Logo El Confidencial
se trata de Fernando Gómez-Acebo y mónica martín Luque

Un hijo de la infanta Pilar y su exmujer, embargados y en subasta judicial

El bien objeto de la puja es una mansión al este de Madrid. La deuda no saldada con el banco que insta a la ejecución hipotecaria roza el millón de euros

Foto: La infanta doña Pilar, en una foto de archivo. (Gtres)
La infanta doña Pilar, en una foto de archivo. (Gtres)

La Casa Real y su entorno están empeñados en ser noticia. El portal de subastas del BOE amaneció con una singular propiedad en ejecución hipotecaria, a petición del Juzgado de Primera Instancia número 1 de Torrejón de Ardoz (Madrid) y a instancia del Banco Santander. Se trata de la mansión de 1.364 metros cuadrados distribuidos en dos plantas, 6.483 metros de parcela, casa de invitados y piscina en el corazón del sencillo municipio capitalino de Cobeña, una localidad de 7.000 habitantes en las faldas del río Jarama, a once kilómetros de La Moraleja y a diez de otro elitista enclave: Fuente del Fresno.

La entidad bancaria reclama la cantidad de 959.659,88 euros y tasa la casa por principal y, en su caso, por intereses vencidos, más el 30% presupuestado provisional para intereses y costas, a la pareja formada por Fernando Humberto Gómez-Acebo y su exmujer Mónica Martín Luque, además de la madre de esta. El valor del bien a efectos de subasta es de 1.751.187,20 euros. La licitación ya está en marcha y acaba el 30 de abril de 2018.

Fernando Gómez-Acebo y Mónica Martín durante su boda en 2007 en la iglesia de la Encarnación, en Madrid.
Fernando Gómez-Acebo y Mónica Martín durante su boda en 2007 en la iglesia de la Encarnación, en Madrid.

La nota simple de esta propiedad, la más fastuosa de Cobeña, da algunas pistas de la relación del benjamín de la infanta Pilar con la empresaria Mónica Martín Luque. El primo del Rey Felipe VI se casó en 2007 con ella, de quien, tras numerosas idas y venidas, se divorció en 2011. Después de su separación estuvo con Paula Molina. A principios de este mismo año, se conoció por sorpresa que Fernando tenía una relación con la periodista griega Nadia Halamandari y que iban a convertirse en padres. En mayo de 2016, Fernando y Nadia se casaron en Grecia tres días antes de que viniera al mundo Nicolás, el primer hijo de ambos. El divorcio llegó en 2018 y no tenían ambos nada a su nombre en España, como ya contamos en este medio.

Unidos por un millón de deuda

El primo royal no posee nada oficialmente en nuestro país y la mansión de Cobeña figura en la nota simple del Registro de la Propiedad a nombre de Mónica y su madre, pero el juzgado de Torrejón lo incluye en su procedimiento de ejecución hipotecaria a instancia del banco porque debía estar pagando la hipoteca de la mansión. En el documento jurídico se detalla que el juzgado no ha podido constatar si es la primera vivienda de Fernando, Mónica y su madre, a quien la entidad bancaria de Ana Patricia Botín le reclama el casi millón de euros.

El Borbón: no titular de la casa, sí de la hipoteca

Se trata de una casa de casi trescientos metros de planta. La inferior, y en torno a la escalera que relaciona las plantas, se compone de porche de acceso, vestíbulo, distribuidor, despacho, salón, comedor, ropero, aseo, lavadero y oficio. Se completa con una terraza de acceso de servicio y un porche posterior. En la planta primera, en torno al núcleo de escalera y distribuidor, se desarrollan, a modo de suite, un dormitorio principal con dos vestidores, un tocador y un baño, y tres dormitorios con baño incorporado a la habitación. También hay una casita de invitados. En la nota simple de esta propiedad se aclara que en un principio perteneció a la madre de Mónica (1989) y que luego ella la recibió por donación (2006). Fernando Gómez-Acebo, aunque nunca ha sido titular, sí figuraba en la hipoteca, lo que le ha llevado al juzgado.

Puerta de entrada de la casa a subasta en Cobeña, Madrid.
Puerta de entrada de la casa a subasta en Cobeña, Madrid.

Actualmente Fernando Gómez-Acebo reside en Puerta de Hierro en la mansión familiar de doña Pilar, que acoge a sus retoños divorciados, y la empresaria ya detalló a Paloma Barrientos en su día lo fluida que era la relación con su exmarido Fernando: "Lo que sucede es que cada uno tenía su familia y nos hemos visto menos. Te distancias, pero no porque no nos tengamos aprecio, sino que cada uno tiene su vida".

Mónica Martín Luque y Fernando Gómez-Acebo, muy cómplices, en la casa de Paloma Segrelles. (Gtres)
Mónica Martín Luque y Fernando Gómez-Acebo, muy cómplices, en la casa de Paloma Segrelles. (Gtres)

La situación judicial es a todas luces para el Borbón el (molesto) coletazo de un divorcio del que ahora se cumplen ocho años. Eso sí, en la documentación jurídica se detalla que no consta la primera vivienda de los demandados. ¡Qué de misterios! Si se animan, la subasta acaba el día 30 de abril, aún no hay pujas y el depósito es de cerca de 60.000 euros.

Por otro lado, la subasta pública desvela que la economía de Mónica Martín Luque está pasando un momento delicado. Ella misma ha declarado que nunca ha recibido nada por estar casada con el hijo de doña Pilar y que lo que ingresa es por su negocio de iluminación (es dueña de Pantallas Potosí) que tiene en el distrito madrileño de Chamartín. Su situación económica es contraria a la sentimental, ya que cuenta con un local en el barrio de Prosperidad por herencia con hermanos y su padre que tiene sobre una tercera parte indivisa una anotación de embargo de la Tesorería General de la Seguridad Social que supera levemente los 7.000 euros.

Por otro lado, la última relación conocida de Mónica es con José Manuel Yzaga Fernández de Córdoba, joven empresario de 32 años, también cercano al círculo de los Gómez-Acebo. Yzaga proviene de una de las mejores familias de este país y de Perú.

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios