Logo El Confidencial
está en castellana, madrid

El divorcio de Pepe Navarro se complica: sube un 7% el precio del ático que no vendía

Sorprende que, solo 3 meses después, el presentador haya cambiado el piso de inmobiliaria y haya incrementado el precio del dúplex en 125.000 euros, hasta llegar a 1.950.000

Foto: Pepe Navarro en una imagen de archivo. (Gtres)
Pepe Navarro en una imagen de archivo. (Gtres)

La guerra por el divorcio entre Pepe Navarro y su mujer, Lorena Aznar, no parece tener un final cercano. El objeto de la discordia sigue siendo la venta del piso que el presentador posee en el madrileño paseo de la Castellana y que fue el motivo alegado por la profesora para paralizar el divorcio con el presentador. Mientras el presentador alegaba su alto coste y la necesidad de venderlo para resolver la deuda pendiente con el banco, su futura exmujer veía la intención de desalojarla del domicilio conyugal.

Lea aquí todo sobre Pepe Navarro fuera de la tele: de las placas solares al desguace, pasando por La Moraleja

Finalmente y tras su paso por los juzgados, el juez dio la razón al presentador, permitiendo a este poner a la venta la vivienda. A cambio, Navarro y Lorena tendrían que acordar las condiciones de la nueva vivienda para abandonarla. Pepe se ofreció a hacerse cargo del alquiler de una nueva vivienda para su ex y sus hijos de hasta 1.400 euros. Ahora, sin embargo una nueva circunstancia podría complicar el acuerdo entre la pareja: se trata de un sorprendente incremento en el precio de venta en la tasación de la casa.

De 1,8 a casi 2 millones de euros

El pasado mes de marzo, Pepe ponía a la venta el dúplex a través de una inmobiliaria dedicada a la venta de propiedades de lujo, tasando el precio de venta del inmueble en 1.825.000 euros. Por eso sorprende que, solo 3 meses después, el presentador haya cambiado el piso de inmobiliaria y haya incrementado el precio del dúplex en 125.000 euros, hasta el 1.950.000 euros. Sobre todo teniendo en cuenta que desde su puesta a la venta al precio anterior no había logrado captar la atención de ningún comprador.

Un incremento de casi un 7% eleva hasta los 5.200 € el m2 del piso y que dificultará aún más la venta. Y todo ello ocurre cuando expira el plazo de dos meses dado por el juez para que Lorena abandone la casa familiar con sus hijos.

El piso de la discordia es un ático dúplex con vistas al madrileño paseo de la Castellana. Una vivienda de auténtico lujo en la planta décima de un moderno edificio de casi 300 m2 construidos y 275 m2 útiles, repartidos en 171 m2 en la planta baja y 138 m2 útiles en la superior. Además la casa cuenta con dos terrazas de 75 m2. La planta baja tiene hall, aseo, salón y comedor con salida a la terraza, dormitorio-suite con baño y cocina con office. En la segunda planta está el dormitorio-suite principal con baño, vestidor y salida a la terraza, otro dormitorio con baño, cuarto de la plancha y lavado.

Vista del ático.
Vista del ático.

En la segunda planta, la casa cuenta con un cuarto de plancha y lavado. El salón dispone de grandes ventanales que lo convierten en la zona más luminosa de la casa. Está decorado con un gran sofá de piel, mesa baja en el centro y un gran mueble para una televisión. La cocina, con muebles de un llamativo color azul, está totalmente equipada, con office y mucha luz, como el resto de la casa. Además cuenta con dos plazas de garaje y trastero.

Frentes con su mujer y su hijo Álex

Las posiciones de la pareja parecen estar muy enfrentadas. Pepe está decidido a que su aún esposa abandone la casa familiar, aceptando el precio de alquiler marcado por él mismo o en su caso que acepte mudarse al piso que Lorena tiene aún en propiedad y que conserva desde antes de casarse. El aumento en el precio de venta podría ser visto por Lorena Aznar como una forma de dilatar la venta, precisamente ahora que abandona el domicilio con sus hijos, y complicar un divorcio que enfrenta a la pareja desde hace meses.

[Lea AQUÍ: Alejandro Reyes protege a su madre y no se hará las pruebas de ADN que quiere Navarro]

Llueve sobre mojado para Pepe Navarro, que sigue acaparando titulares después de sus demanda de paternidad fallida contra Alejandro Reyes, hijo de Ivonne Reyes. El pasado mes de abril, con 18 años recién cumplidos, Alejandro Reyes seguía los pasos iniciados por su madre hace un año, ratificando la demanda iniciada por su madre por vulneración de la intimidad del joven, a la hora de conseguir las muestras de ADN para la demanda de paternidad.

Según la propia demanda, Pepe habría conseguido a través de un detective las pruebas de forma que Ivonne y su hijo consideran irregular dada la minoría de edad en el momento que se produjo. Álex, que sigue sin mantener contacto alguno con su padre biológico, era también noticia hace unos días tras graduarse en el colegio SEK de Ciudalcampo después de finalizar sus estudios.

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios