Logo El Confidencial
está en la vecina linde con segovia

Estos son los ilustres vecinos (no encarcelados) de Urdangarin en Brieva

A menos de media hora del penal donde está el marido de la infanta Cristina, numerosas fortunas amigas de la familia tienen su residencia de fin de semana

Foto: Ilustración: Bolívar Alcocer.
Ilustración: Bolívar Alcocer.

Corría el 10 noviembre del año 2000. El expresidente de Estados Unidos George Bush se encuentra de vacaciones en España, mientras se producía el recuento de votos que decidió que su hijo sería el inquilino de la Casa Blanca. Bush padre llegó el sábado a las 6.20 de la madrugada a Ávila. Acompañado del general Norman Schwarzkopf. El parador de Ávila tenía reservadas desde hacía más de tres meses más de 20 de sus 60 habitaciones para los acompañantes de Bush. El expresidente practicó el tiro al plato en la finca Dehesa del Caballero, en Muñopedro (Segovia). Su anfitrión fue el ya fallecido conde de Añover de Tormes, José Alcázar, amigo del Rey emérito don Juan Carlos.

El lugar está en un monte entre las localidades segovianas de Marugán, Muñopedro y Labajos, a media hora en coche de la prisión de Brieva, en Ávila, justo donde está Iñaki Urdangarin cumpliendo su pena de cárcel. Y es que a escasa media hora del penal más famoso de España en 2018, con permiso de Soto del Real, el exduque de Palma y la infanta Cristina tienen más de un apoyo. Nada en esta prisión con 'parking' fue elegido al azar. Y cuando hablamos de fortunas leales a la Corona no solo hablamos de los descendientes del fallecido conde de Añover, los Alcázar Gil-Casares, cuyo progenitor murió en un accidente de moto a los 59 años, hace cuatro.

Iñaki Urdangarin cumple un mes en prisión: este es su día a día en Brieva

En la zona no solo hay viviendas aisladas con pista de tenis y helipuerto, parte de la Dehesa del Caballero ha sido segregada y son muchas fortunas madrileñas las que habitan la zona. Un trabajador de allí asegura a este medio que "Torrecaballeros tiene la fama, pero este monte está lleno de ricos y nobles. Un día viene un expresidente a cazar y otro un primer ministro. Los condes se relacionan muy bien", asegura este trabajador.

Según relatan Ecologistas en Acción, en 2005, la Dehesa del Caballero, con más de 1.000 hectáreas, sufrió una segregación de unas 130 hectáreas donde la Comisión Provincial de Urbanismo de Segovia "aprobó una parcelación urbanística ilegal, con el visto bueno de la Dirección General del Medio Natural de la Junta de Castilla y León". La citada finca fue dividida en doce parcelas de unas 10 hectáreas (100.000 metros cuadrados) cada una, donde se fueron construyendo, entre 2005 y 2010, hasta siete viviendas de lujo, después de dotarlas de agua y luz, cuyo precio actual ronda el millón de euros.

 Iñaki Urdangarin, en una foto de archivo. (EFE)
Iñaki Urdangarin, en una foto de archivo. (EFE)

Los condes de la Ventosa, vecinos de Brieva

Contigua a esta finca está la de Rita Allendesalazar, la condesa de Ventosa, casada con un teniente coronel de la Guardia Real, José María Álvarez de Toledo Gómez-Trenor. En su finca de Muñopedro, Segovia, la duquesa de Lugo pasó largos fines de semana montando a caballo y yendo a misa en el pueblo de Marugán, cuando el 13 de noviembre de 2007 la Zarzuela anunció el "cese temporal de la convivencia" con Marichalar. Un eufemismo para maquillar lo que acabaría convirtiéndose en un divorcio el 21 de enero de 2010.

La infanta Elena también confía ciegamente en el marido, conde de la Ventosa, coronel de Infantería y diplomado de Estado Mayor, caballero del Real Cuerpo de la Nobleza de Madrid, maestrante de Valencia, que nació en esta ciudad el 6 de mayo de 1948. Se casó por primera vez en 1972 con Gracia Mariana de Mazarredo y Pampló, hija del marqués de Villora. Este matrimonio fue declarado nulo. El conde contrajo segundas nupcias en Chinchón el 26 de junio de 1986 con Rita Allendesalazar y de la Cierva. José María Álvarez de Toledo Gómez-Trenor y su esposa han sido siempre incondicionales de las Infantas. En lo bueno y en lo malo. Una amistad que en los últimos años ha superado con éxito duras pruebas.

En esta zona, la infanta Cristina se siente arropada de tal modo que si necesita alojamiento o un pequeño refugio antes o después de visitar Brieva, aquí puede esconderse sin problema. Muchos se preguntan, además, dónde pasó Urdangarin la noche del domingo al lunes en el que entró en prisión. No lo duden. Quienes buscan la foto de la hermana de Felipe VI entrando en la prisión a visitar a su marido quizás deberían dar una vuelta por esta región aristocrática donde Cristina de Borbón cuenta con amigos cómplices.

Pocas cosas son casuales en la agenda de un miembro de la realeza española. Y pese a que oficialmente la Infanta ya no forma parte de la familia, nadie puede obviar que no ha renunciado (ni lo hará) a sus derechos sucesorios. Es hija de rey y hermana de rey, así que la elección de la prisión en la que ingresaba su marido no fue algo hecho al azar. Y que Brieva se encuentre en una zona en la que algunos de los mejores amigos del Rey emérito siguen pasando sus momentos de descanso.

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios