Este es el empresario que ha hecho que Froilán adore la noche de Marbella
  1. Famosos
su tío, javier bordas, es directivo del F.C. Barcelona

Este es el empresario que ha hecho que Froilán adore la noche de Marbella

La familia catalana Bordas domina la noche barcelonesa y ahora desembarca en Marbella con cinco locales. Ramón Bordas es su delfín en la Costa del Sol. Hablamos con él

Foto: Ramón Bordas Jr, junto a la piscina del Opium. (Amparo de la Gama)
Ramón Bordas Jr, junto a la piscina del Opium. (Amparo de la Gama)

El nombre de Ramón Bordas Jr, el nuevo 'pope' de Marbella, ha saltado a los titulares al lado del nombre del sobrino del rey Felipe VI, Froilán de Todos los Santos. Pipe es uno de los asiduos a sus negocios y visita muy frecuentemente las discotecas de culto que -desde hace cuatro meses- dirige este joven empresario. Dada la situación conflictiva en Cataluña, ha decidido junto a su familia expandir sus negocios a Marbella y a Londres.

Este fin de semana el empresario catalán, un joven de solo 26 años de una de las familias más ricas de Barcelona, inauguraba su negocio talismán: Opium, uno de los clubes de playa más grandes de Europa. Allí concedió una entrevista a Vanitatis. Él y su familia se han hecho con cinco de los locales más emblemáticos de Marbella.

placeholder  Ramón Bordas Jr, en el club marbellí. (Amparo de la Gama)
Ramón Bordas Jr, en el club marbellí. (Amparo de la Gama)

Entre ellos, Funky Buddha Banús, la discoteca donde hemos visto a Pipe los últimos meses. Ramón Jr nos asegura que en sus negocios dan el mismo tratamiento a todo el mundo. “El concepto es similar en todos los locales. Cada ciudad tiene sus particularidades, pero apostamos siempre por que el cliente ante todo se lo pase bien. Intentamos que cuando se vayan a casa digan 'qué bien me lo he pasado' y quieran volver”.

"No damos un tratamiento especial a Froilán"

Sonríe cuando le preguntamos que si es por eso que Froilán vuelve todos los fines de semana a Marbella. “Para nosotros, es un honor tenerle. He estado con él en Funky Buddha Banús; él ha estado viniendo todo el invierno. Y sí, creo que el servicio que le damos le hace volver, pero en definitiva te repito que es el mismo tratamiento que le damos a todo el mundo”.

El desembarco en Marbella del grupo catalán Costa Este ha sido un bombazo en la ciudad y de eso es consciente el pequeño de los Bordas. Su padre Ramón y su tío Javier (directivo del F.C. Barcelona) son sus principales maestros. “Ellos son los dueños y yo me he incorporado hace cuatro meses para ayudar con la expansión de todos los locales nuevos y de su puesta en marcha. Es una responsabilidad tremenda, pero con la apertura hoy de Opium Marbella ya se me ha quitado un poco el susto (sonríe) y en agosto abrimos Opium Londres.

La familia Bordas, una de las más ricas de Cataluña y dueños del Grupo Costa Este, son los titanes que dominan la noche barcelonesa, y ahora al hacerse con la práctica totalidad de las acciones de The Group en Marbella, serán los dueños también de los negocios de ocio de la ciudad costasoleña. La firma barcelonesa está encantada de que la gente guapa sea el buque insignia que se pasea con sus amigos por sus discotecas y club de playa, uno de los más grandes de Europa.

Atracones y ligoteos: así acaba las noches de juerga Froilán

En Barcelona los clubes nocturnos y restaurantes con más éxito de la ciudad son de los Bordas: Pachá Barcelona, Opium, Bling Bling, Nuba o los restaurantes Cachitos de Diagonal y la Rambla Cataluña. “Ahora abrimos otro Cachitos en Barcelona. Y, sí, claro que la situación en Cataluña no es buena. Se ha notado que los conflictos internos que hay están perjudicando al mundo empresarial. Barcelona es un lugar muy turístico y las tensiones que está habiendo se notan en todos sitios: hoteles, restaurantes y discotecas, y queremos que se solucione lo antes posible y que vuelva a ser la potencia que ha sido siempre. Barcelona es nuestro centro neurálgico”, explica Bordas Jr.

Del Barça y sin novia

Ramón está feliz por la confianza que ha depositado su familia en él para esta nueva etapa. Sabe que es una gran responsabilidad estar al mando de la nave. El cachorro de moda blaugrana es ahora quien pilota la expansión del emporio familiar. Javier y Ramón Bordas, dedicados al mundo de la noche desde 1989, le han pasado el testigo de los cinco conocidos locales en Marbella: el bar musical Seven y las discotecas Kube, Funky Buddha, en la Milla de Oro; la discoteca Ópera, que este año se convertirá en Bling Bling Marbella, y el gran buque insignia, el Beach Club Opium, en primera línea de playa, con capacidad para 10.000 personas.

Ramón significa a este medio que “estoy encantado de hacer lo que hago. Encima me lo paso bien y tengo pasión por estos negocios. Hasta hace unos meses yo trabajaba en Londres en la banca de inversión JP Morgan. Cuatro años estuve en este banco. Trabajaba muchísimo, pero esta nueva etapa me llena un montón. Hago lo que me gusta y lo siento mío y me implico más”.

Hasta hace cuatro meses, él no hubiera pensado moverse de Londres, una ciudad que le gusta y donde ha hecho buenas amistades: “En realidad fue una necesidad en la empresa mi llegada. Al expandirse el grupo, mi familia me lo propuso y aquí estoy”. Ramón es tímido, muy tímido, y no le gusta que nadie le fotografíe. “No no, no estoy casado, ni tengo novia. ¿Famoso? No quiero entrar en esa dinámica. Tengo mis amigos de toda la vida y la próxima vez me los traigo para que disfruten también de Marbella”.

Felipe Juan Froilán Marbella Cataluña