Logo El Confidencial
UN DIVORCIO MUY SONADO

Sin riesgo de fuga: clave para que Arantxa y su ex no ingresen en prisión... por ahora

Sánchez Vicario recibe una buena noticia al fin. El proceso iniciado por el Banco de Luxemburgo sigue su curso y una condena podría cambiar el futuro de la extenista

Foto: Arantxa Sánchez Vicario y Josep Santacana en una imagen de archivo. (Gtres)
Arantxa Sánchez Vicario y Josep Santacana en una imagen de archivo. (Gtres)

No hay riesgo de fuga pese a vivir en Estados Unidos. Así lo ha entendido el juez que ha decidido que Arantxa Sánchez Vicario y su todavía marido, Josep Santacana, no ingresen en prisión. Por ahora...

El proceso penal en el que se encuentra la pareja viene de lejos. El Banco de Luxemburgo les puso una querella criminal, a ellos y a un grupo de empresas con las que están vinculados, por una deuda millonaria, tal y como adelantó Vanitatis en exclusiva.

Son 5,2 millones de euros los que el banco dice que le deben, una cantidad que con los intereses suma ya 7,5 millones. En la decisión de la titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Barcelona, corte encargada del proceso, de descartar enviar a prisión a Sánchez Vicario y a Santacana ha pesado la falta de riesgo de fuga.

No eludirán la justicia

La juez ha sopesado las posibilidades y pese a que ambos viven oficialmente en Miami, considera que no eludirán la acción de la justicia. El Banco de Luxemburgo se querelló contra la extenista y su marido por un presunto delito de alzamiento de bienes.

Arantxa entre su hermano Emilio y su todavía marido Josep Santacana. (Gtres)
Arantxa entre su hermano Emilio y su todavía marido Josep Santacana. (Gtres)

El caso se remonta a los años más turbulentos en la vida de Sánchez Vicario. Ya retirada del deporte, la excampeona se enfrentó a sus padres y sus hermanos por cuestiones económicas. En 2012 publicó un libro 'Arantxa, ¡vamos!' (La Esfera), en el que culpaba a sus padres de haberse aprovechado de ella y llevarla a la ruina.

Hacienda, la ruina de Arantxa

Arantxa declaró que su residencia estaba en Andorra y Hacienda la condenó al considerar que no era cierto. Durante años, acumuló una deuda de 5,2 millones de euros con Hacienda por el impago de impuestos durante los años 1989 y 1993. Había declarado su residencia en Andorra, decíamos, y un juzgado decidió que no era cierto, por lo que debía abonar los impuestos impagados.

Para hacer frente a esa deuda con Hacienda, pidió un aval al Banco Sadadell, un aval que fue contraavalado por un dinero que tenía depositado en el Banco de Luxemburgo. Y aquí nace el entuerto judicial en el que está metida.

Maurice junto a a Arantxa en su comparecencia. (TVE)
Maurice junto a a Arantxa en su comparecencia. (TVE)

Es una de las pesadillas de la excampeona. Porque desde hace unos meses vive inmersa en otro mal sueño del que no despertará en mucho tiempo. Su marido presentó una dura demanda de divorcio después de una década de ser pareja. Una relación que puso a Arantxa contra su familia y que la llevó incluso a montar un escándalo en el funeral de su padre. Emilio Sánchez murió en febrero de 2016 y en su funeral hubo insultos, casi agresiones y hasta un desmayo, el de su madre, que tuvo que ser atendida por una ambulancia.

La familia, de nuevo

Pero, como toda madre, Marisa Vicario ha perdonado a su hija. Desde que la pequeña de los cuatro hermanos se encuentra en esa penosa situación personal, ha vuelto al regazo familiar, donde la han acogido casi todos como si nada hubiera sucedido.

Arantxa, en Roland Garros. (Imago)
Arantxa, en Roland Garros. (Imago)

Ahora, semanas después de sufrir un dolor que parece que durará tiempo, ha llegado al fin una buena noticia. El juez decide que no deben ingresar en prisión, como pidió el Banco de Luxemburgo. Con todo, el proceso judicial prosigue y con una posible condena sería más difícil eludir la cárcel.

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios