguiente frase: “El amor de mi vida es el periodismo y mi amante es Ana Pastor”. Pues eso.

¿Qué pasaría si rompieran?
A nosotros poca cosa. Pero a ellos igual les da por montar un especial informativo con las últimas noticias sobre su separación con declaraciones, mesa redondas, intervención de amigos y familiares, última hora, sondeos, escrutinios, intervención presidencial... que podría durar hasta el final de los tiempos.

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios