La hija del marqués de Larios demandará ante la ONU a la jueza que ordenó su desahucio
  1. Famosos
SIGUE EL CONFLICTO ENTRE ARISTÓCRATAS

La hija del marqués de Larios demandará ante la ONU a la jueza que ordenó su desahucio

Sandra Fernández de Villavicencio demandará también a su padre para pedir que su hijo vuelva a la casa familiar de La Moraleja, donde había vivido hasta este martes

Foto: Sandra Villavicencio, hija del marqués de Larios, y su hijo Kenzo. (DR)
Sandra Villavicencio, hija del marqués de Larios, y su hijo Kenzo. (DR)

Quiere demandar a todos quienes han contribuido a su desalojo del número dos de la calle Las Jaras, en la elitista urbanización de La Moraleja, donde reside y está empadronada desde que nació. Sandra Fernández de Villavicencio, heredera del marqués de Larios y desahuciada de la mansión familiar esta semana, no piensa quedarse con los brazos cruzados. Nunca lo ha hecho.

Así que demandará a la juez, por dejar que su hijo presenciara el desalojo, y lo hará ante la ONU, dice. También actuará contra su padre con una demanda que interpondrá de parte de su hijo, Kenzo, de seis años. “Vamos a interponer demandas contra todo el mundo”, declara a Vanitatis.

placeholder Sandra Villavicencio, hija del marqués de Larios, en una cafetería tras su desalojo. (Foto: A.S.)
Sandra Villavicencio, hija del marqués de Larios, en una cafetería tras su desalojo. (Foto: A.S.)

Dice que quiere proteger a su hijo, que presenció el desalojo, y lo hará por la vía legal. “Vamos a interponer una demanda contra la jueza, por impedir a mi madre entrar en la vivienda (que era suya hasta las 10) antes de las 10 a recoger a su nieto Kenzo, para que no presenciara el desahucio”.

Su cruzada es clara: “Ella hizo un escrito que habría un fiscal de menores, pero no ha habido ninguna consideración para el menor o protección durante el juicio ni el día del desahucio. Han dejado totalmente indefenso al menor y han vulnerado los derechos del menor”.

El pequeño Kenzo, la víctima real

La figura jurídica que pretenden aplicar es “daños y perjuicios para el menor”, porque culpan a la jueza de que el pequeño Kenzo tuviera que “presenciar el desahucio, por no poder acudir a su día escolar, por ver cómo le arrancaban a sus animales”.

Foto: Sandra, hija del marqués de Larios. (Archivo)

Todo se produjo cómo estaba previsto aunque una semana más tarde. El padre de Sandra, José Carlos Fernández de Villavicencio, el VI marqués de Larios, fue quien pidió el desahucio de su hija de la vivienda familiar de La Moraleja, una casa de 180 metros cuadrados y 2.600 de jardín que heredó cuando este se casó con Eva Fromm. Juntos tuvieron a Sandra, quien ha crecido en la casa y la reclama como suya. Hasta que la jueza decidió dar la razón al padre.

El contencioso familiar se ha convertido en un caso abierto al público de manera descarnada por parte de Sandra, que ha llegado a grabar vídeos de la entrada de la comisión judicial y los ha compartido. Sandra Fernández de Villavicencio también demandará al marqués, tal y como señala a este medio: "Se va a interponer una demanda contra mi padre de parte de mi hijo también pidiendo la casa para él".

Segundo matrimonio del marqués

La figura de la heredera del marqués es polémica. El aristócrata, casado en segundas nupcias con María Martínez del Castillo, con quien tiene dos hijos adolescentes, María y Guillermo, no ha entrado en el conflicto, no al menos de manera pública, claro. Han sido algunos amigos cercanos del marqués quienes han contado a varios medios que la hija ha dejado un reguero de deudas en su vida que su padre ha ido sufragando hasta que se ha cansado.

placeholder Puerta de entrada de la casa de la Moraleja del marqués de Larios.
Puerta de entrada de la casa de la Moraleja del marqués de Larios.

Ella, a sus 30 años, niega la mayor, y el martes, durante el desahucio, se encontró con un hombre que decía ser empleado suyo y que denunciaba no haber cobrado. "No lo conozco de nada a ese señor, todo lo que dice es mentira", asegura Sandra Fernández de Villavicencio. Ella reclamaba la casa familiar porque cuando sus padres se divorciaron, hace más de 20 años, el juez dejó el uso de la casa a madre e hija.

El registro les da la razón

La nota registral de la propiedad avala la teoría de Sandra, puesto que indica que la vivienda está "gravada con la anotación preventiva letra A, tomada a favor de doña Eva Lydia Isabelle Frommer y doña Sandra Anna Fernández de Villavicencio Frommer, con el uso y disfrute de esta finca, ordenada por el Juzgado de Primera Instancia número 4 de Alcobendas, en el procedimiento Familias Provisionales número 380/96, y que ha sido practicada con fecha 17 de Marzo de 1998. La atribución del uso y disfrute de esta finca ha sido confirmada por sentencia de divorcio dictada por la Audiencia Provincial de Madrid de fecha 2 de Marzo de 1999, por nota extendida al margen de la citada anotación letra A, con fecha 29 de Julio de 1999, acordada por el Juzgado de Primera Instancia número 4 de Alcobendas". Sandra demuestra a este medio, en una conversación horas después del desahucio, que siempre ella y su hijo han estado empadronados en este domicilio del que ahora se les echa con continuidad.

Su padre alega no tener poder adquisitivo, ser un empleado que cobra 2.000 euros y que necesita la casa para vivir, algo de lo que su hija se ríe. En la misma charla, la heredera del marquesado aseguró: "No descansaré hasta demostrar que es rico y que lo tiene todo fuera de España a nombre de terceros".

Noticias de Famosos Casas de famosos Larios
El redactor recomienda