Logo El Confidencial
actriz todoterreno

Aitana Sánchez-Gijón a los 50: de su alegato feminista a la marca de ropa de su hijo

La protagonista de 'La Regenta' cumple medio siglo de vida. Repasamos algunas de sus declaraciones y cómo ha manejado su vida personal y su carrera

Foto: Aitana en una imagen de archivo. (Cordon Press)
Aitana en una imagen de archivo. (Cordon Press)

“Vamos hacia allá, hacia la vejez. No me gustaría aferrarme a un deseo de eterna juventud que por otra parte sería absurdo porque una ya no es joven”. Puede que este lunes 5 de noviembre Aitana Sánchez-Gijón haya recordado ese mantra que explicó hace tiempo a 'La Vanguardia'; el mismo que le sirve para llegar a los 50 que cumple este día. Actriz todoterreno, el tiempo (y sus trabajos a las órdenes de directores tan dispares como Méndez-Leite o Bigas Luna) la han convertido en una indiscutible entre las actrices de su generación. En su vida personal, ha intentado manejar la fina línea que separa la popularidad de la exhibición pública.

[LEER MÁS: Varias actrices españolas denuncian acoso sexual, ¿a quiénes señalan?]

La actriz en los Fotogramas 2017. (Cordon Press)
La actriz en los Fotogramas 2017. (Cordon Press)

Casada en 2002 con el pintor Guillermo Papin Lucadanne, con él mantiene una relación estable que ha dado como fruto dos hijos: Teo y Bruna. Incluso cuando fue pillada en las playas de Cádiz junto a su chico, Aitana aceptó el peaje de la fama y, al contrario que otros miembros de su profesión, jamás carga contra los de la prensa de sociedad. Las pocas veces que habla de su vida privada lo hace a través de Instagram y siempre en tono positivo. “Hoy, mi cachorro mayor cumplió 17 años. Felicidades, Teo, y gracias por estos diecisiete años de felicidad (14 compartidos con tu hermana Bruna, mi cachorra pequeña). No me cabe más amor ??", escribió en febrero, cuando su primogénito cumplió esa edad.

Teo, además, es el autor de una marca de ropa: Sublime Art Club, que incluye sudaderas con citas de literatos como Albert Camus. La actriz no ha dudado en posar con algunas de ellas para echarle un cable. “Amore, me pregunta Pura (nuestra sastra) que si las sudaderas tienen talla. O son talla única”, le preguntaba públicamente en Instagram.

Uno de los aspectos más valorados por sus admiradores son sus declaraciones sobre las limitaciones de su género en una profesión que aún peca de machista. Ella, que fue 'La Regenta' de Clarín en la adaptación que TVE hizo de la famosa novela y ha estado en clásicos modernos (y muy femeninos) de nuestro cine como 'Remando al viento', 'Boca a boca' o 'La camarera del Titanic', se revela contra ello sin cargar contra las más jóvenes. Nada de divismos a lo Norma Desmond. La mejor prueba es que, hace pocos días, compartió una imagen junto a las jóvenes con las que trabaja actualmente: dos promesas como Sandra Escacena y María Pedraza y una consolidada realidad, Silvia Abascal.

Ver esta publicación en Instagram

Algo se cuece con @silviaabascal @mariapedraza_ y @sandraescacena

Una publicación compartida de Aitana Sánchez- Gijón (@aitanasanchezgijon) el

“Hasta los 35 años, siempre fui la chica de la película. Pero fue cumplir esa edad, cuando yo tenía una niña de dos años y un bebé de dos meses, y pasar a ser la madre de la chica; en concreto, en una película donde la actriz que representaba a mi hija ¡tenía 27 años! Es decir, que aquí pasas de ser el objeto de deseo a ser la madre del objeto de deseo, sin término medio”, dijo en la misma entrevista de 'La Vanguardia'.

Pero no todo son 'bienquedismos' y declaraciones políticamente correctas. Ella fue una de las primeras en hablar de acoso sexual en la industria, siendo la más lanzada. Aunque tampoco diese nombres. “Subí a esa habitación, no había cámaras ni nada, me dijo que la prueba me la haría otro día pero que quería estudiar ángulos de luz. Empezó a tocarme la cara, a colocarme el cuerpo y a aproximarse mucho. Me sentí fatal y me fui”, dijo en otra entrevista.

Aitana con su marido en una imagen de archivo. (Cordon Press)
Aitana con su marido en una imagen de archivo. (Cordon Press)

En otras ocasiones, ha preferido callar. Por ejemplo aquella vez que le preguntaron si la mismísima Isabel Preysler tenía celos de ella por su proximidad a Vargas Llosa. “Son diez años de relación profesional y de amistad”, contestó. Callada o hablando, sonriente o seria, ha conseguido mantenerse en la industria desde su estatus de mito erótico en los 90 hasta esta etapa en la que encarna a las madres o tías de alguna serie televisiva. Tarea nada fácil en el volátil y endeble mundo del audiovisual español. Y así ha cumplido medio siglo de vida. Como decía la canción, el caso es andar.

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios