Logo El Confidencial
EN EL CLUB DE TENIS BARCELONA

Marisa Vicario, animada y sonriente en un partido de Nadal en el Conde de Godó

Javier Sánchez Vicario se encontraba en el palco de la familia Nadal. Inés Arrimadas y su marido, Xavier Cima, también en las gradas

Foto:  Marisa Vicario, en el Godó. (Gtres)
Marisa Vicario, en el Godó. (Gtres)

Sonriente y animada, charlando con sus amigos de palco, Marisa Vicario ha dejado atrás los años de pesadilla familiar para centrarse en el lado positivo de la vida. Al menos estos días, donde es testigo de excepción del mejor tenis internacional. Este viernes, sentada en un privilegiado palco, la matriarca de la familia Sánchez Vicario presenciaba una nueva victoria de Rafa Nadal en el Open Banc Sabadell Trofeo Conde de Godó.

La madre de Arantxa Sánchez Vicario ha vuelto de Miami ya hace unos días. Se marchó cuando toda la prensa publicó que su hija está en proceso de divorcio de su polémico marido, Josep Santacana, y se instaló un tiempo con ella para darle apoyo. Pero está en Barcelona desde hace más de 10 días.

Marisa Vicario, con camiseta rosa, en el Torneo Conde de Godó. (Vanitatis)
Marisa Vicario, con camiseta rosa, en el Torneo Conde de Godó. (Vanitatis)

Nada que ver la imagen de Vicario en el Godó de este año con el del año pasado. Entonces estaba abatida, preocupada por no saber nada de su hija desde que se había celebrado el funeral de Emilio Sánchez. Las malas noticias han traído buenas noticias. En este duro proceso de separación, los Sánchez Vicario vuelven a estar unidos y la madre mantiene ahora contacto con su hija a diario.

 Durante el partido de Rafa Nadal. (Gtres)
Durante el partido de Rafa Nadal. (Gtres)

[LEE MÁS: Marisa Vicario se traslada a Miami]

Quizás es uno de los motivos por los que en este Godó se la ve más tranquila. Vestida con una camiseta rosa adornada con piedreceillas que brillaban con los golpes de sol, Vicario, sin gafas de sol ni gorra que la protegiera del calor, aplaudía poco y se abanicaba mucho. Al otro lado de la pista, con una camisa blanca, se sentaba su hijo Javier, rodeado de la familia Nadal, que suele asistir al torneo al completo. Hay que tener en cuenta que el Godó se celebra en el Real Club de Tenis de Barcelona, casa tenística de las grandes familias del tenis español, como es el caso de los Sánchez Vicario y Rafa Nadal.

Nadal volvió a ganar en el Godó. (EFE)
Nadal volvió a ganar en el Godó. (EFE)

Junto a Javier Sánchez Vicario y la familia Nadal estaba Francis Roig, uno de los dos entrenadores de Rafa. Carlos Moyá ha sido el encargado de sustituir a su tío, Toni, al frente de la preparación del tenista, y estos días no está en Barcelona porque se turna con Roig. Es la manera que tienen de trabajar, en el Roland Garros estará Moyá, en Wimbledon, Roig. Los comentarios que apuntaban a una posible indisposición de Carolina Cerezuela se desmienten así.

El torneo ha sido un trajín esta semana, unos días en los que se han unido citas varias. Desde la Barcelona Bridal Week hasta el centenario del Hotel Majestic, la agenda social ha estado repleta, algo de lo que Barcelona está sedienta últimamente. Se notaba en el village del Godó este viernes por la tarde, donde la música, las copas y el buen rollo se mezclaban con los aplausos en las canchas.

Inés Arrimadas, con su marido. (EFE)
Inés Arrimadas, con su marido. (EFE)

Al "¡Vamos, Rafa!" se le sumó algún "¡Vamos, Arrimadas!", lo que sirvió para delatar la presencia de la líder de Ciudadanos en el torneo. Su marido, Xavier Cima, se ha estado paseando por las instalaciones estos días acompañado de su socio, Roger Montañola. Simpático y cercano, Cima saluda mientras admite que se vive más tranquilo alejado de la política. Así que deducimos que será difícil volver a verle en un escaño en el Parlament. Como lo será también ver a Josep Antoni Duran Lleida, que ejerce de abuelo estos días y recorre los stands con sus nietos.

Jugó Nadal contra Martin Kilzan y casi pierde un set, lo que enloqueció al público y al propio mallorquín. Se esperaba que el viernes se cruzaran Nadal y Djokovic, lo que no pudo ser porque el serbio perdió en su primer partido, pero el llenazo fue espectacular de todos modos. En el village, tras el partido de Nadal, no cabía un alma.

Pablo Molins, abogado de la infanta Cristina y rockero por vocación, se toma una copa mientras recuerda que dentro de unos días toca con su grupo Por Fin Viernes, en Luz de Gas, un concierto solidario el 22 de mayo. Los nombres de los políticos se mezclan con los de la farándula, las empresas y la aristocracia.

Los Godó saben reunir, cada año, a los barceloneses entregados en un torneo que cada vez cuentan con más fans fuera de la ciudad y fuera incluso de nuestras fronteras. El "¡Vamos, Rafa!" es capaz de sentar en el mismo palco a personajes enfrentados. Lo verán este domingo, donde (casi) seguro que juega Nadal.

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios