Logo El Confidencial
VIDAS PERSONALES

Iñigo Errejón y Pablo Iglesias: se les rompió el amor (de poco usarlo)

Fueron compañeros y amigos, y juntos pusieron en marcha un partido político que acaba de cumplir cinco años. Hoy están más alejados que nunca

Foto:  Pablo Iglesias e Iñigo Errejón. (Efe)
Pablo Iglesias e Iñigo Errejón. (Efe)

Iñigo Errejón y Pablo Iglesias nunca han estado tan separados como lo están ahora. Hubo un tiempo en el que los dos políticos iban de la mano a todas partes pero con la llegada de nuevos elementos sus caminos se fueron distanciando hasta llegar a un punto de no retorno que se ha traducido en el anuncio de Iñigo de que formará una alianza con Manuela Carmena para concurrir a las elecciones autonómicas.

"Si yo fuera él [Errejón] dimitiría. Lo coherente es dejar el escaño. Entiendo que de algo tiene que vivir hasta mayo y eso supongo que también pesa en su decisión personal", han sido las palabras de Pablo Echenique que resumen, como secretario de Podemos, el pensamiento suponemos de Iglesias. Incluso el propio Pablo comentaba su malestar al tener que abandonar su baja por paternidad ante lo sucedido: "Nunca imaginé que iba a tener que interrumpir por unas horas mi permiso de paternidad por una razón tan triste”, empezaba una larga carta que ha publicado en sus redes.

[LEER MÁS: Polémica por el casoplón de Pablo Iglesias: el contundente comunicado del Ayuntamiento]

Pablo Iglesias, Irene Montero e Iñigo Errejón. (Efe)
Pablo Iglesias, Irene Montero e Iñigo Errejón. (Efe)

Aunque ambos políticos son muy celosos de su vida privada, el embarazo de Pablo Iglesias e Irene Montero y el posterior parto prematuro de sus mellizos marcó la diferencia vital más pronunciada entre Iglesias y Errejón. La política dio a luz el 3 de julio cuatro meses antes de lo esperado, lo que obligó a la pareja a salir durante semanas de los focos para ocuparse del cuidado de sus hijos.

Amable

Antes del parto, el embarazo había sacado el lado más amable de Iglesias, que accedió incluso a responder cuestiones de su intimidad, algo que tenía vetado desde el noviazgo con Tania Sánchez. El secretario general de Podemos explicó en un programa de televisión que la pareja había decidido elegir "por sorteo" el orden de los apellidos de sus hijos, tras lo cual confesó que "él ganó", por lo que los mellizos se apellidan Iglesias Montero. El líder de la formación morada aseguró que el sorteo les pareció la fórmula "más sensata". A cambio, la portavoz del partido tendría libertad para elegir el nombre de los pequeños.

Aquel punto vital alejó un poco más a Pablo e Íñigo. Errejón mantuvo una larga relación con la portavoz del Gobierno del Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre, tras la cual no se le ha conocido otra pareja estable. Su condición de 'soltero de oro' es motivo de chanzas en el Congreso, bromas a las que él responde siempre con deportividad. Centrado en su carrera política y sin compromisos personales, puede disfrutar de 'lujos' como ver el fútbol en un bar de barrio con los amigos, salir de copas por la noche madrileña (le gusta mucho el José Alfredo) o ir a conciertos. Pablo por su parte acaba de empezar su baja por paternidad y ha dejado su puesto en el Congreso a Irene, después de que ella estuviera unos meses retirada de la vida política disfrutando de la suya por maternidad. Hace unos días Montero volvía a la vida activa después de haber tenido un 2018 lleno de sobresaltos.

Irene Montero y Pablo Iglesias. (Efe)
Irene Montero y Pablo Iglesias. (Efe)

Pablo e Irene se trasladaron el año pasado al casoplón que compraron en Galapagar y que sigue trayendo cola, y ocupan su tiempo libre en criar a los mellizos, entre pañales y papillas. Errejón, por su parte, vive en un apartamento en el centro de Madrid, le gusta ir al cine, hacer senderismo por la montaña y últimamente se ha aficionado a la cerveza artesanal. También es muy gourmet.

[LEER MÁS: El 'annus horribilis' de Irene Montero, del parto prematuro a la muerte de su padre]

Lejos quedan los tiempos en que Errejón e Iglesias compartían una casa los fines de semana en Valsaín con Maestre, Sánchez y otros compañeros del partido, y pasaban largas sobremesas disertando sobre cómo cambiar el mundo. Ahora parece que ha sido el mundo el que les ha cambiado a ellos. Aunque a pear de sus diferencias actuales hay algo que les seguirá uniendo: el fútbol (Errejón es del Madrid, Iglesias del Numancia), la lectura, las series de televisión y, sobre todo, la política (aunque la entiendan de distinta forma).

Famosos
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios