Logo El Confidencial
Yana olina ha marcado un antes y un después

El humor de Bustamante I de San Vicente

Yana Olina le ha devuelto el buen carácter. El cambio de chicarrón de norte a cantabrón abrupto ha durado un tiempo, pero ya se ha terminado

Foto: David Bustamente por Jate.
David Bustamente por Jate.

Su aparición en el programa ‘Bailando con las estrellas’ le ha sentado muy bien a David Bustamante. Poco a poco se va tranquilizando y sus salidas de pata de banco con los reporteros son menos frecuentes. Pasó unos meses complicados, tras anunciar a través de un comunicado su divorcio de Paula Echevarría. Por fin, la pareja zanjaba una historia rubricada en un contrato de separación en el 2013. Documento que por cierto negaron ambos. ¿Por qué no lo hicieron antes? Ni idea. Las razones la saben solo ellos. Y libres son de contarlo o no.

Ese capítulo ya está cerrado. Paula lo aceleró al enamorarse del futbolista y querer una vida nueva. Bustamante por su parte negoció su exclusiva contando su estado emocional y lo poco que le gustaba vivir solo. Borrón y cuenta nueva para los dos. En ese espacio de tiempo hasta que llegó el programa de TVE y la joven bailarina Yana Olina a su vida, David no estaba muy dispuesto a facilitar el trabajo a la prensa. Se enfadaba cuando le preguntaban por lo mismo que había contado en su exclusiva y tampoco quería hablar de su compañera de baile reconvertida después (¿o antes?) en 'amiga entrañable'.

David Bustamante y Yana Olina, en el programa 'Bailando con las estrellas'. (Gtres)
David Bustamante y Yana Olina, en el programa 'Bailando con las estrellas'. (Gtres)

Negaba que hubiera comprado una fotografía de un amigo que decoraba una de las estancias de su casa, noticia publicada en Vanitatis, cuando el artista explicaba en un vídeo el proceso de creación. Y también su conocimiento de la periodista Ares Teixidó. En este caso, la presentadora tampoco supo administrar la historia.

La calma se llama Olina

No era el Bustamante divertido, irónico, festivo y bromista que frecuentaba los photocalls o participaba en pruebas como la Challenger de Land Rover, donde lo daba todo. El cambio de chicarrón de norte a cantabrón abrupto ha durado un tiempo, pero ya se ha terminado. Al menos así parece. Y puede ser que una de las razones sea Yana Olina, una joven tranquila con un excelente currículum como bailarina.

Y este cambio de carácter y de ver la vida con optimismo ha hecho que David esté mucho más receptivo en todos los aspectos. No se enfadó cuando Joaquín Cortes (jurado del programa) le preguntaba por su novia Yana, tampoco en sus últimos viajes a San Vicente cuando algún paparazzi le ha seguido. Tiene casa nueva en su pueblo. Un piso con una terraza kilométrica con vistas espectaculares al mar y a la montaña. Hace unos días subió una foto con su niña Daniela.

Aún le queda por llegar a un acuerdo para vender el que fuera domicilio familiar, la casa que compartió con Paula en Villafranca del Castillo. Él tiene el 80 por ciento y su ex, el 20, pero es que además ya no quiere vivir en un chalet tan grande y con tantos gastos.

David Bustamante ha cerrado también su capítulo emocional anterior y esa decisión se nota en sus apariciones públicas. El chico de Cantabria vuelve a sus orígenes.

Famosos
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios