Logo El Confidencial

Los boleros no le dan suerte a María Teresa Campos

El disco ha sido un fracaso. Pero antes de cargar contra ella, no hay que olvidar que fue la inventora de muchas fórmulas televisivas, como la de las tertulias de actualidad

Foto: María Teresa Campos, por Jate.
María Teresa Campos, por Jate.

La ultima propuesta profesional de Teresa Campos no ha salido como pensaba. El disco de boleros en el que Bigote Arrocet lleva la voz cantante y ella le acompaña en un par de temas era una apuesta fuerte. Tanto por parte de la discográfica que confiaba en el poder mediático de Campos como por el esfuerzo que habían hecho los protagonistas para que el producto fuera un éxito. Para las nuevas generaciones, la única referencia como cantante de Bigote eran sus intervenciones en el programa que dirigía Teresa en Telecinco 'Qué tiempo tan feliz'.

De vez en cuando Edmundo le dedicaba alguna canción de amor y eso dio pie para que les platearan la posibilidad de realizar ese trabajo conjunto. Y así lo hicieron. Hubo presentación oficial en la mansión con champán, risas y mucha alegría por parte de Teresa. Lo que parecía iba a ser una gira completa para promocionar los boleros se acabó el mismo día en que iniciaron la primera firma en El Corte Inglés. Hubo poca gente que se acercó a la planta donde Teresa y Bigote estaban preparados para recibir a los compradores del CD. Ese mal resultado inicial cambió las cosas y por ahora no hay gira ni nada que se le parezca. Las explicaciones recibidas se centran en “falta de planificación” ante el disgusto de los protagonistas.


El mosqueo monumental

Hasta aquí la historia oficial, la oficiosa asegura que Teresa tiene un mosqueo monumental y que está harta de que los proyectos que estaban cerrados no salgan. Campos o la Campos, como se la ha llamado siempre, es una mujer de una gran actividad que le horroriza estar mano sobre mano. No le gustan los aviones y los viajes más allá de tres horas la agobian igual que los ascensores. Era capaz de no acudir a una fiesta o reunión en casa de amigos que vivieran por encima del octavo.

En este aspecto hay anécdotas para parar un tren. En una ocasión se cerró un almuerzo en el Ministerio de Sanidad con Ana Pastor, titular en aquel momento. El encuentro estaba organizado en el comedor privado de la última planta. Campos estaba dispuesta a subir andando antes que utilizar el ascensor. Hubo cambio y no tuvo que convertirse en escaladora por un día.

 Bigote Arrocet y María Teresa Campos. (Gtres)
Bigote Arrocet y María Teresa Campos. (Gtres)

Para los desmemoriados, Teresa fue la inventora de las tertulias de actualidad en programas de entretenimiento e invitar a políticos de todo tipo y condición para que hablaran de su vida privada. Unas entrevistas que se acompañaban de los álbumes de fotos que llevaban los protagonistas. Hizo tocar el acordeón a Iturgaiz, comer chocolate en directo a Alfonso Guerra y cantar a José Bono, al que acompañó en un bolero como ahora ha hecho con Bigote. Hasta ese momento en que aparecieron en 'Día a día', nadie lo había conseguido. Y lo mismo ocurría si había que cambiar un programa completo ante un acontecimiento de última hora que así lo requiriera. Cuando pasó de TVE a Telecinco se llevó a todo su equipo y pudo hacer los cambios que quería para esa nueva etapa.

A veces es importante refrescar la memoria para situar a los protagonistas. En este caso a Teresa Campos, que aunque no le haya salido su gira musical tiene en mente varios proyectos para ofrecer a Telecinco, la cadena a la que sigue unida por un contrato muy ventajoso. Una manera de no sucumbir a las tentaciones profesionales ajenas.

Famosos
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios