Logo El Confidencial
PRESTIGIOSA UNIVERSIDAD

Los cachorros de la burguesía española se pirran por estudiar en Georgetown

Botín, López-Madrid, Piedrahita, Sajonia-Coburgo, Delclaux, Lladó, Prado... La prestigiosa universidad de Washington concita en sus aulas a las élites económicas del país

Foto: Fachada de Georgetown, con la icónica estatua de John Carroll en el centro. (Getty)
Fachada de Georgetown, con la icónica estatua de John Carroll en el centro. (Getty)

¿Qué pueden tener en común Bradley Cooper, el rey Felipe, Durao Barroso o Abdalá de Jordania? Aparte de su papel relevante en la sociedad, cada uno en su ámbito, todos ellos han pasado por las aulas de Georgetown. La universidad católica más antigua de Estados Unidos fue fundada en 1789 por John Carroll y a sus pechos se crían desde entonces las élites de todo el mundo. También la española. El campus de Washington es destino prioritario para los cachorros de la alta burguesía española. Apellidos como López-Madrid, Delclaux, Puig, Prado, Piedrahita o Sajonia Coburgo están entre los alumnos o antiguos alumnos de la institución educativa.

La estatua del viejo Carroll preside la imagen icónica de Georgetown. La que quedó impresa en la retina de los españoles cuando el entonces príncipe Felipe se marchó allí a estudiar un máster en Relaciones Internacionales. Estuvo matriculado entre 1993 y 1995, y suele comentar que fue una de las experiencias más importantes de su vida. El Rey fue alumno de la más prestigiosa de las nueve escuelas de Georgetown, la de Foreign Service (servicio exterior), también una de las más demandadas por las jóvenes generaciones de la jet.

El entonces príncipe Felipe estudió en Georgetown entre 1993 y 1995.
El entonces príncipe Felipe estudió en Georgetown entre 1993 y 1995.

La universidad ofrece títulos de grado y de postgrado (máster y doctorado). Borja Prado Benítez, hijo del actual presidente de Endesa, es periodista. Tras estudiar en la Universidad de Navarra y trabajar una temporada en París, decidió marcharse a Washington para cursar el mismo máster que hizo don Felipe. Él representa a una de las dos clases de alumnos que hay en el campus de la universidad y de la escuela de negocios. "Es un ecosistema curioso. Por un lado están los alumnos becados por sus méritos, y por otro los representantes de la élite económica mundial", explica Rubén López-Rivas, que quedó segundo de su promoción en 2012 con un MBA. "Fue una experiencia maravillosa en todos los sentidos. No hay un ambiente de competitividad insano, es muy vibrante, guardo unos recuerdos extraordinarios de aquella etapa", explica, aunque reconoce que el costo de estudiar allí "es muy elevado" y las becas que se ofrecen desde España "se quedan muy cortas".

Entre 35.000 y 60.000 euros

Estudiar en una universidad como Georgetown puede costar entre 35.000 y 60.000 euros al año, aunque depende de la titulación. Algo que no es problema para el matrimonio formado por Constantino Sajonia-Coburgo, príncipe de Vidin, y María García de la Rasilla. Uno de sus mellizos, Umberto, ha entrado este año a estudiar la carrera en Georgetown, tras haberse formado en el Liceo Francés.

Los Zobel de Ayala son de las pocas familias filipinas que aparecen en la lista Forbes de las más ricas del mundo gracias a Corporación Ayala, el conglomerado de más raigambre del país. Guillermo Pla Zobel de Ayala es representante de una de sus ramas españolas (sus padres son Mónica Zobel de Ayala y el abogado Guillermo Pla) y estudiante en Georgetown desde el año pasado.

Inversor de éxito

Comparte amistad en redes con Bosco López-Madrid, hijo de Silvia Villar-Mir (OHL) y Javier López-Madrid. Como Felipe Morenés Botín, el hijo mayor de Ana Botín y Guillermo Morenés. Felipe estudió Política Económica en el campus de Washington, algo que ha aprovechado con creces. Tras liderar durante cinco años y con éxito el fondo de inversión Lone Star, actualmente vuela solo.

El príncipe Constantino de Bulgaria con su esposa, María García de la Rasilla, y sus hijos, Umberto y Sofía. (Gtres)
El príncipe Constantino de Bulgaria con su esposa, María García de la Rasilla, y sus hijos, Umberto y Sofía. (Gtres)

Morenés se casó en septiembre de 2016 con Julia Puig, representante de la saga de perfumes. La familia que controla el grupo catalán de moda y perfumería se distribuye entre cuatro ramas, 12 primos de la tercera generación que ya tienen su propia descendencia. Inés y Miguel Puig son representantes de ese relevo. Tras estudiar en un internado suizo, la joven se graduó en 2016 en una doble titulación en Historia del Arte y Economía en Georgetown.

La Fundación Georgetown España

Ignacio Lladó Álvarez Salas es otra de las caras de la mejor burguesía española que estudia en la Universidad de Georgetown. Su abuelo, José Lladó Fernández Urrutia, fue ministro de UCD. Su hijo, y padre del alumno, es vicepresidente y CEO de Corporación Técnicas Reunidas, constructora de plantas petrolíferas y otras infraestructuras energéticas. En sus ratos libres, Lladó Arburúa es también miembro del patronato de la Fundación Georgetown España.

Andrés Piedrahita se hizo conocido por su presunta vinculación con Bernard Madoff, el hombre que hizo famoso el concepto de estafa piramidal. Casado con la millonaria Corina Noel, Piedrahita tiene cuatro hijas tan guapas como listas. Hasta la fecha, tres de ellas (Tatiana, Alexandra y Natasha Piedrahita) han podido estudiar en Georgetown (Natasha está en ello).

130 nacionalidades

La lista de nombres conocidos en el entramado empresarial español es larga (Mencía Fitz-James Stuart, la hija de Isabel Sartorius, también ha pasado por las aulas de Washington), pese a que la nacionalidad española es solo una de las 130 que están presentes en las aulas de la universidad jesuita. Los jóvenes universitarios no solo consiguen una formación excelente, sino que entablan importantes relaciones para su futuro profesional. La excelencia es primordial, venga de donde venga.

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios