Logo El Confidencial
polémicas VIP

La herencia de la duquesa roja y otros testamentos sangrantes de la jet sin resolver

En la mayoría de los casos se enfrentan las primeras y las segundas esposas. Los hijos de uno y otro lado. Estas son las que aún quedan abiertas.

Foto: La duquesa viuda Liliane Dalhmann, presidenta de la Fundación Casa Medina Sidonia. (EFE)
La duquesa viuda Liliane Dalhmann, presidenta de la Fundación Casa Medina Sidonia. (EFE)

La duquesa roja está siendo noticia esta semana por el juicio que han ganado sus tres hijos a su viuda, Liliane Dahlmann, presidenta de la Fundación Casa Medina Sidonia, y por el anuncio que hicieron los letrados de la que fue su esposa de estudiar si llevar el tema al Tribunal Supremo. Y es que la Audiencia Provincial de Cádiz ha fallado a favor de Leoncio, Pilar y Gabriel González de Gregorio y Álvarez de Toledo, quienes han protagonizado una segunda victoria con la mujer que se casó con su madre 'in articulo mortis'. Como gran novedad está que el fallo incluye dos fincas en la urbanización de Atlanterra, en Tarifa (Cádiz), y también que exime a los tres hijos de las costas del juicio y declara su derecho a percibir una participación indivisa sobre los bienes donados por la duquesa a la mencionada fundación.

En 2015 sus hijos ya consiguieron que un juez les diera la razón, que debían tener una participación en la herencia, y dictaminó que debían percibir 27 millones de euros, cifra que acaba de confirmar la Audiencia de Cádiz. Aquí vienen los problemas. Desde la Fundación Medina Sidonia matizan que la entidad carece de recursos económicos al tratarse de una fundación sin ánimo de lucro. El representante legal lo matiza: "Los bienes dotacionales constituyen un todo y a mayor abundamiento son indivisibles y, desde luego, no localizables". Así que la liquidez que pretenden los hijos de la duquesa pinta compleja. Lo que, ojo, sí es divisible son las fincas gaditanas de Zahara de los Atunes, en la urbanización Atlanterra, donde otros vips como Imanol Arias o Aitana Sánchez-Gijón tienen desde hace años parcela.

La duquesa roja y sus tres hijos. (Fotomontaje de Vanitatis)
La duquesa roja y sus tres hijos. (Fotomontaje de Vanitatis)


A pesar de las victorias de los hijos, la sentencia de Cádiz no ahonda sobre la de 2015 que les estipulaba cantidades concretas. Para Leoncio, actual duque de Medina Sidonia, 16,1 millones de euros, a lo que se sumaría 5,5 millones como tercio de legítima estricta y 10,5 millones por la mejora con la que contó en el testamento de su progenitora, en el que fue nombrado heredero universal. Por su parte, Pilar y Gabriel obtendrían 5,5 millones, solo la legítima estricta.

La gran pregunta es si cuando acabe el laberinto judicial en el Tribunal Supremo habrá manera de gestionar el reparto, dado que los bienes de la Fundación Medina Sidonia, el archivo y el palacio ducal sobre todo son bienes protegidos y por tanto indivisibles. El representante legal de la fundación que preside la viuda de la duquesa lo tiene claro y es tajante: "Los herederos lo que quieren llegar es llegar a algún tipo de acuerdo con una administración y que les paguen un dinero. Algo que es lícito, pero que estaba fuera de la cabeza de Luisa Isabel y no respeta su voluntad".

La condesa de Romanones y su mansión

Esta semana también supimos que los herederos de la condesa de Romanones, la exespía Aline Griffith, habían 'limpiado' de hipotecas y embargos la mansión que esta aristócrata tenía en El Viso, Madrid. Apenas falleció el pasado diciembre, alguién colocó un cartel de 'se vende' que luego fue retirado. Ahora, los herederos han dejado la propiedad libre de cargas. Ya no existen las hipotecas con el Banco Hipotecario que databan, atención, de 1944 y 1947. Ni las que había a favor de terceros por 20.000 y 6.000 pesetas y que eran de finales de los años cincuenta. Y la más importante, no está el embargo a favor de la condesa en cuanto a la participación de 1/3 de 1/2 de la nuda propiedad, adquirida por Álvaro Figueroa Griffith para responder a 3.439.000 euros requeridos por el Juzgado de Primera Instancia número 4 de Madrid. Todo con fecha de 1997.

La condesa de Romanones en su mansión de El Viso, en Madrid. (Getty)
La condesa de Romanones en su mansión de El Viso, en Madrid. (Getty)

Hay que destacar aquí que la condesa no tiene casi nada a su nombre en el Registro de la Propiedad (excepto un terrenito en el actual barrio de Carabanchel) y que de la mansión de El Viso solo tenía el usufructo. Los hijos menores de la condesa, Luis y Miguel, son propietarios al 50% del inmueble. También está en el reparto la finca extremeña donde se produce el famoso queso Pascualete. La herencia todavía no se ha repartido totalmente.

Ángel Nieto, su segunda esposa y sus hijos

En agosto se cumple un año de la muerte de Ángel Nieto y se recrudecen los enfrentamientos en la familia. El 12+1 campeón del mundo tiene tres hijos: los dos mayores, Gelete, de 41 años, y Pablo, de 37, fruto de su relación con Pepa Aguilar, y Hugo, de 17 años, debido a su relación de casi 28 años con Belinda Alonso, a la que conoció pocos meses después de la ruptura con la madre de sus hijos. Todo en el marco de la victoria que han conseguido la primera mujer y sus hijos Gelete y Pablo para que se reabra la causa de su muerte por parte de la Audiencia de Palma, ya que creen que el atestado de la Guardia Civil no es suficiente.

Recrudece el tema el hecho de que el pasado 20 de mayo se conoció que la compañía de seguros que cubre la responsabilidad del vehículo que provocó el accidente en el que falleció Ángel Nieto, ocurrido el pasado verano en Eivissa, alcanzó un acuerdo económico con la segunda mujer del piloto, que también representa a su hijo menor, fruto de dicha relación. El acuerdo obliga a la compañía a pagar una indemnización de 900.000 euros, según refleja el documento que se ha enviado al juzgado, y al que ha tenido acceso este periódico, que se ha firmado con la pareja del deportista, Belinda Alonso Álvarez, y su hijo Hugo, aún menor de edad. Por otro lado, la mansión del piloto está a la venta de manera privada y sin actualizar sus datos en el registro.

Miguel Boyer: sus hijos y la viuda Isabel

El de Miguel Boyer es otro de los testamentos que está aún sin repartir. La herencia del que fue marido de Isabel Preysler se está atascando, en lo que a su reparto se refiere. Y aún a 247 semanas de su muerte, el 29 de septiembre de 2014, no está repartida. ¿El motivo? Pueden ser dos: no se ha terminado de inventariar los bienes, es decir, no están señalados, o no están de acuerdo con el reparto los herederos, que es la opción más plausible. Los protagonistas de esta historia son Laura y Miguel, nacidos de su matrimonio con la ginecóloga Elena Arnedo, y Ana, única hija en común con Isabel Preysler.

Miguel Boyer y Villa Meona (Montaje: Carmen Castellón)
Miguel Boyer y Villa Meona (Montaje: Carmen Castellón)

La relación es tensa cuando se cambia de segundo apellido, prueba es que ni Laura ni Miguel acudieron a la exótica boda de Ana con Fernando Verdasco. Según la información de la que dispone este medio, los cuatro herederos fueron requeridos por la Administración para presentar la documentación (cuaderno particional) y proceder al pago de los impuestos que precede al reparto de la herencia. Esto ocurrió en verano de 2017.

Isidoro Álvarez y El Corte Inglés

Aunque Isidoro Álvarez, fallecido en septiembre de 2014, trató de satisfacer a sus hijas Marta y Cristina Álvarez Gull, adoptadas en 2004, doce años después de su matrimonio con María José Gull, así como a sus dos hermanos, César y María Antonia Álvarez Álvarez, y su sobrino, Dimas Gimeno, lo cierto es que las partes han acabado con demandas en los tribunales por los activos que estaban depositados en Cartera de Valores IASA.

El presidente de El Corte Inglés, Dimas Gimeno, las hijas de Isidoro Álvarez, Marta y Cristina, y Florencio Lasaga. (Fundación Ramón Areces)
El presidente de El Corte Inglés, Dimas Gimeno, las hijas de Isidoro Álvarez, Marta y Cristina, y Florencio Lasaga. (Fundación Ramón Areces)

Esta sociedad, cuyo objetivo es únicamente ser una tenedora de bienes, es dueña del 21% de El Corte Inglés, a razón de un 14% para Marta y Cristina Álvarez Gull y el 7% para sus dos hermanos y su sobrino. Además, dentro de IASA, había numerosos inmuebles y activos valorados en al menos 140 millones de euros, un dinero que las hijas decidieron repartirse mediante una reducción del capital social de esta empresa a finales de 2016, ejecutando el testamento, según ellas lo consideraron adecuado.

César y María Antonia se han opuesto a esta maniobra, que han acabado denunciando en un tribunal mercantil de Madrid, como adelantó El Confidencial en octubre de 2017. Una decisión que ha derivado en una forttísima lucha entre Marta y Cristina contra Dimas por la presidencia de El Corte Inglés.

La polémica sobrina de Luis Gil

Otra de las herencias sobre las que hay silencios es la del joyero Luis Gil. El pasado mes de enero, el joyero más célebre de la alta sociedad madrileña se iba para siempre a los 90 años de edad. En pleno barrio de Salamanca, Luis Gil se había forjado una reputación por el cuidado y el esmero que ponía en todas sus creaciones, que sirvieron para adornar a mujeres de la alta sociedad como la condesa de Romanones, Naty Abascal o la duquesa de Franco.

Según publicó 'ABC', su legado estaría siendo puesto en entredicho al descubrirse que, supuestamente, una de sus sobrinas acudió al hospital a verle para que firmase otro testamento diferente al que ya tenía hecho. Solo el tiempo desvelará si los familiares hacen algo o no. Luis Gil no era únicamente un joyero de sobrado prestigio, sino también un auténtico confesor de las mujeres más célebres de nuestro país, de Cuqui Fierro a Charo Palacios. La alta burguesía, desde luego, echará de menos su discreción y estará pendiente de lo que ocurra con su última voluntad.

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios