Logo El Confidencial
es la preferida de isabel preysler y vargas llosa

Pillamos al gurú Philippe Starck en la clínica Buchinger de Marbella

El prestigioso diseñador francés va cada verano al afamado centro marbellí, donde practica ayunoterapia. ¿El precio? Solamente apto para bolsillos vips

Foto:  Imagen de la fachada de la clínica Buchinger.
Imagen de la fachada de la clínica Buchinger.

El gurú del diseño Philippe Patrick Starck (París,1949) anhela que su cuerpo sea tan ligero y frugal como su mente. En estos días ha aparcado decenas de dosieres de proyectos para descansar su mente. El lugar elegido para 'alimentar sus fantasías' es la clínica Buchinger de Marbella, donde el diseñador francés acude religiosamente desde hace cinco años a su cita de depuración. En estos días, el creativo disfruta de este remanso de la Costa del Sol practicando el método de la ayunoterapia. El alquimista del diseño francés no se cansa de repetir que le gusta vivir aislado, sin tener información del exterior. Y este lugar a las afueras de Marbella es perfecto.

Vista aérea de la clínica Buchinger en Marbella.
Vista aérea de la clínica Buchinger en Marbella.

El que fue director artístico de Cardin llegó hace unos días al establecimiento curativo que ya se ha hecho famoso en media Europa por sus técnicas de ayuno. De hecho, según ha sabido Vanitatis, Starck tuvo conocimiento de la existencia de este exclusivo centro, del que son habituales Isabel Preysler, Tamara Falcó y Mario Vargas Llosa, en una visita que hizo al Centro Pompidou de Málaga. Entonces había viajado a España para el estudio del diseño de un museo de aceite en Ronda y desde la ciudad del Tajo vino a Marbella a probar las terapias curativas. A veces acude acompañado de su familia. Por eso, su madre ya es otra de las asiduas del centro.

Uno de los recintos que más le ha gustado este año es la Casa de la Inspiración, un espacio dentro de la Buchinger de 4.400 metros ubicado frente al edificio principal de la clínica que es su oasis. El lugar está destinado a promover un ambiente donde los pacientes puedan trabajar con total libertad el concepto de la inspiración. Según ha sabido este medio, en la clínica es poco hablador, pero los que le conocen dicen que no se cansa de repetir que tiene que curar esa enfermedad que tiene y se llama creatividad. Y es que él mismo confiesa que a veces es tal su volumen de trabajo que cree que se podría calificar como enfermedad mental.

Phillip Starck y su mujer, Jasmine, en una foto de archivo. (Getty)
Phillip Starck y su mujer, Jasmine, en una foto de archivo. (Getty)

El diseñador ha llegado a Marbella después de que pusiera en marcha este mes de junio su última creación con Peugeot. Un singular diseño: un cruce entre bicicleta, patinete y scooter con una estética rompedora. Más de 300 de estos aparatos recorren ya las calles de Burdeos. El gurú del diseño no puede parar su mente y se jacta de producir un gran proyecto cada dos días. Igual puede tratarse de un instrumento médico, una colección de gafas de sol, una línea de muebles, un cohete, un nuevo vehículo eléctrico o un megayate, ya que las embarcaciones son una de sus especialidades.

La más mediática fue la que diseñó en su día para Steve Jobs. Starck se ha casado en cuatro ocasiones: su cuarta mujer, Jasmine Abdellatif, es la última de ellas. Al millonario le gusta tener mansiones por el mundo; le hace falta una casa grande para sentirse a gusto. Sus favoritas, la de Cascais y la de Formentera, en la que veranea desde hace más de 40 años. Philippe se define como un hombre de mar y que necesita ver olas. De ahí que elija enclaves siempre con olor a sal y a hierba como ahora en Marbella. En el camino que recorre en su actual ideario 'bionista', su giro hacia lo orgánico es para adaptar sus creaciones a las necesidades humanas. Su trayectoria, que ha ido desde la fundación de la tipología de hotel boutique a vender más de un millón y medio de sus plagiadísimas sillas Louis Ghost en plástico transparente, ya está en otro plano.

Las plagiadísimas sillas Louis Ghost, de Phillip Starck.
Las plagiadísimas sillas Louis Ghost, de Phillip Starck.

En España se ocupó, entre otros, del diseño de interiores del Teatriz y de Ramsés, en Madrid. Cualquier ciudad que se precie de innovadora debe tener un Starck y él lo sabe. Sus hoteles y restaurantes son teatrales, como él dice porque intenta provocar emociones a través del espectáculo.

Imparable factoría creativa

Sus proyectos no son fruto de lo que ve, sino de lo que intuye. En los últimos años se ha posicionado muy claramente ante el machismo francés. “Estoy muy concienciado sobre la vida de las mujeres en una sociedad hecha por hombres contra las mujeres. Cuando mi trabajo es bueno, es porque lo he hecho con mi lado femenino”. Así creo y desarrollo con la empresa española Perfumes y Diseño tres perfumes: uno femenino, Peau de Soie, Peau de Pierre y Peau d’Ailleurs. Starck es sabedor del éxito que ha cosechado en sus setenta años de vida, pero lo ha repetido en muchas entrevistas y no se cansa de decirlo: “Es muy fácil conseguir lo que anhelas. Quiérelo de verdad y la sociedad estará de acuerdo porque respetará tu voluntad. La inteligencia distingue a nuestra especie, y lo mejor de la inteligencia es la creatividad. Si la perdemos, somos una vaca en el rebaño".

Caffe Manin, en Tokio.
Caffe Manin, en Tokio.

Desde que 1979 fundó su marca Starck Product, ese ha sido su camino y no ha parado. Durante los años 80 renovó los apartamentos privados del presidente francés François Mitterrand en el Palais de l'Elysée, realizó la decoración de los interiores del Café Costes en París y se encargó de los interiores del Caffé Manin en Tokio. También fue el responsable de la decoración de los interiores del hotel Royalton de Nueva York y proyectó los planos para los locales de la cuchillería francesa Laguiole. A fines de la década de 1980, construyó el barco La Fiamma para la empresa Asahi y el inmueble Nani Nani para Rikugo en Tokio.

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios