Logo El Confidencial
tendrá un cuarto hijo varón

Margarita Vargas, de hija de banquero venezolano a candidata a reina de Francia

La mujer de Luis Alfonso de Borbón encara un verano embarazada. Cariñosa, dulce y ajena al 'cuore' en el que involuntariamente participa. Así es esta futurible royal

Foto: Margarita Vargas, por Jate
Margarita Vargas, por Jate

Margarita Vargas está pasando uno de sus mejores veranos en Sotogrande. Hace unos meses se enteró de que estaba de nuevo embarazada de su cuarto hijo y acaba de revelar que el bebé será un niño. Para festejarlo, su marido Luis Alfonso de Borbón lo anunció en Instagram.

La pareja no es muy dada a las exclusivas y prefirieron las redes sociales para comunicar la buena noticia. Una semana después de que lo hicieran público volvieron a subir una foto en la que se veía de espaldas a sus tres hijos con una camiseta blanca. Cada uno con su nombre y un número que reflejaba su edad. A continuación, y colgado de una percha, un body de bebé con una interrogación.

LEA AQUÍ: Luis Alfonso de Borbón: "Estoy muy ilusionado con nuestro próximo hijo"

El nuevo miembro de la familia nacerá posiblemente en febrero, pero como dice la madre "los bebés nacen cuando ellos quieren. Ha sido una sorpresa porque no lo esperábamos, pero estoy encantada", contaba hace unos días al coincidir con 'Vanitatis' en el AVE Málaga Madrid. La duquesa de Anjou viajaba sola para una de sus revisiones. Después de vuelta a Sotogrande, el lugar de vacaciones de su familia directa y también de la colateral.

Margarita Vargas junto a su padre en Sotogrande en 2016. (Gtres)
Margarita Vargas junto a su padre en Sotogrande en 2016. (Gtres)

Su padre Víctor Vargas, uno de los hombres más ricos de Venezuela, dueño del Banco Occidental de Descuento (donde Luis Alfonso es vicepresidente), se instala con su segunda mujer y sus dos hijos pequeños en esta elitista urbanización en la provincia de Cadiz.

Hubo un tiempo en que las relaciones entre el riquísimo banquero y su hija no fueron buenas. Margarita apoyó a su madre en un divorcio complicado afectivamente, que no económico. Después de casi tres décadas, el matrimonio se rompía por una diseñadora de joyas unos años mayor que Margarita. El tiempo que lo cura todo también cerró esas heridas y la primogénita mantiene una excelente relación con su padre.

Dulce y ajena al 'coure'

Además del lazo fraternal, les une su pasión por los caballos. Vargas tiene uno de los mejores equipos de polo y su hija es una excelente amazona. Aseguran los entendidos que si se hubiera dedicado profesionalmente podría haber sido olímpica. Margarita no da demasiada importancia a esos comentarios. Es una mujer muy dulce, que evita el chisme y participa en el mundo más frívolo y social, por aquello de echar una mano a quien convoca más que por figurar.

Está muy involucrada en proyectos solidarios que organizan desde el colegio de sus hijos y últimamente ha diseñado una chaqueta para la Fundación Querer que ha creado Pilar García de la Granja. "No la conocía de nada. Fue explicarle nuestro proyecto y desde el primer momento me dio su apoyo", explicaba la periodista.


A sus 34 años se considera una mujer muy agradecida a la vida y a Dios. Igual que le sucedió a su marido, ella también perdió a un hermano que acababa de cumplir los 18. Una tragedia familiar muy parecida a la que también vivió de pequeño el que luego sería su marido. En el caso de Francisco de Borbón fue un accidente de coche y en el de Víctor, una enfermedad rara e inesperada. Ni el mucho dinero del banquero ni los especialistas pudieron salvarle.

La tragedia que la une con su marido

El destino hizo que la joven y Luis Alfonso se conocieran en Caracas. El nexo de unión fue su amigo Francisco Javier d' Agostino, marido de María Victoria, hermana de Margarita. Acudió a la boda y se enamoraron. María Margarita (despues en España se quitaría el María) tenía 17 años y una timidez que con los años se fue diluyendo. El noviazgo resultó complicado al principio. Una relación con un océano por medio y a esa edades era muy posible que no llegara a nada. Pero llegó.

La abuela Carmen Franco acompañó a su nieto preferido en muchos de los viajes que hicieron a Caracas. No hubo filtraciones hasta que la pareja anunció su compromiso. Se casaron en La Romana, en la capilla de San Estanislado de Cracovia, una de las más antiguas de la capital dominicana. Una boda donde se mezclaban la tradición conservadora de los Vargas Santaella y el 'vive y deja vivir' de Carmen Martínez-Bordiú, que asombraba a la familia política.

La relación nuera-suegra es espléndida y Carmen está muy agradecida a la estabilidad que la madre de sus tres nietos ha dado a su hijo. Margarita no lo tenía fácil. Cambiar de entorno familiar, país, costumbres y amistades era un reto para una chica recién salida de la mayoría de edad. Luis Alfonso reconoce que "Margarita es lo mejor que me ha pasado en la vida".

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios