Logo El Confidencial
ENTREVISTA Y FOTOS EXCLUSIVAS

Alejandra Onieva una actriz de la jet

Le surgió la oportunidad de interpretar a Soledad en la exitosa serie ‘El secreto de Puente Viejo’ y no dudó. Dejó los estudios para cumplir su sueño. Quedamos con ella para hablar de trabajo y amor

Foto: Alejandra Onieva.
Alejandra Onieva.

Alejandra Onieva reconoce que no existe un momento concreto en su vida en el que decidiera que quería ser actriz, ya que desde que tiene uso de razón alberga en su interior esa ilusión. Durante su infancia fue una niña muy vergonzosa, por lo que tuvo que aparcar momentáneamente esa innata pasión por la interpretación. La actriz recuerda esos años de niñez rodeada de su familia, especialmente de sus tres hermanos, a los que adora, y también de perros, una de sus pasiones.

Estudió en el colegio Las Irlandesas de La Moraleja, la elitista urbanización en la que vive con su familia. A medida que cumplió años y alcanzó la adolescencia, fue venciendo esa timidez inicial, hasta dar el paso de matricularse en un curso de interpretación que cristalizó su vocación y le cambió la vida. Después continuó formándose como actriz hasta que terminó el colegio y comenzó a estudiar en 2011 Publicidad y Relaciones Públicas en la Universidad Villanueva. A los dos meses le surgió la oportunidad de interpretar a Soledad en la exitosa serie ‘El secreto de Puente Viejo’ y no tuvo dudas: dejó los estudios para hacer realidad su sueño.

Camiseta básica de Mango. Vestido con escote V y flores bordadas de Antik Batik. Sandalias de Steve Madden. Pendientes de Obs Vintage.
Camiseta básica de Mango. Vestido con escote V y flores bordadas de Antik Batik. Sandalias de Steve Madden. Pendientes de Obs Vintage.

Una decisión que, según nos desvela, costó asimilar en una familia tradicional como la suya. “Al principio en mi casa no hizo mucha gracia que abandonara mis estudios, pero con el Plan Bolonia era imposible compaginar la serie con la carrera. Siempre había sido muy buena estudiante y a mi familia le dio rabia que lo dejara”, reconoce.

“Después vieron cómo me tomaba en serio mi trabajo, que estaba muy centrada y he tenido todo su apoyo. Participar en ‘El secreto de Puente Viejo’ fue una oportunidad de esas que aparecen una vez en la vida y no quería quedarme con la duda de qué habría pasado si hubiera aceptado. Creo que hay que hacer aquello en lo que creas que vas a destacar y lo que más feliz te haga. No tenía vocación de publicista, ni hubiera sido tan feliz como lo soy ahora. Hoy en día me llena de ilusión mi profesión, podría decir que a ella le debo un 85% de mi felicidad. El resto son… añadidos”, dice riendo.

Amor y amistad

Hemos quedado con Alejandra Onieva en el recién inaugurado Living in London, en pleno corazón del barrio de Salamanca. Allí mientras la peinan y maquillan, toma un exquisito té inglés y se gana a todo el equipo con su simpatía y sus bromas. Rubia y con unos impresionantes ojos azules, Alejandra, que acaba de cumplir 26 años, desprende alegría y buen rollo a raudales. Los tres años (2011-2014) interpretando a Soledad en ‘El secreto de Puente Viejo’ la catapultaron a la fama. Después vino la serie italiana ‘Sotto copertura’ en 2017, todo un reto porque era la primera vez que trabajó fuera de España y en un idioma que no conocía previamente. El mismo año participó en ‘Ella es tu padre’ y este 2018 ha rodado ‘Presunto culpable’. A su vez, ha trabajado en dos películas: ‘Por un puñado de besos’ (2014) y ‘Novatos’ (2015), así como en dos obras de teatro: ‘Sueño de una noche de verano’ y ‘El burlador de Sevilla’.

Vestido fucsia de Missoni. Pendientes de Obs Vintage.
Vestido fucsia de Missoni. Pendientes de Obs Vintage.

Una carrera en la que van llegando los éxitos, que además le ha permitido conocer a dos de sus mejores amigos, los también actores Megan Montaner y Miguel Ángel Muñoz. “Megan es mi íntima amiga desde que rodamos juntas ‘El secreto de Puente Viejo’. Con Miguel Ángel rodé ‘Presunto culpable’ y lo pasamos bomba. Las localizaciones eran impresionantes y todo el equipo era una piña. Cuando no teníamos que trabajar, hacíamos rutas gastronómicas. Aunque rodando ¡pasamos un frío!”, recuerda entre carcajadas. “Teníamos que darnos duchas calientes continuamente para entrar en calor. Somos amigos los tres, de hecho, hace poco fuimos al concierto de Lenny Kravitz juntos”.

Su vida sentimental saltó a la palestra cuando estuvo saliendo con uno de los solteros de oro de la jet. Posteriormente se la relacionó con su amigo Miguel Ángel Muñoz. Ella le quita importancia: “La verdad es que paso de esos temas y no me entero de nada. Mis amigas me dicen que vivo en una burbuja. En realidad prefiero no saber lo que se publica y prefiero no estar preocupada por ello, porque no puedo controlarlo. Tampoco voy a dejar de subir fotos a mis redes sociales con amigos por lo que la gente pueda pensar”, matiza. “Llevo una vida muy normal, la gente cuando apareces en la tele te reconoce y al día siguiente ya no”.

P: ¿Existe algo que no harías delante de una cámara?

R: No. He hecho cosas que al principio me las llegan a decir y me hubiera negado. He aprendido que depende mucho cómo te las planteen, con quién tengas la escena, si te hacen sentir cómoda o si tu compañero es profesional…

P: ¿Sueñas rodar con algún director en especial?

R: Ya que estamos en Living in London, con Richard Curtis. Y siendo española me encantaría ser chica Almodóvar o rodar con Amenábar.

La secuencia más compleja

“Fue en ‘El secreto de Puente Viejo’. Yo iba a caballo montada como una amazona, que es bastante difícil, con mis enaguas y un vestido de terciopelo en pleno agosto en Madrid porque el capítulo se emitía en octubre. De pronto, un figurante se puso delante del caballo con unos pinchos y el caballo se puso muy nervioso. Yo intenté tranquilizarle tirándole de las riendas y lo único que conseguí es que se pusiera más nervioso. ¡Tuve la sensación de que me iba a matar!”. (Carcajada)

P: Además de tu carrera como actriz, eres la imagen del perfume DKNY Women, cuyo spot rodaste en Nueva York.

R: Fue todo muy rápido porque me coincidió con el rodaje de ‘Ella es tu padre’. El spot estaba programado para rodarlo en seis días en Nueva York con calma, pero no me dieron tantos días en la serie y tuvimos que comprimirlo. Pero me lo pasé muy bien y el resultado me encantó.

Top básico punto rojo de Zara. Pendientes de Obs Vintage.
Top básico punto rojo de Zara. Pendientes de Obs Vintage.

P: Hemos hablado mucho de tu faceta como actriz, ¿cómo eres cuando no estás trabajando?

R: Muy normal (risas). Me gusta mucho el deporte, intento practicarlo tres veces por semana. Y me encanta estar en casa con mi familia, mis tres perros y mi loro. Tengo dos shih tzu y un golden y a Julito, un loro que se cree perro y juega con ellos, come premios de perro... Desayuno siempre jugando con los cuatro y es un show. Viajar también me vuelve loca y hacer planes con mis amigas.

Pronto comenzará sus vacaciones de verano en Ibiza junto a sus amigos. Nos despedimos preguntándola cómo se ve dentro de unos años: “Trabajando como actriz, espero, y me gustaría el día de mañana ser madre, aunque ahora estoy muy centrada en mi carrera. Yo soy muy familiar y eso está siempre muy presente en mi vida. Si tu vida ha sido de una forma y has sido feliz, quieres eso para el día de mañana, ¿no?. Y me encantaría volver a trabajar en Italia, donde fui muy feliz, y rodar algo en Londres, mi ciudad favorita. Surgirá… Soy muy positiva”.

Texto: María Luisa García Moro
Estilismo: Carla Aguilar
Ayudante estilismo: Sandra Muñoz
Fotografía: Olga Moreno
Ayudante fotografía: Helena Sánchez
Agradecimientos: Living in London (c/ Nuñez de Balboa nº76)
Maquillaje y peluquería: Urvan

Famosos
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios