Logo El Confidencial
nobleza

Los cinco retos que quitarán el sueño a Carmen Martínez-Bordiú en Semana Santa

Este periodo vacacional servirá a la nieta de Francisco Franco para poner orden en su vida y programar la estrategia para afrontar los contratiempos que no dejan de surgirle

Foto: Carmen Martínez Bordiú en una imagen de archivo.(Gtres)
Carmen Martínez Bordiú en una imagen de archivo.(Gtres)

Decía Walt Disney que “todos los sueños pueden hacerse realidad si tienes el coraje de perseguirlos”. Una buena frase que podría definir a Carmen Martínez-Bordiú. La díscola de la familia parece haber encauzado su azarosa vida, recién cumplidos los 67. Enamorada, feliz y a punto de hacer realidad su sueño de convertirse en grande de España por la puerta grande.

La nieta mayor del caudillo corre, sin embargo, el peligro de dar algún traspiés en su camino, a juzgar por la envergadura de los desafíos que se presentan ante sí. Estos son los 5 grandes retos a los que la futura duquesa de Franco se enfrenta:

Carmen Martínez-Bordiú compartiendo confidencias con el noble Cayetano Martínez de Irujo. (Gtres)
Carmen Martínez-Bordiú compartiendo confidencias con el noble Cayetano Martínez de Irujo. (Gtres)

El reto nobiliario

La solicitud del título de duquesa de Franco no ha sentado demasiado bien entre la grandeza de España. Sus derechos como primogénita son incuestionables, pero no así el cómo. La solicitud del ducado concedido por el rey Juan Carlos a Carmen Franco tan solo 6 días después de la muerte del dictador llega envuelta en polémica. El hecho de que Carmen haya solicitado el título sin haber pasado tres meses de la muerte de su madre ha levantado ampollas. La futura duquesa rompe una tradición -no escrita por otro lado- de guardar un preceptivo tiempo de luto antes de reclamar la gracia del título por herencia. El hecho de no haber esperado al menos un año para reclamar el título quebranta una tradición en un estamento donde la tradiciones son casi normas no escritas para sus miembros. Más si cabe cuando la merecedora de la distinción es la madre del pretendiente legitimista al trono francés.


Un mal comienzo para entrar en un selecto club donde los recelos están a la orden del día. Ahora tras el preceptivo mes de espera, por si alguno de sus hermanos osara disputarle el título, Carmen entrará a formar parte de la Diputación Permanente y Consejo de la Grandeza de España, como miembro de pleno derecho. Además será a coste 0. Carmen disfrutará de las ventajosas condiciones que concedió el monarca a la concesión del ducado: “En real aprecio a doña Carmen Franco Polo y en atención a las excepcionales circunstancias y merecimientos que en ella concurren (…) esta merced nobiliaria es para sí, sus hijos y descendientes, exento de derechos fiscales en su creación y en la primera transmisión”. Esto significa que la futura duquesa hereda el título gratis, ahorrándose los 2.726 euros en concepto de derechos fiscales, que pagaría cualquier hijo de grande de España al uso.

Reto familiar

Al heredar el título de duquesa de Franco, Carmen pasa a convertirse en la cabeza visible del clan Franco, ocupando el lugar que había ostentado hasta el momento su hermano Francis con todo lo que ello supone: Carmen abandonará el discreto segundo plano elegido hasta ahora, para situarse en primera línea de fuego mediático, en todo lo concerniente a la familia. Sucederá en este sentido a Francis, que era quien ejercía de portavoz en cuantas cuestiones tenían que ver con los intereses de la familia Franco, tanto pública como privadamente.

Su condena este mes de febrero por el juzgado de Teruel a 30 meses de prisión por un delito de atentado a la autoridad y otro contra la seguridad vial por conducción temeraria como conductor del todoterreno que huyó y acabó embistiendo a una patrulla de la Guardia Civil el 30 de abril de 2012 ha hecho que Francis dé un paso atrás saliendo del foco mediático. El recurso pendiente de resolverse en la Audiencia Provincial y que, de ser desfavorable, daría con sus huesos en la cárcel allana el camino para que emerja la figura de Carmen como nueva cabeza de familia.

El reto patrimonial

Consecuencia de lo anterior, Carmen tendrá que hacerse cargo en primera persona de otro frente que tiene que ver con el vasto patrimonio heredado de su madre y aún sin repartir. En ese empeño también hereda las demandas de muchas instituciones públicas y privadas, que reclaman la devolución de lo que consideran la herencia del espolio llevado a cabo en su día por el dictador.


La futura duquesa se ha impuesto objetivos clave para la familia: conseguir líquido llevando a buen puerto la venta del polémico pazo de Meirás y ahora también la propiedad asturiana de La Piniella, en Llanera. La primera con la intención de quitarse de enmedio un quebradero de cabeza, por las muchas presiones del pueblo y el Concejo de Sada; la segunda, por tratarse de una propiedad por la que la familia no siente mayor apego y que se encuentra en absoluto desuso.

Demostración del paso al frente dado por Carmen es que fue ella misma quien se encargó desde el principio del asunto, poniendo la venta en manos de su íntimo Antonio Avilés, dueño de la inmobiliaria cántabra Mikeli Luxury Real Estate. El empeño no es fácil por el alto precio que piden (8 y 5 millones respectivamente), pero Carmen confía en Antonio pues fue él quien vendió en agosto pasado el piso de 400 m2 que tenía en la Urbanización Sotomar, en plena playa del Sardinero y de cuyo vía crucis inmobiliario todavía tiene Carmen recuerdo reciente.

Reto personal

Con un historial sentimental agitado (por definirlo de alguna forma), la duquesa de Franco deberá hacer frente a una asignatura pendiente a sus 67 años recién cumplidos el pasado 26 de febrero: conseguir la ansiada estabilidad sentimental. Y lo intentará lograr al lado de un joven, Timothy McKeague, un coach australiano 34 años menor que ella que tiene exactamente la misma edad que su hija Cynthia: 32.

Carmen Martínez-Bordiú y su joven acompañante Timothy McKeague. (Gtres)
Carmen Martínez-Bordiú y su joven acompañante Timothy McKeague. (Gtres)

Su romance, dado a conocer en octubre de 2017, alimentó durante semanas las portadas y tertulias del corazón. Ahora pasada la tormenta del 'toyboy', la pareja vive un periodo de calma. Según Carmen, los malos momentos sufridos tras la muerte de su madre les han unido aún más. Pese a que no apareció su lado en ningún momento durante la agonía y los funerales, Carmen asegura que ha sido su pilar fundamental. Aparte de ser su coach sentimental, Carmen y Tim comparten su pasión por viajar a destinos exóticos y su amor por la naturaleza. Sus posibilidades de futuro pasan por que Carmen consiga encargar en su puzle vital una pieza como es Tim, ajeno por su juventud y su espíritu a un modo de vida acomodado en Madrid como es el de Carmen en su día a día. El espíritu jovial y siempre dispuesto a descubrir cosas nuevas de Carmen es un punto a favor de la futura duquesa.

...Y el reto judicial

Carmen y sus allegados tienen que encarar varios procesos judiciales, algunos antiguos y otros más inesperados. Se podrían dividir en dos frentes. Por un lado, los que le afectan de una manera indirecta a Carmen; son los que tienen que ver por ejemplo con el juicio de su hermano Francis Franco en Teruel, con las reclamaciones del Concejo de Sada para la devolución del pazo de Meirás, con la denuncia incoada contra la familia por las demandas de la Xunta de Galicia para la devolución del Pórtico de la Gloria o la reclamación de la titularidad del palacio de Cornide.


Por otro, están los que le tocan directamente y que tiene que ver en este caso con su novio Tim, detenido tras ser denunciado la semana pasada por un altercado en la terminal 1 del aeropuerto de Madrid. Al parecer el joven protagonizó un tenso episodio con el personal de embarque de la compañía Ryanair, que obligó a la policía a actuar. El incidente finalizó con la detención del australiano tras, supuestamente, insultar a la policía, siendo trasladado a la comisaría del propio aeropuerto y quedando en libertad con cargos por agresión y atentado a la seguridad del Estado.

A falta del reconocimiento oficial del título, Carmen ya sabe cuáles son los retos a que enfrentarse. La tarea es complicada, pero cuenta para ello con la ayuda de su inseparable coach y de la voluntad que siempre ha demostrado para salir adelante en las circunstancias más adversas sin miedo al qué dirán.

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios