Logo El Confidencial
SU MUJER TIENE UNA ZAPATERÍA

Messi cierra su restaurante: astro en el campo pero batacazo en los negocios

Hace dos años, el hermano del blaugrana se asoció con el Grupo Iglesias para abrir Bellavista del Jardín del Norte, un macrorestaurante en Barcelona que ha tenido que cerrar

Foto: Interior del que fue restaurante de los Messi en Barcelona.
Interior del que fue restaurante de los Messi en Barcelona.

No hace ni un mes que organizaron uno de sus últimos saraos: el 15 de septiembre se celebró una sesión de magia gratuita para los clientes. El restaurante barcelonés Bellavista del Jardín del Norte, participado por el Grup Iglesias y los hermanos Messi, intentaba evitar lo inevitable. Hasta el último día ha habido algún 'evento', desde catas de vino hasta encuentros. Han sido dos años de vida casi agónicos y al final han tenido que echar el cierre.

El astro del balón, el rey del césped, no ha logrado el triunfo en su negocio de la restauración. Siempre representado por su hermano, Rodrigo, Leo Messi no tiene suficiente con poner su nombre tras una empresa para que triunfe. Rodrigo tenía el 50 por ciento del negocio.

Ver esta publicación en Instagram

@bellavistabcn 🍴🍹 😍

Una publicación compartida de AntoRoccuzzo88 (@antoroccuzzo88) el

Desde el Grupo Iglesias se admite que no ha funcionado, aunque señalan que "el establecimiento ha venido recibiendo múltiples solicitudes para albergar actividades y actos privados, tales como eventos de empresa y celebraciones particulares", algo a lo que se dedica el Jardín. Se alquila para bodas o celebraciones varias.

Implicación total

El compromiso y la implicación de los Messi, tanto Rodrigo como Leo, con el negocio ha sido importante. No solo han colgado fotografías de ellos comiendo o cenando con familia y amigos en el local, sino que era la primera piedra de un negocio que esperaban tuviera futuro e ‘hijos’.

Uno de los puestos de comida del restaurante Bellavista del Jardín del Norte.
Uno de los puestos de comida del restaurante Bellavista del Jardín del Norte.

No ha sido suficiente. Juan Carlos Iglesias, uno de los socios del grupo que lleva su nombre, achaca (en declaraciones a La Vanguardia) la crisis del negocio a varios factores: "La turismofobia, la crisis, los atentados, el aumento brutal de la inseguridad ciudadana, la política... El problema es cuando todo eso se convierte en una tendencia".

El diseño del local, a cargo de El Equipo Creativo, fue una de las cuestiones que más llamó la atención. Eran el toque personal de los Messi, que pretendían que el restaurante pareciera un pueblito. Y era así. La comida nunca fallaba, algo que sucede con todos los locales del Grupo Iglesias, conocidos en Barcelona por su Rías de Galicia y por ser los socios de los hermanos Adrià, Albert y Ferran, en ElBarri. Es decir: uno de los grupos de restauración más potentes del país.

Todo a favor

La ubicación del Jardín también es casi éxito seguro: la calle Enrique Granados es una de las más solicitadas del centro de Barcelona y sus locales están siempre a rebosar. Menos el restaurante de los Messi. El espacio, de más de mil metros cuadrados, ha sido un hándicap.

No es el primer futbolista del Barça que pincha en su negocio hostelero. Gerard Piqué cerró su hamburguesería, pero después se asoció con el grupo En Compañía de Lobos y forma parte del local Blue Spot, en la playa de Barcelona, sitio de moda.

Otros negocios

Los Messi, no obstante, han diversificado sus inversiones. A través de una sociedad de la que Rodrigo Messi es administrador único, adquirieron un hotel en Sitges a la familia Soldevila, propietaria y gestora del Majestic. Y el negocio funciona, por el momento.

Quien tiene menos posibilidades de lograr un éxito empresarial rotundo es el matrimonio. Antonella Roccuzzo, mujer de Leo Messi, abrió hace también dos años una zapatería en la avenida Diagonal de Barcelona que no termina de funcionar. Así lo dicen a Vanitatis quienes conocen el negocio de cerca: "No entra nunca nadie y la inversión es fuerte, veremos hasta cuándo".

Roccuzzo abrió su negocio en asociación con el zapatero internacional Ricky Sarkany, con Sofía Balbi, mujer de Luis Suárez, de socia. Los Suárez es otra pareja que intenta invertir las ganancias de los deportes en restauracion. Chalito, un restaurante dedicado a la carne, es el local que el baulgrana abrió en el centro de Barcelona hace un año.

La familia Messi emprendió estos negocios en España unos meses después de que el argentino fuera imputado y condenado por defraudar a Hacienda 4,1 millones de euros. La condena fue ratificada por el Tribunal Supremo.

Famosos
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios