Logo El Confidencial
PROPIEDADES INMOBILIARIAS

Las 10 casas más polémicas de los vips españoles: de Villa Meona a Pablo Iglesias

Asociar ser famoso a tener un casoplón es habitual. Son pocos quienes se resisten a comprarse una casa mejor cuando alcanzan un estatus. Aquí la lista de las más controvertidas

Foto: La casa de Shakira en una imagen de archivo.
La casa de Shakira en una imagen de archivo.

Asociar ser famoso a tener un casoplón es habitual. Son pocos quienes se resisten a comprarse una casa mejor (incluso mucho mejor) cuando alcanzan cierto estatus. Lo hemos visto estos días con la compra que Irene Montero y Pablo Iglesias acaban de realizar con ventajas hipotecarias.

Su casa a los cuatro vientos con jardín y piscina en Galapagar ha levantado ampollas y les ha puesto en el disparadero. Solo ha faltado que Alberto Garzón se comprara un pisito en Rivas para ponerlos todavía más en entredicho. La famosa pareja política no son ni han sido los único que han 'pecado'. La mayoría quiere siempre más. Es humano, dicen.

Recuerden a los Urdangarin de Borbón, a Jaume Matas, admiren las disputas familiares que ha habido en el seno de los Sánchez Vicario o entre David Bustamante y Paula Echevarría. Veamos.

1. Villa Meona 'aka' Casa Preysler

Que Miguel Boyer, un exministro del Gobierno socialista, se fuera a vivir con Isabel Preysler, la reina de corazones, a una casa de 1.370 metros cuadrados en El Viso asestó una puñalada al felipismo de la que nunca se repuso. Lo escribió Carlos Prieto en un artículo: 'Villa Meona fue al felipismo lo que la boda de la hija de Aznar en El Escorial fue al aznarismo: el bochorno político de los nuevos ricos por pasarse de frenada'.

La casa apareció en portada de la revista '¡Hola!' cuando la estrenó la pareja, en 1992. Y fue bautizada como Villa Meona porque a pesar de vivir solo cuatro personas (Isabel, Miguel, Tamara Falcó y la pequeña Ana Boyer) contaba con 13 cuartos de baño. Ostentosa y excesiva, la casa sigue siendo propiedad de Preysler, quien ahora la comparte con su nueva pareja, el nobel de Literatura Mario Vargas Llosa.

2. Pazo de Meirás, el Franco más gallego

Fue la casa gallega del dictador Francisco Franco y es ahora un objeto lucrativo para sus descendientes. El pazo de Meirás fue originalmente casa de la escritora Emilia Pardo Bazán y hace pocas semanas una inmobiliaria de lujo con un curioso nombre, que nada apela al alto standing, la santanderina Mikeli, la ha sacado en venta por 8 millones, tal y como informaba Ana Sánchez Juárez en estas páginas.

Carmen Martínez-Bordiu y toda su familia buscan fórmulas para poder lucrarse con la venta, puesto que el inmueble es Bien de Interés Cultural. La finca de Meirás es mucho más que el pazo. Son un total de 19 fincas en Sada, en A Coruña, todas ellas suman tres hectáreas y 12 áreas, una suerte de minifundio al abrigo de la dictadura.

3. El palacete de los Urdangarines en Pedralbes

Fue su perdición, una ambición que acabó con la familia en el exilio. Iñaki Urdangarin estaba obsesionado en demostrar su valía, en no convertirse en una suerte de florero, como él mismo decía. Y comprar una gran casa en el barrio de Pedralbes de Barcelona fue un paso hacia esa dirección. Pero los 4,8 millones de euros que costó la mansión, además de los tres millones destinados a reformas, fueron demasiados y puso en alerta al público.

Tras un corto exilio en Washington CD, los Urdangarin, con el cabeza de familia ya imputado, intentaron rehacer su vida en Barcelona pero la vida se hizo irrespirable. Así que se marcharon a vivir a Suiza y tras intentarlo durante meses, lograron vender el mal llamado palacete de Pedralbes. Su comprador fue un misterio hasta que se revendió este invierno a un magnate londinense. La casa está ahora en obras.

4. El 'otro palacete': Jaume Matas en Palma

Otro palacete que puso en evidencia a su propietario. Situado en el casco antiguo de Palma, el expresidente balear lo puso a disposición de la Justicia en 2016 a fin de reparar el daño causado en el marco del caso Nóos a raíz de un presunto desvío de 2,3 millones de euros públicos. Junto al escrito, la defensa del exdirigente del PP aportó un informe en el que se calcula el valor del inmueble en 2.477.550 euros.

La Fiscalía investigó la vivienda, de 400 metros cuadrados, a raíz de varias denuncias particulares, porque fue adquirida por Matas por 950.000 euros, cuando el valor estimado de la Agencia Tributaria en octubre de 2006 era de casi 2,5 millones.

5. Caso Malaya: al joya de la corona de Roca

Mirós en el cuarto de baño, esculturas en los salones... Incluso los policías que registraron la vivienda soltaron algún que otro exabruto al comprobar el nivel de vida (y de horterada) en el que se había instalado Juan Antonio Roca. La finca La Loma estaba considerada como la joya principal del imperio latifundista de Roca, exasesor de Urbanismo del Ayuntamiento de Marbella.

El tribunal que enjuició el caso Malaya autorizó en 2017 la venta de la finca ubicada en Los Alcázares (Murcia), por un valor de 18,5 millones de euros. El montante fue aplicado al abono de la responsabilidad civil a la que Roca fue condenado como cerebro de la trama de corrupción marbellí.

6. El ático de Francisco Granados

A su nombre, o al de su mujer, o al de un testaferro. Negar la mayor le supuso el fin de su carrera política. Todo por un ático. En 2011, Ignacio González fue investigado por el ático de lujo que poseía en Estepona, que en 2008 comenzó a disfrutar en régimen de alquiler pero que en 2012 compró por 770.000 euros, muy por debajo de su precio, 1,3 millones.

Según las investigaciones esa vivienda era una comisión para favorecer varias operaciones inmobiliarias de Fernando Martín, dueño de Martinsa e imputado por la trama Gürtel con relación a una operación urbanística en Arganda del Rey. En marzo de 2016, tal y como informaba El Confidencial, el Juzgado de Instrucción número 5 de Estepona imputó al expresidente de la Comunidad de Madrid y a su mujer, Lourdes Cavero. Consideraba que habían cometido un posible delito fiscal y otro de blanqueo en la compra del ático a la sociedad Coast Investors, situada en el paraíso fiscal de Delaware, Estados Unidos.

7. La mansión de Shakira en Miami

Parece que es toda aspiración latina: a la que tengo éxito me compro una casa en Miami. Lo que nunca pensó Shakira es que se casaría con un catalán (como su abuela materna) y que sus huesos terminarían en la 'petit bourgeois' Esplugues de Llobregat. Vender su mansión de Miami no fue tarea fácil. Lo ha intentado varias veces y todas han resultado fallidas. En su casa más mediática vivió Shakira con su ex.

La última vez que la puso a la venta fue por 11 millones de euros, en 2015, justo antes de tener a su segundo hijo (lo había intentado en 2013 por casi 13 millones). La casa de 8.400 metros cuadrados tiene todos los lujos imaginables y cuenta con vecinos ‘ilustres’ como Ricky Martin y Matt Damon.

8. La casa Busta y Paula, objeto de deseo

Un divorcio anunciado tantas y tantas veces (la primera exclusiva la dio 'Lecturas' allá por 2014) que finalmente se pone sobre papel. La casa familiar de David Bustamante y Paula Echevarría, donde la pareja había criado a su hija Daniella, se convirtió en objeto de disputa. El chalé en Villafranca del Castillo, tal y como adelantó Vanitatis, cuenta con 500 metros.

La propiedad del inmueble se repartía de la siguiente manera: el 80% por ciento a nombre del cantante y el 20% le correspondía a la influencer, y así se inscribió en el Registro de la Propiedad. Esta vivienda fue durante el divorcio el único vínculo patrimonial de la pareja, como informó Paloma Barrientos, ya que ambos se casaron en régimen de separación de bienes, que firmaron el 21 de julio de 2006, el día antes de contraer matrimonio en la basílica de Covadonga.

9. La casa de Arantxa Sánchez Vicario y sus padres

Arantxa Sánchez Vicario se enfrentó con sus padres y todo su entorno por un marido con el que ya no convive y la casa de sus padres fue uno de los puntos fuertes. Porque la extenista demandó a sus padres y para llegar a un acuerdo extrajudicial logró que firmaran un pacto por el que se comprometían a abandonar la casa familiar en un corto plazo de tiempo. Separada ya de Josep Santacana, puede que ese acuerdo quede en nada.

El inmueble, donde se criaron los cuatro hijos, había sido primero del hijo mayor, Emilio, quien tuvo un problema y pidió ayuda a la familia. Según contaba el entonces abogado de Arantxa, la joven no quiso que sus padres se fueran del piso y lo pagó ella.

10. Pablo Iglesias y su chalet en Galapagar

Pablo Iglesias e Irene Montero y la gran traición a los suyos. Aquel chiquillo que hablaba tan bien y decía verdades tan fuertes desde su piso en Vallecas será padre y ha decidido hacer como tantos: irse a vivir a la afueras. Pero no a un piso o a una casa de pueblo. No, la pareja que dirige Podemos se ha comprado una bonita casa de más de 600.000 euros con piscina y jardín que hará las delicias de sus gemelos. Les falta el perro y la chica interna. Denles tiempo.

Vista aérea de la nueva propiedad adquirida por Pablo Iglesias e Irene Montero.
Vista aérea de la nueva propiedad adquirida por Pablo Iglesias e Irene Montero.

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios