Logo El Confidencial
se ha reconvertido en diseñadora de novias

Laura Ponte nos recibe en su casa: "No me vestiré más de novia; diseñaré para otras"

El impresionante vestido diseñado por ella para María Vega-Penichet la ha relanzado. La modelo nos recibe en su casa de Puerta de Hierro para hablar de trabajo y amor

Foto: Laura Ponte lleva jersey de Massimo Dutti y pantalón de Woolrich. (Olga Moreno)
Laura Ponte lleva jersey de Massimo Dutti y pantalón de Woolrich. (Olga Moreno)

Laura Ponte nos abre las puertas de su casa de Puerta de Hierro. Vestida con un pantalón negro y una camisa de rayas masculina lleva todavía el pelo mojado y ni rastro de maquillaje. Aun así tiene una belleza que eclipsa y hace comprender por qué ha sido una de las grandes top models de nuestro país y cómo se la rifaban diseñadores como Valentino, Karl Lagerfeld, Lacroix, Ralph Lauren o Loewe. De rostro anguloso y ojos profundos luce una sonrisa permanente con la que camufla en cierto modo su timidez.

Está encantada con su faceta de diseñadora de trajes de novia y se le nota. Habla de su trabajo con la fascinación de quien ha conseguido hacer de una de sus pasiones su forma de vida. Pero la de Laura Ponte no es la historia de una modelo que termina realizando diseños nupciales por casualidad. De hecho estudió patronaje y modelaje en la prestigiosa Parsons de Nueva York. Y como ella misma cuenta, ha tenido el privilegio de haber conocido el negocio de la moda desde todos sus prismas: pasarela, costura, consultoría o comunicación. “Llevo treinta años aprendiendo este negocio y la idea de hacer trajes de novia llevaba tiempo rondando por mi cabeza”.

LEA AQUÍ: Laura Ponte, responsable del vestido de novia que eclipsó al de Sofía Palazuelo

Boceto de Laura Ponte. (Olga Moreno)
Boceto de Laura Ponte. (Olga Moreno)

"Pedro (Letai) me ayuda a no perderme"

Quien más la ha animado a cristalizar esa idea ha sido su pareja, el poeta Pedro Letai. “Un día me vio dibujando con el dedo en el aire. (Risas). Cuando le conté que estaba haciendo un vestido de novia fue quien me animó a que el proyecto tomara forma”, reconoce. “Pedro es muy íntegro y me ayuda a no perderme”. Le preguntamos si se ve volviendo a pasar por el altar. “No, aunque nunca se sabe porque la vida no está escrita. Pero voy a hacer todos los vestidos de novia que me pondría para mis clientas”, contesta con un toque travieso echando balones fuera.

Crear un vestido de novia implica cierta relación personal. Me encanta acompañar a mis clientas en el viaje que supone crear su vestido perfecto”. La inspiración cuenta que la encuentra en cada una de ellas. “Cómo son, cómo se mueven, su postura natural, qué les gusta o su personalidad. También hay que tener en cuenta el contexto de la boda”. Una nueva faceta con la que la exmodelo está cosechando grandes éxitos. Uno de los vestidos más alabados de la temporada de bodas de este año, el de María Vega-Penichet Fierro, estaba firmado por Ponte.

Laura Ponte lleva jersey de Zara y pantalón de Uterqüe. (Olga Moreno)
Laura Ponte lleva jersey de Zara y pantalón de Uterqüe. (Olga Moreno)

Pregunta: Imagino que habrás sentido mucha satisfacción con el éxito del vestido de Maria Vega-Penichet.

Respuesta: Por supuesto, pero ha sido muy fácil porque María tenía las ideas muy claras y es monísima. Hay bodas con más repercusión que otras.

P: ¿Cómo son tus clientas?

R: Tengo de todas las edades, incluso algunas viven en el extranjero.

P: ¿Qué es lo que más te divierte de tu trabajo?

R: Que en ocasiones se empieza el vestido de una forma y termina de otra radicalmente diferente. ¡Cómo será que he empezado vestidos que acaban en pantalones! (Ríe)

Su vocación como diseñadora le viene de familia. “Mi abuelo, al que no conocí, era sastre. Era dueño de unos grandes almacenes en Asturias donde vendía toda clase de ropa y la parte de atrás era sastrería. He crecido rodeada de ropa y telas; desde pequeña dibujaba ropa y pendientes, aunque fuera en servilletas de papel”. Sus pinitos como diseñadora nupcial los hizo de la mano de Sole Alonso.

Laura Ponte lleva jersey de Equipment, pantalón de John Richmond y zapatos de Manolo Blahnik. (Olga Moreno)
Laura Ponte lleva jersey de Equipment, pantalón de John Richmond y zapatos de Manolo Blahnik. (Olga Moreno)


Su exmarido, sus hijos y su vocación

Enseguida el boca a boca empezó a funcionar. Y fue su exmarido Beltrán Gómez-Acebo, con quien mantiene una excelente relación, quien le presentó a una de sus primeras clientas. Al poco tiempo decidió montar su propio taller en el cuarto de juegos de su casa de Puerta de Hierro. “También eso fue idea de Pedro porque yo prefería buscar un local, me daba un poco de pereza montarlo en casa, pero ahora estoy encantada. Empiezo como los de Apple en un sótano”, bromea.

P: ¿Tu lugar favorito para diseñar?

R: La cocina de mi casa a las siete de la mañana en pijama.

P: ¿Y cómo recuerdas tu vestido de novia?

R: Fue un vestido que cumplió con las condiciones de muchos trajes que voy a tener que hacer. No me casaba sola. Me casaba en unas circunstancias, con un contexto que pesaba. Cuando terminó el primer baile me quité todo y me puse un pantalón vaquero y una camisa de Miguel Palacio.

Laura Ponte con camisa de Equipment y pantalón de Uterqüe. (Olga Moreno)
Laura Ponte con camisa de Equipment y pantalón de Uterqüe. (Olga Moreno)

P:¿Y a la gente no le sorprendió?

R: ¡Imagínate! (Carcajadas). Había gente que me preguntaba: ¿Pero qué haces así?. Y más tarde me tiraron sin querer una copa y tuve que volver a cambiarme. Terminé en camiseta y chanclas. Era mi día y quería bailar cómoda. De hecho en las bodas siempre termino cambiándome para estar cómoda en el baile. No sé bailar vestida de señorita y con tacones.

P: ¿Alguno de tus hijos tiene vocación de diseñador?

R: Luis quiere ser químico, siempre ha querido ser científico aunque también le llama la atención la economía. Y Laura dice que quiere tener una tienda.

P: ¿Y Laura nunca te ha dicho que quiere ser modelo?

R: Una vez me lo dijo, sus motivos eran que yo había viajado mucho y había ganado dinero. En realidad nunca les he hablado mucho de mi trabajo. De repente venían del cole y me decían que les habían contado que yo era famosa. Les expliqué que había tenido mucha suerte y que cuando empecé era una época muy distinta a la de ahora. La experiencia siempre es un grado.

Créditos:
Texto: María Luisa García Moro
Estilismo: Carla Aguilar
Fotografía: Olga Moreno
Ayudante fotografía: Helena Sánchez
Agradecimientos: Fundación Cadete

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios