Logo El Confidencial
estrena nuevo disco: 'vida'

Vuelve Ana Belén: niña humilde, símbolo antifranquista y 'esposa' feminista

La cantante y actriz fue un símbolo contra la dictadura. Pareja de Víctor Manuel, ha conseguido ser un símbolo por sí misma

Foto: Ana Belén en una imagen de archivo. (Getty)
Ana Belén en una imagen de archivo. (Getty)

Esta semana, todo el mundo ha hablado de Ana Belén. Bien sea por su visita a 'El hormiguero' para hablar de 'Vida', su nuevo disco, o bien porque, en realidad, es uno de esos personajes que siempre están ahí. Incluso en tiempos de redes sociales e inquisiciones virtuales, la artista ha conservado el respeto de todos. También su privacidad. Mucho ha cambiado la cosa desde que ella y Víctor Manuel fuesen considerados 'no radiables' por el franquismo.

Ana Belén había pasado de ser la niña mona de 'Zampo y yo' (aquella película con payaso y pequeña cantarina a lo Marisol dirigida por Luís Lucia) a una joven que resultaba molesta para la dictadura. No solo ella, también un Víctor que levantaba el puño cuando tenía que hacerlo.

Nacida en el número 11 de la calle del Oso, Mari Pili Cuesta (ese es su verdadero nombre) era una niña humilde del centro antiguo de Madrid, una de aquellas que iban a dar clase de canto con 'el marido de la señora Luisa'. Ese barrio pronto se le quedaría pequeño. Años después, siendo una jovencita, se enamoró de Víctor Manuel y conquistó la cartelera con películas que también se salían del mainstream. En 'El amor del capitán Brando' (1974), por ejemplo, mostraba los pechos, lo cual hizo que medio país pasase por taquilla para verla.

Ana Belén presenta su disco 'Vida' en 'El hormiguero'. (Atresmedia)
Ana Belén presenta su disco 'Vida' en 'El hormiguero'. (Atresmedia)

Una vez muerto Franco y aquellas etiquetas sobre lo 'no radiable' de sus canciones, Ana Belén fue catalogada como 'la mujer más deseada del cine español'. Aunque nunca se casó con Víctor, contrajo matrimonio civil con él el 13 de junio de 1972. Sin embargo, aquella unión jamás fue oficializada con papeles. Compañero de conciertos, de canciones y de vida durante más de 40 años, Víctor Manuel también ha sido para ella un socio. La mejor prueba de ello es que ambos crearon la productora cinematográfica Ion Films junto a José Luis García Sánchez. Lamentablemente, el éxito no les acompañó en aquella aventura en la que solo lograron producir once títulos. En tiempos del #Time'sUp habría que decir que nunca se ha replegado a la carrera de su mitad amorosa. Ana Belén y Víctor Manuel han conseguido, milagrosamente, tener éxito como pareja y en solitario.

Como cantantes (de 'La Puerta de Alcalá' a otros tantos éxitos) y como actriz ella, a los dos les ha ido bastante bien. Del objeto de deseo de los 70, Ana pasó a ser musa de directores como Eloy de la Iglesia (en 'La criatura', por la que fue nominada al Goya) o Manuel Gutiérrez Aragón (en 'Sonámbulos´). Para cuando llegaron los 80 y rodó 'Fortunata y Jacinta' o ' La corte del faraón', pocos dudaban de que nos encontrábamos ante una de las imprescindibles del artisteo patrio.

Ana Belén y Víctor Manuel en una imagen de archivo. (EFE)
Ana Belén y Víctor Manuel en una imagen de archivo. (EFE)

Su vida personal siempre ha sido un tema respetable para la prensa. De actuación en actuación, Ana Belén combinó los conciertos con canciones emblemáticas (de 'Lía' a 'Contamíname') con interpretaciones de relumbrón (de 'Libertarias' a 'La pasión turca') sin que nadie hablase de otra cosa que no fuese su profesión. La musa del PCE o la de la España contemporánea se ha podido permitir el lujo de no caer en la moda de lo estrafalario o la venta de las intimidades. Muchas otras de su generación no pueden decir lo mismo.

Ana Belén siempre ha hecho oídos sordos a aquellos que han dicho que pertenece a la izquierda caviar o a los que le reprochaban que tuviese una concesión extraordinaria de casa y playa privada en Menorca cuando promulgaba ideas de izquierdas. Aquello ocurrió desde 1993, durante el Gobierno de Felipe González, hasta 2010, según publicó 'Libertad Digital'. En Madrid, ella y Víctor Manuel viven en un piso cercano al parque del Retiro. Ninguno de los dos ha dudado en pronunciarse políticamente, y eso es lo que los ha convertido en un emblema de la izquierda que, paradójicamente, también respeta parte de la derecha. Hace poco tiempo, el cantautor aseguraba que “la derecha de Pablo Casado” le resultaba “insoportable”. La propia Ana cargaba este mismo verano contra estos tiempos de corrección política. “Hemos llegado a unos extremos que coartan mucho la libertad de creación”, dijo.

Ana Belén en el concierto 'Mi querida Cecilia'.
Ana Belén en el concierto 'Mi querida Cecilia'.

Comprometida, magnífica a sus 67 años y con la emoción a flor de piel que poseen las artistas de nacimiento (aún conmueven sus lágrimas televisadas en el concierto homenaje que se le dispensó a la cantautora Cecilia el año pasado), a Ana Belén todavía le queda cuerda para rato.

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios