Logo El Confidencial
el gran ausente

A Fernando Palazuelo, padre de la novia, "ni está ni se le espera"

Ya se contaba con la ausencia del progenitor de la flamante mujer del duque de Huéscar. Esta es la explicación que da su entorno...

Foto: Sofía Palazuelo. (Getty)
Sofía Palazuelo. (Getty)

Para muchos de los asistentes que acudieron a la boda del heredero del ducado de Alba, Fernando Fitz-James Stuart, con Sofía Palazuelo, fue una sorpresa descubrir que no había “padre de la novia”. Una figura que resulta casi tan importante y representativa como los protagonistas cuando se casan las hijas. Y en este enlace del sábado en el palacio de Liria sucedió lo mismo que en la ceremonia principesca de Harry y Meghan. Que no había padre.

A la hoy flamante duquesa de Sussex la acompañó hasta el altar el príncipe de Gales, a Sofía su hermano Jaime. Del arquitecto y promotor inmobiliario, ni rastro. De hecho, ni tan siquiera había viajado a España. En la invitación que se envió meses atrás a los más allegados haciendo participe de la boda ya no figuraba el nombre de Fernando Palazuelo, solo el de Sofía Barroso en calidad de madre de la novia.

[LEE MÁS: Fernando Palazuelo, el controvertido promotor con el que emparentan los Alba]

Fernando Palazuelo en la revista 'Poder'.
Fernando Palazuelo en la revista 'Poder'.

La frase que utilizó un íntimo de la familia materna cuando un invitado le preguntó por Fernando Palazuelo fue clara y concisa: “Ni está ni se le espera”. Utilizando la famosa frase del general Sabino Fernández Campos, jefe de la Casa de su Majestad que desmontó el golpe del 23 F, para excluir al padre de la novia de la ceremonia nupcial. Y así fue.

En realidad no hay enemistad manifiesta entre la hija y su progenitor, que tiene su cuartel general en Lima, donde vive con su mujer, con la que tuvo otros dos hijos. Ninguno de ellos formaba parte del cortejo nupcial. La razón de esa invisibilidad tiene que ver con el desapego paternofilial.

“Se hablan y se tratan desde la lejanía. Sofía pasó un tiempo en Perú, pero enseguida se volvió a Madrid con su madre. El problema para no acudir a la boda de su hija fue el veto a la otra familia. Parece que la condición fue que acudiera solo sin la compañía de su mujer y Fernando dijo que no, que si no iba con ella, no viajaba a Madrid”, explicaban a Vanitatis amistades que dan está versión para justificar la ausencia del padre.

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios